De Cine: Vincenzo Natali

El director, tras la cámara
Con apenas media docena de títulos en su haber, Vincenzo Natali se ha convertido en uno de los nombres de referencia del fantástico cinematográfico, un autor imaginativo e inquietante como pocos, dueño de una estética muy personal que no obstante acusa la influencia de otros cineastas de relieve de las últimas décadas tales que David Cronemberg o, en menor medida, Tobe Hooper, por su estilo realista, casi documental, pero también por la forma en que lo irreal se va entremezclando con lo cotidiano.

Cube (1997)
Natali irrumpió en el medio con fuerza gracias a Cube (1997), la historia de un grupo de personas atrapadas en un laberinto letal lleno de trampas y enigmas, y del que no está claro cuál es su origen o función, aunque en su secuela Cubo: Hyperdrive, y en la préciela Cube: Zero se especula con un experimento gubernamental para controlar a la población y deshacerse de sujetos incómodos. Sin embargo, en Cube ya están presentes muchas de las coordinadas estéticas y argumentales de Natali: el misterio, la acumulación de golpes de efecto, el dejar que la historia se vaya aclarando por sí misma sin recurrir a explicaciones innecesarias que rompan el ritmo de la película, etc. Esquema que retomaría en 2002 con Cipher, una compleja trama futurista de espionaje industrial, o poco después con la surrealista Nothing, donde dos amigos y compañeros de alquiler descubren un buen día que el mundo exterior ha desaparecido.
Tras un intervalo de seis años Natali regresó a las salas de cine con Splice, tal vez su proyecto más ambicioso, donde la pareja formada por Adrián Brody y Sarah Polley interpretan a dos ingenieros genéticos obsesionados con la idea de crear una nueva forma de vida. Sin embargo, esta revisitación del mito de Frankenstein no resulta tan inspirada como sus filmes precedentes, pese a que tiene momentos de auténtica fuerza, por no hablar de su impactante final. Algo parecido ocurre con Haunter (2013), una historia de casas (¿o fantasmas?) encantadas que en España ni siquiera se estrenó en salas de cine y que algunos sólo pudimos ver durante su pase en festivales como el FICX de Xixón. La película tiene un arranque notable, aunque decae durante su segunda mitad, una vez se desvela el enigma que aqueja a los protagonistas.

Haunter, la película maldita
Desde entonces Natali se ha volcado en televisión, un medio que no le es ajeno (entre 1998-1999 ya dirigió la miniserie La Tierra: Conflicto final). Más recientemente ha participado en títulos tan interesantes como Darknet (2013), Hannibal (2014-2015), Orphan Black (2015), The Strain (2015), Wayward Pines (2016), o Luke Cage para Netflix, por poner varios ejemplos. Para el futuro tiene pendiente de estreno American Gods (lo nuevo de Gillian Anderson), además de colaborar en una nueva serie de televisión de Star Trek para la CBS. A título anecdótico, Natali es un competente ilustrador, que ha dibujado numerosos storyboards para diversas series y películas. Ya en un terreno más personal, aunque todos sus trabajos me encantan, reconozco una especial debilidad por la trilogía de Cube, así como por la serie de televisión Darknet, que me parece uno de los proyectos más interesantes que hemos podido ver en pantalla durante los últimos años. Pendientes de recibir sus próximos trabajos, podemos matar el tiempo revisionando sus no tan viejos filmes, con la esperanza de que - entretanto - alguien se anime a editar Haunter en castellano (soñar no cuesta nada).


Filmografía:

- Cube (1997)
- La Tierra: Conflicto Final (Serie de TV, 1998-1999)
- Cipher (2002)
- Nothing (2003)
- Splice (2009)
- Haunter (2013)
- Darknet (Serie de TV, 2013)
- Hannibal (Serie de TV, 2014-2015)
- Orphan Black (Serie de TV, 2015)
- The Strain (Serie de TV, 2015)
- Wayward Pynes (Serie de TV, 2016)
- American Gods (Serie de TV, 2017)
- Star Trek: Discovery (Serie de TV, 2017)

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
De este director me gusta mucho "El Cubo", que los otros filmes no los he visto. No obstante muchas ganas tengo de revisar el resto de su filmografía. No sé si sabes que la miniserie de "American Gods" está basada en la novela más importante de Neil Gaiman, razón por la cual hay que esperarla con muchas ganas.

Entradas populares