Asturcon 2

Todo lo bueno se acaba, y la Asturcón no podía ser una excepción. Se va, no obstante, con el mérito de haberse superado y haberse puesto a si misma el listón muy alto para próximas ocasiones. El verano pasado tuve la oportunidad de hacer la crónica de la convención para el Solaris y ya entonces apunté que la Asturcón prometía. Pues bien, tras asistir este año como invitado vocacional creo que poco o nada le tiene que envidiar este certamen a otros muchos de los que se celebran en este país antaño llamado España. El único detalle a lamentar - que no es responsabilidad de los organizadores - es que algunos invitados, como Domingo Santos o Corominas no hayan podido acudir; en el otro platillo de la balanza, ahí estuvieron Torres Quesada, Priest, Sapkowski, Aguilera, Marín, Alejo Cuervo o Rodolfo Martínez, entre otros nombres ilustres del mundillo. En cuanto al apartado de organización, charlas y actividades paralelas me parece justo darle de notable para arriba, y ello solo para poder darle el sobresaliente el próximo verano. Creo sinceramente que Cuevas, Rudy y el resto del equipo pueden irse a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho. El año que viene más y mejor.

Comentarios