XIX Semana Negra 2

Tras varios días de arduo trabajo por fin ayer tuvo lugar la inauguración oficial de la Semana y salvo puntuales problemas relativos a la instalación eléctrica (que dió guerra hasta el último minuto) conseguimos, una vez más, haciendo honor a nuestra fama, que todo estuviera a punto para el paseillo de visitantes oficiales, entre los cuales, además de esponsores y organizadores, se encontraban como es habitual el Sr. Presidente de esta nuestra comunidad (al que tuve el honor de estrechar la mano) y la sra. alcaldesa, haciendo gala de su simpatia y cordialidad habituales.
Siempre he dicho que lo más gratificante de la Semana no es la paga final ni los vales gratis de comida (bueno, todo eso también, pero de forma secundaria) sino las oportunidades para conocer gente o reencontrarte con viejos conocidos que no sueles ver durante el resto del año, como es el caso de Roberto (un abrazo muy fuerte desde aquí), los chicos de producción, los Setos o el personal de secretaría (todos ellos puntales indispensables de la Semana) y una lista demasiado extensa de más personas de las cuales tampoco quiero olvidarme. Este año quiero también hacer una mención expresa a nuestro compañero, Justo Vasco, recientemente fallecido, cuya presencia todavía se deja sentir en la Semana entre todos los que tuvimos el placer y el privilegio de conocerle.
En breve llegaran más viejos conocidos, habituales de la Semana, como el infatigable dibujante Enrique Vegas (que estoy seguro de nuevo tendrá un éxito envidiable con sus sesiones de firmas y dibujos) y el Gran Escritor, con letras mayúsculas, León Arsenal, autor de las recientes y excelentes novelas "El espejo de Salomón" y "La boca del Nilo" (¿que no las han leido todavía? ¿Y a que esperan?).
En el apartado de nuevos conocidos, ayer tuve la ocasión de pasar varias horas en compañía del escritor búlgaro de CF Khristo Poshtakov, un nombre relativamente desconocido aun en nuestro país donde sólo se han publicado dos de su, por otra parte, excelentes trabajos: la novela "Industría, luz y magia" (en Bibliopolis Fantástica) y su antología de relatos "La Transformación" (en Neverland Ediciones). Un hombre cordial y fascinante, tanto en su faceta de escritor como persona. Sus historias, impregnadas de un fino sentido del humor, se caracterizan por introducir lo fantástico en ambientes cotidianos de una forma natural, al tiempo que subvierte los tópicos habituales del género y les da un nuevo enfoque, más humano y divertido. Si ya se sienten tentados de leerlo, les aconsejo que le den una oportunidad y seguro que coincidiran conmigo en que merece la pena. Puestos a mojarme, mi historia favorita de Poshtakov es "La transformación", el relato que da nombre a la antología del mismo título, y que ha sido traducida al castellano precisamente por el antedicho Arsenal.
Y eso es todo de momento. Hoy por la tarde, segunda jornada maratoniana que empieza a las 6 con una presentación de
Poshtakov a cargo de Germán Menéndez, seguida a las 7 del documental "Cuatro miradas privadas" del conspicuo Germán (si, el mismo de hace un par de lineas), una tertulia policiaco-literaria a cargo del escritor del género Alejandro Gallo, la presentación de Primalitera y Literaturas.com, una charla sobre el género Gótico y por último, pero no menos importante, la primera entrega del ciclo de cine Yakuza coordinado por el experto Iñaki Huidobro, "Battles without human and humanity 1", que contará para la ocasión con la compañía del crítico de cine Jesús Palacios. ¿Y se lo van a perder?

Comentarios