Ir al contenido principal

Colección Runas, de Alianza Editorial

Hace pocos días me hacia eco del lanzamiento por parte de la editorial Planeta de una nueva serie de CF "popular" destinada al quiosco, aunque con un precio y presentación bastante por encima de la media de productos similares. Pues bien, cual no sería mi sorpresa al descubrir durante la reciente Semana Negra que otras dos grandes editoriales se habían apuntado al carro sacando sendas colecciones de CF y/o Fantasía.
La primera de ellas sería Runas, de Alianza Editorial, una casa que ya tiene sobrada experiencia en el campo del fantástico, ya que gracias a ella muchos españoles descubrimos y crecimos con aquellas excelentes antologías de Lovecraft, sus discípulos y precursores recopiladas por Rafael Llopis y Francisco Torres Oliver (al cual pude conocer y saludar durante la Semana, satisfaciendo así uno de mis anhelos de juventud). En palabras de los editores, "Con estos tres títulos, Alianza Editorial comienza la publicación de Runas, una colección dedicada exclusivamente a la ciencia ficción y la fantasía. Su línea editorial cubrirá todo el espectro temático del género en torno a autores y libros que ya son clásicos o que están destinados a serlo". Los tres primeros títulos elegidos han sido la reedición de ckásico de Poul Anderson La espada rota (ya publicado hace años por Anaya en última Thule, pero inencontrable hoy en día); Sueños nuevos por viejos, una excelente recopilación de relatos de Mike Resnik, autor entre otras de Santiago (Nova) y La dama oscura (Corvus); y El proyecto Ánfora, de William Kotzinkle.
Destacar sobre todo la presentación, muy cuidada, en formato rústica con solapas de 14,50 x 22 cm y unas portadas francamente atractivas, en la mejor tradición de la casa. A continuación adjunto el link para quienes quieran tener más información: 


La otra gran sorpresa es la colección Fantasy-Nebulae de EDHASA, una editorial que en las últimas décadas se ha volcado en la novela histórica y la narrativa contemporanea, pero que regresa ahora por sus fueros con una nueva colección dedicada al fantástico. Para empezar, anuncian la anhelada recuperación de Las Crónicas de Elric del escritor británico Michael Moorcock. El primer volumen, ya publicado, incluye las dos primeras novelas de la saga: Elric de Melniboné y La Fortaleza de la Perla. Las novelas se editarán respetando el orden cronológico de la historia recomendado por el autor y en un total de cuatro volúmenes. La edición, en tapa dura, incluirá un mapa y unas guardas dibujadas por Carlos de Miguel exclusivamente para esta obra. La ilustración de la cubierta y contracubierta de este primer volumen viene firmada por Chris Achilleos, uno de los más reconocidos y prestigiosos ilustradores del Fantasy.
Ambas novedades no dejan de ser una buena noticia por todo lo que aportan a la oferta del género en nuestro país, tan sólo esperemos que la gente responda y ambas ofertas se consoliden para que puedan seguir recuperando clásicos u ofreciendo novedades tan estimulantes como estas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Alejandro

Me presento: me llamo Mikel y trabajo para una empresa editorial francesa llamada Ankama Edition. Queremos presentar dentro de un par de meses un cómic. Nos gustaría poder mandaros un número a ti y a algunos de los periodistas que estuvieron en el Festival de cómic de Gijón, pero me estoy volviendo loco para encontrar vuestros mails. Por favor, si estás interesado mandame un mail a mraposobautista%ankama.com.

Un saludo

Mikel

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…