Ir al contenido principal

Simplemente Gary Frank

Con motivo de las presentes Jornadas del Comic de la villa de Avilés, uno de los organizadores, GMF, me había pedido un breve comentario sobre uno de los artistas invitados, Gary Frank, para la guía oficial de las Jornadas; trabajo que una vez hecho hube de retocar porque se apartaba de lo que los responsables buscaban, de tal manera que la versión que finalmente verá la luz es bastante distinta de la que redacté originalmente. Como quiera que me daba pena desaprovechar el original, y además Frank es un autor que se ha movido siempre en el terreno del comic de ciencia-ficción y/o terror, me ha parecido oportuno ofreceroslo aqui en exclusiva (e incluso, quienes tengan la guía, podran hacer odiosas comparaciones).
"Este chico promete"; debió pensar Peter David al ver el elevado nivel de calidad con el que Gary Frank ilustraba sus guiones para The Incredible Hulk. Tanto, que cuando en 1996 DC le ofreció la oportunidad de relanzar la nueva versión post-crisis de Supergirl, no tuvo ningún reparo en volver a colaborar de nuevo con el británico en una tanda de episodios que han hecho historia.
Nunca Supergirl había lucido en un comic tan impresionante y a la vez atractiva, mitad ángel, mitad demonio. El personaje original no era más que una insulsa versión femenina del Hombre de Acero, políticamente correcta y tan interesante como el capítulo 1001 de Dallas. Peter David cambió todo eso. Cogió a la criatura de protomateria llamada Matrix y la fusionó con una adolescente moribunda llamada Linda Danvers para a partir de ahí, con la colaboración invalorable a los lápices del artista que nos ocupa, empezar a reconstruir al personaje. David y Frank recrean una nueva Supergirl para los 90, con una nueva identidad, un renovado e interesante plantel de secundarios y un nuevo enfoque que mezclaba el comic tradicional de superhéroes con la ciencia-ficción, el terror e incluso algunos toques de Fantasy cuidadosamente aderezados.
Buena parte del mérito por la atractiva estética de la serie se debe al gran trabajo que realizó Frank en ella. De hecho, pese a que el británico sólo se encargó de los nueve primeros de los 80 episodios totales de la serie, su aportación es fundamental, ya que él es quien plasma la imagen definitiva de Linda Danvers / Supergirl, su familia, amigos y enemigos, ciudad y entorno, que con mayor o menor fortuna intentarán continuar fielmente sus sucesores, como Leonard Kirk.
Nacido en Bristol en 1969, Gary Frank se ha labrado una sólida reputación como uno de los mejores dibujantes británicos de comic de los últimos años. Aunque el artista cita entre sus principales influencias a autores como Steve Rude, Jaime Hernández, Alan Davis o Jim Lee, su estilo recuerda más al de su compatriota Brian Bolland, por la rotundidad de sus trazos, el gusto por el realismo detallista y su habilidad al dibujar seres vivos, ya sean humanos o animales (su Gorilla Drodd es uno de los mejor dibujados en comic alguno) lo que lo entronca a su vez con maestros clásicos de la ilustración como Burne Hogarth.
Frank se dio a conocer a principios de los 90 por sus trabajos para la filial británica de Marvel Comics, para la que dibujó series como Motormouth & Killpower y Dark Angel, que le ayudaron a dar el salto al mercado norteamericano. Ya en los EEUU, su primer trabajo importante sería una larga etapa en The Incredible Hulk, con Peter David, con el que repetiría créditos en Supergirl. Tras algún otro encargo para la DC, como el especial Black Canary / Oracle: Byrds of Prey en 1996 (del que el autor se siente especialmente orgulloso, y que fue el origen de la serie del mismo nombre) o la ya citada Supergirl decidió estrenarse como autor completo y probar suerte en el siempre difícil mundo de la autoedición con Kin: Descent of Man (2000/2001), que había de ser la primera entrega de un puzzle compuesto por varias miniseries que narraban el enfrentamiento en la actualidad entre los descendientes de los neandertales y sus ancestrales enemigos, los cromañones (o sease, nosotros). Frank fusiona la antropología con la ciencia-ficción y el comic de espías en los seis números que componen esta primera (y única hasta la fecha) miniserie, con un final mucho más abierto de lo que desearían sus lectores.
A continuación vino Midnight Nation (2001/2002) la primera de sus colaboraciones con el guionista estrella del momento, J. M. Straczynski, un comic de terror metafísico con críticas soterradas a la sociedad de consumo y al American way of life. En ese mismo año de 2002 firma un contrato de exclusividad con la editorial Marvel, donde tras hacer algún número suelto de relleno pasa a convertirse en el dibujante regular de Supreme Powers, también bajo la batuta de Straczynski, en la que actualizan el origen del Escuadrón Supremo con un enfoque más adulto, crudo y realista.
Si hubiera que resumir en pocas palabras las claves del éxito de Gary Frank podríamos decir que es un gran profesional, cumplidor y perfeccionista, amén de creador de un estilo gráfico muy personal y atractivo. Frank es un dibujante más clásico y académico que experimental. Frente a la espectacularidad distorsionada de un, por ejemplo, Rob Liefeld, Frank es un narrador nato; un experto en el difícil arte de saber contar una historia en viñetas, algo tan básico y que sin embargo tantos supuestos profesionales olvidan. Asimismo, domina a la perfección la anatomía humana, así como la perspectiva y la profundidad desde todo tipo de ángulos y planos. Su dibujo es claro y preciso, rico en matices y detalles sin llegar a caer en el horror vacui ni el recargamiento excesivos; aunque tal vez por ello en ocasiones semeja un tanto frío y estático. Ya hemos comentado las reminiscencias a Bolland, aunque con marcadas diferencias, ya que mientras que el dibujante de Juez Dredd suele imprimir un toque caricaturesco a sus trabajos, el estilo de Frank es más realista y elegante. Sus personajes no son tan expresivos y tienen siempre un aire de seriedad melancólica que les caracteriza, características todas ellas ya presentes en su Supergirl y que el artista ha pulido y perfeccionado en obras posteriores.
En la actualidad, el dibujante alterna su trabajo al frente de Supreme Powers con el diseño ocasional de ilustraciones o portadas para otras series de la casa. Su visita a estas Jornadas del Comic de la villa de Avilés supone una oportunidad de oro para todos los admiradores patrios de su obra de conocer de cerca a uno de los mejores dibujantes del momento y que, a buen seguro, aun tiene mucho – y mejor – que ofrecernos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…

Las aventuras de Han Solo

Harrison Ford está viviendo una madurez espléndida. Tras interpretar por cuarta vez a Indiana Jones en 2008 (1), hemos podido verle en títulos tan llamativos como Cowboys & Aliens (2011), El juego de Ender (2013) o Los Mercenarios 3 (2014). En el 2015 retomó su papel como Han Solo en el Ep. VII: El despertar de la Fuerza, en breve podremos verle de nuevo como el caza-replicantes Rick Deckard en Blade Runner 2049 (Dennis Villenueve, 2017) y es posible que vuelva a dar vida al veterano arqueólogo en un nuevo proyecto, aun por concretar, previsto para 2020.
A mayor abundamiento, [Spoiler] su "muerte" en el momento álgido del Ep. VII [/Spoiler] ha despertado el interés por Han Solo, un personaje que si bien forma parte importante de la cultura popular de las últimas décadas, rara vez ha tenido ocasión de brillar por separado, compartiendo la mayoría de sus aventuras junto a la princesa Leía, Luke Skywalker, Lando Calrissian y, cómo no, R2D2 y C3PO. Sin embargo, en algunas oca…