Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

El rincón de Michelle Jenner

Michelle Jenner está en la cresta de la ola. Su magistral interpretación como Silvia, una joven sometida desde la infancia a abusos sexuales por parte de su progenitor en la memorable No tengas miedo (2011) de Montxo Armendáriz le ha supuesto el reconocimiento unánime del público y de la crítica especializada, además de numerosos premios e incluso una nominación a los Goya en la categoría de Mejor Actriz Revelación. Sin embargo, es necesario señalar que nada sale de la nada, y mucho menos el éxito; y el de Michelle, en concreto, es fruto de una de las carreras más sólidas, honestas y brillantes de nuestro cine.
Parafraseando a Sherlock Holmes, Ella es la Mujer. Ha hecho de todo, y todo bien: intérprete de cine, teatro y TV; modelo, cantante, bailarina o presentadora, entre otras muchas múltiples actividades. Si Michelle no existiera, habría que inventarla. Sirva pues esta recopilación como un sincero y respetuoso homenaje hacia una de las actrices con más talento y futuro del cine esp…
Entradas recientes

El cine histórico de Ridley Scott: una retrospectiva

Muy probablemente, Ridley Scott pasará a la historia del Séptimo Arte gracias a contar en su haber con dos clásicos de culto como son Alíen (1979) y Blade Runner (1982). Sin embargo, hay otra faceta de su filmografía que no por más comercial resulta menos interesante, como son sus incursiones en el cine histórico o de época, que nos ha dejado también filmes tan memorables como Gladiator (2000) o, más recientemente, Éxodus (dioses y reyes), su muy personal revisión del mito de Moisés y el éxodo del pueblo hebreo rumbo a la tierra prometida. Así pues, por una vez (y sin que sirva de precedente) nos olvidaremos de Rick Deckard y de la Tte. Ripley para centrarnos en el Scott más épico, idealista y, en ocasiones, romántico. ¿Están listos? Pues allá vamos. Antes de Alíen, estuvieron Los duelistas, una inspirada recreación de las guerras napoleónicas a través de la rivalidad en el tiempo entre dos oficiales del ejército francés, brillantemente interpretados por Keith Carradine (d'Hubert…

Recordando "Noche de Miedo" (1985)

"Bienvenidos a la noche de miedo. La auténtica". (Jerry Dandridge en Noche de miedo, 1985).
Los ochenta fueron una buena década para el cine de terror, en general, y para el género de vampiros, en especial, que nos dejó títulos tan interesantes como Salem's Lot (1979), Vamp (1986), Turno de noche (1987), Jóvenes ocultos (1987) o Los viajeros de la noche (1987), además del que ahora nos ocupa. En general, todas estas películas intentaban actualizar la figura del no muerto, alejándola de la estela de Lee y Lugosi e intentando imaginar como se comportaría un vampiro que realmente existiese hoy día. Así, en Vamp, Grace Jones es la dueña de un club nocturno de strip-tease donde los clientes suelen desaparecer más de la cuenta; en Turno de noche encontramos a un vampiro que trabaja de taxista una vez que se ha puesto el sol, y en Noche de miedo Jerry Dandridge parece más un sofisticado hombre de negocios de San Francisco que un chupasangres gótico a lo Nosferatu. Lejos quedab…

Recordando Viernes 13 (1980)

En la primera entrega de Scream (1996) Casey (Drew Barrymore) sufría una muerte horrible por no saber contestar una pregunta sobre la saga Viernes 13. Vale, es muy probable que la hubiesen matado igualmente aunque hubiese acertado, pero sirva el dato como ejemplo de la fama e influencia de este filme, uno de los pioneros del terror slasher, que ha conocido un remake además de innumerables secuelas, crossovers y homenajes como el que le rinde el cineasta Todd Strauss-Schulson en la reciente The final girls (2015).
En cierto modo, Jason Voorhees ha sido víctima de su propio éxito y, al igual que le ha pasado a otros personajes de ficción, mucha gente (incluso los que han visto todas las películas) mezcla o confunde detalles acerca de su biografía, al igual que hacía Drew Barrymore al atribuirle el papel de villano de la primera entrega de la saga cuando, en realidad, tal y como le replicaba el asesino, ese honor recaía en la madre del propio Jason, el cual apenas hacia acto de presencia…

