XIX Semana Negra 3: Semos la Carpija, y qué?

Le arranco unos minutos al tiempo para mantener mi autopromesa de actualizar periódicamente este blog que es más vuestro que mio. Pasado el ecuador de la Semana, entramos en una inercía de rutina que hace que los días, y los eventos, se te pasen como estaciones desde la ventanilla de un tren. Muchos de los autores que vinieron para la Asturcón ya nos han abandonado mientras que empiezan a llegar los participantes en la Expocomic o el Guernica, entre los que encontramos nombres tan ilustres como Victor Mora o Font, entre otros.
Pero entre tarea y tarea siempre hay un hueco para cosas más gratificantes, eso forma parte del encanto de la Semana. El domingo participé en el segundo encuentro de blogueros acompañado por gente de la categoría de Gaia 56, BEF, Rafa Marín, Jesús Lens, Santiago Eximeno, Eduardo Vaquerizo o Borja Crespo entre otros. El lunes tuve la oportunidad de conocer - y tomar algo - con Richard Morgan, uno de mis escritores favoritos y más interesantes del panorama actual, que recientemente ha dado el salto al mundo del comic escribiendo una miniserie sobre la Viuda Negra. En persona es un tipo genial, simpático y abierto, que además habla castellano perfectamente. Espero volver a verlo por la Semana.
Sigo tropezándome con viejos conocidos: Rudy, Iván Olmedo, Javier Cuevas, Chus Parrado... Parece mentira que vivamos en la misma ciudad y casi no nos veamos entre Semana y Semana, aunque nos las arreglamos para saber unos de otros.
No quiero terminar este post sin colgar unas fotos de la carpa y de mis compañeros habituales: Rafa, JME, el ínclito GMF, Ofelia, Manuel y Noelia. Uno pasa muchos días metido en el EAQ y lo que lo hace tan llevadero es hacerlo en tan buena compañía. Un abrazo a todos. Nos vemos o leemos en breve, palabra.

Comentarios

gaia56 ha dicho que…
Carpija? ¡que va! me divertí mucho con vosotros... Sois una carpa guay, que es distinto.
Pasearé tu blog y espero que visites la pesía.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Es una broma privada entre nosotros, pero sin mala intención. Nos alegramos de que lo pasaras bien, el sentimiento es compartido, y por supuesto que me encanta la poesía, aunque reconozco que no la cultivo todo lo que debería. Nos vemos.