Jugando a poner cara: The Punisher

Thomas Jane como el Castigador
“En ciertas situaciones extremas, la ley es insuficiente. Y para compensar su insuficiencia, es necesario actuar fuera de la ley. Luchar por la justicia natural. Esto no es venganza. La venganza no es un móvil válido, es una respuesta emocional. No, nada de venganza. Solo castigo.”

(Thomas Jane como El Castigador, 2004).

Frank Castle, alias The Punisher, vio la luz como personaje secundario en el número 128 de The Amazing Spider-Man (Febrero de 1974), de la mano de Gerry Conway (al guión) y de Ross Andru y John Romita Sr. en el apartado gráfico. Según sus creadores, Castle era un veterano de Vietnam reconvertido en justiciero implacable tras haber sobrevivido al asesinato de su familia durante un ajuste de cuentas entre mafiosos. Aunque haya quien señale sus semejanzas con El Ejecutor, otro personaje creado en 1969 por el escritor Don Pendleton, lo cierto es que Castle se enmarca dentro de una tradición de justicieros urbanos característica de la sociedad norteamericana de los setenta y principios de los 80, cuyas influencias también se pueden rastrear en filmes como El justiciero de la ciudad (Michael Winner, 1974), o Harry el Sucio (Don Siegel, 1971, y posteriores).
Eterno secundario de las colecciones de Spider-Man y Daredevil, en Marvel se resistían a cederle el protagonismo a un asesino confeso y orgulloso de serlo, aunque fuese en nombre de la Justicia. Sin embargo, ya entrados los ochenta su popularidad había crecido tanto que las aventuras de Castle abarcaban no una, sino hasta tres colecciones, además de numerosas miniseries, números especiales y team-ups con el resto del Universo Marvel. Castle, de hecho, fue uno de los primeros personajes de la casa en probar suerte en la gran pantalla, aunque (como veremos) con desigual fortuna.

Lundgren, un Castigador teñido
El primer actor en vestir el uniforme del Castigador fue el sueco Dolph Lundgren (Estocolmo, 1957), muy popular en los ochenta gracias a su papel como Iván Drago en Rocky IV (1985), el cual tuvo que teñirse de moreno para interpretar al personaje en The Punisher (1989) de Mark Goldblatt. Tal y como lo habían concebido sus creadores, Castle era un veterano maduro pero en excelente forma física, de facciones afiladas, cabello oscuro y peinado hacia atrás con pronunciadas entradas a ambos lados que le hacían parecer aun mayor. Klaus Janson, primero, y Jim Lee después, terminaron de perfilar su imagen, con un aspecto más juvenil y similar al que lucia Lundgren en la película. Lo cierto es que el actor no daba mal el tipo, aunque este primer Castigador era un filme modesto que se apartaba - hasta cierto punto - de las raíces del personaje al hacer que Castle fuese un ex policía en vez de un militar, tendencia que se repetiría en versiones posteriores, y a que no use su uniforme característico con la calavera en el pecho (se pensó, en su momento, que este era demasiado agresivo para ser exhibido en pantalla). Así y todo la historia tiene algunos puntos de interés, como el refugio subterráneo del Castigador, o la presencia de los yakuza como villanos, que no dejan de darle un toque exótico y algo oriental al filme. A título anecdótico, para su estreno en España el título original se cambió por el más convencional de El Vengador (se ve que la distribuidora no tenía claro de qué iba exactamente eso del castigo, y tenían miedo de que la gente lo confundiese con una película sadomaso).
Quince años más tarde, y ya en plena ebullición del universo Cinematográfico Marvel, Castle regresó a la gran pantalla, esta vez en una súper producción y con los rasgos del actor Thomas Jane, un tipo que apuntaba maneras en títulos como Boogie Nights (1997) o Deep Blue Sea (1999), pero que finalmente ha quedado relegado a trabajar en la pequeña pantalla, cuando no en modestos papeles secundarios o de reparto. Su Punisher mezcla elementos del origen clásico del personaje con la exitosa (por aquel entonces) etapa de Garth Ennis y Steve Dillon. De hecho, el guión adapta a grandes rasgos los doce primeros números del comic de Ennis, aunque cambiando a Ma Gnucci por el mafioso Howard Saint (un sobreactuado John Travolta) como villano. Al igual que en el caso de Lundgren, el Castigador de Thomas Jane es un ex policía, aunque aquí la escena del asesinato de su familia sea mucho más detallada y espectacular que en el filme previo de 1989, donde se resolvía con un coche bomba. Destacar que esta fue una de las últimas oportunidades que tuvimos de ver en pantalla al gran actor Roy Scheneider, como el patriarca de la familia Castle. Jane, por su parte, realiza un trabajo convincente aunque su personaje es mucho más políticamente correcto que en los comics, mientras que el sentido del humor y la mala leche de Ennis brillan por su ausencia. Así y todo, se valoró la posibilidad de que el actor interpretase al Castigador en una nueva película, aunque finalmente diferencias creativas entre este y los productores acabaron desembocando en un nuevo reseteo del personaje a través de una versión aun más oscura y violenta que sus predecesoras (inspirada en la línea MAX de Marvel), a cargo del televisivo Ray Stevenson (Titus Pullo en Roma, la célebre serie de TV del canal privado HBO) y titulada Punisher: War Zone (2008) como una de las series del comic.