The Terminator: Los Asesinos del Tiempo

En realidad, hay tantas líneas temporales posibles de Terminator como películas (y series) se han rodado. Y es que tras el estreno de cualquiera de ellas, nadie sabía que era lo que se iba a encontrar en la siguiente entrega (¡sorpresa!), por lo que las editoriales de comic y demás merchandasing que en ese momento detentaban los derechos de la franquicia tenían que tirar por donde pudieran, trabajando con lo que ya tenían, e imaginando lo que iba a pasar a continuación a partir de las pocas pistas que Cameron había ido dejando caer en The Terminator (1984) y su secuela, T2 (1991), lo que explica que dentro de las adaptaciones al comic de la franquicia haya tantas contradicciones y cabos sueltos como dentro de la propia saga cinematográfica, en la que la fecha del Día del Juicio se ha ido retrasando y ya nada es seguro, ni siquiera el destino final de John Connor.
La primera editorial en explorar el universo de Terminator fue la desaparecida independiente Now! poco después del estreno …

John Connor a través del tiempo y del espacio

"Si estás oyendo esto, eres la Resistencia".
John Connor es un fantasma. Mientras que otros personajes de la saga se han construido con más consistencia (Sarah Connor) o han contado siempre detrás con el mismo actor (Arnold Schwarzenegger, Earl Boan, etc.) la figura de John Connor se ha construido paso a paso, con diferente aspecto a lo largo de los años, y a veces incluso de forma contradictoria con lo ya visto en pantalla.
La primera vez que oímos hablar de Connor es en la película original de 1984, cuando Kyle Reese le habla a Sarah acerca del futuro líder de la resistencia. En aquel momento la información es muy exigua, probablemente porque el propio Cameron no tenía aun claro cómo iba a desarrollar la historia, pero es evidente que Connor ya sabía que Reese era su padre, puesto que se aseguró de enviarlo al pasado, además de darle la fotografía de Sarah que esta se hace al final de la película. En su novela gráfica The Burning Earth (1990) Alex Ross visualiza a Connor co…

Darío Argento y la trilogía de las Madres

Darío Argento pasará a la historia del cine como uno de los renovadores del cine de terror italiano del último tercio del siglo XX y como uno de los impulsores del Giallo, ese género a medio camino entre el thriller policiaco y el slasher (con algo de tintes gore) que conoció su mejor época entre 1965-1985, en buena medida gracias al protagonista que hoy nos ocupa, aunque en esta ocasión queremos centrarnos en otra parte de su trabajo quizás no tan conocida, pero no por ello menos interesante, como es el caso de la trilogía de las Madres o, como se la conoce también en italiano, La terza Madre, compuesta por Suspiria (1977), Inferno (1980) y La madre del mal (2007).
A grandes rasgos, la trilogía se centra en la historia de tres brujas (Mater Suspiriorum, Mater Tenebrarum y Mater Lachrymarum) que han sobrevivido ocultas hasta nuestros días en tres edificios construidos expresamente para ellas en diferentes ciudades, a saber, Friburgo, Nueva York y Roma. Sin embargo, una a una las tres M…

Los rivales de James Bond

En 1953 aparecía publicada Casino Royale, la primera de las novelas protagonizadas por James Bond y escritas por Ian Fleming. Pero no fue hasta el estreno de 007 contra el Dr. No (Terence Young, 1962) y, sobre todo, de Goldfinger (Guy Hamilton, 1964) que se desató la Bondmania, propiamente dicha.
No es que James Bond fuese el primer espia de ficción, ni mucho menos. Antes de él ya existian personajes a medio camino entre el género "serio" y el pulp, como Simon Templar, alias el Santo, el aventurero y hombre de acción creado en 1928 por Leslie Charteris, o el agente secreto X9 original (antes del reboot firmado por Archie Goodwin o Al Williamson). E incluso, de forma paralela a Fleming, otros autores desarrollaban sus propios personajes, como el George Smiley de John Le Carré. Pero 007 era mucho 007. Desde esa mítica escena de presentación en la que Sean Connery dice: "My name is Bond, James Bond", vestido de esmoquin a la vez que le da fuego a una bella damisela, …