Ray Stevenson, ¿el Punisher de Tim Bradstreet?
Curiosamente, de los tres actores comentados hasta ahora, Stevenson es el que más se acerca al perfil del personaje. Su Punisher es duro, frío e implacable, aunque conserva ese código de honor característico del Castle original que le obliga a respetar (hasta cierto punto) la ley y proteger al inocente. Sin embargo, la película tuvo una tibia acogida y, de hecho, en España no se estrenó en salas de cine, pasando directamente al mercado de venta y alquiler en DVD y/o bluray.
¿Qué ha sido de cada uno de estos intérpretes? Stevenson ha seguido trabajando sobre todo en televisión (hemos podido verle en Black Sails, por ejemplo) aunque también ha participado en el elenco de películas como Thor: El Mundo Oscuro (2013) o Divergente (2014). Lundgren tuvo su momento de gloria dentro del cine de acción (incluso llegó a rodar con John Woo) antes de acabar refugiándose en la serie B más video casera y de que Stallone le rescatase del olvido gracias a su trilogía de Los mercenarios. Jane, por su parte, ha mantenido una trayectoria más discreta de lo que sus comienzos daban a entender, aunque ha seguido en activo y trabajando en series como The Expanse (2015) o Texas Rising (2015). En el 2012 volvió a encarnar al Castigador en Dirty Laundry, un corto de apenas 15 minutos de duración que se exhibió en la Comic Con de San Diego de ese mismo año, dirigido por Phil Joanou y donde contó con la colaboración de Ron Perlman. Señalar que se trata de una de las mejores historias del personaje, donde Jane se reivindica como Punisher y nos demuestra como este debería ser en pantalla y pocas veces (por no decir casi nunca) se ha conseguido.
¿Y quién podría ser Frank Castle en futuras entregas? Al que esto suscribe siempre le ha parecido que el británico James Purefoy (el inquietante Joe Carroll de The Following) bordaría el papel, aunque al igual que muchos Bond, es cierto que Purefoy empieza a ser demasiado mayor para el personaje, por lo que alternativamente me decantaría por Tom Hardy, el nuevo Mad Max, que ya demostró su talento para dar y recibir golpes en filmes como Sucker Punch (2008), Rock'n'rolla (2008) o la trilogía fílmica del Caballero Oscuro de Christopher Nolan. El futuro dirá, aunque parece que el de Castle pasa por la televisión, en vez de la gran pantalla, tal vez como protagonista de su propia serie, al estilo del Hombre sin Miedo.

Filmografía:

- The Punisher (Mark Goldblatt, 1989) con Dolph Lundgren.
- The Punisher (Jonathan Hensleight, 2004) con Thomas Jane.
- Punisher: War Zone (Lexi Alexander, 2008) con Ray Stevenson.
- The Punisher: Dirty Laundry (Phil Joanou, 2012) con Thomas Jane.

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
Me encanta este personaje, sus cómics, sus pelis (en especial el cortometraje, que se lo he mostrado a mis alumnos en varias ocasiones) y recuerdo con mucho cariño su destacado papel en la serie animada noventera de Spiderman. Me contenté mucho cuando supe que venía dentro de la segunda temporada de la serie de TV de Daredevil. El primer filme lo vi de adolescente y sería muy feliz teniéndolo de nuevo para disfrutarlo ahora como adulto y más conocedor del personaje ¿Alguna vez leíste sus dos geniales crossover con Batman? (el primero con Bruce y el segundo durante la etapa de Azrael)...¡Excelentes! Las otras dos pelis las tengo originales hace tiempo, pero me gusta más las de Thomas Jane, si bien la otra no dejo de gozarla y más porque sale Jigsaw.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Caveda ha dicho que…
La serie animada no la he visto, pero yo soy fan desde sus primeras apariciones en Spider-Man,y me encantaron las aventuras escritas por Mike Baron y Chuck Dixon, entre otros. Por no hablar de Garth Ennis y Steve Dillon, que le dieron nuevo impulso en una época en que estaba de capa caida. La de Jane es mi favorita también, aunque encuentro aspectos interesantes en las otras dos. ¡Saludos!