Ir al contenido principal

X-Men: Días del pasado (y del futuro)


Pasado, presente y futuro de los X-Men
Hace poco escribía, con motivo del estreno de la reciente Los Vengadores: La era de Ultrón (2015) que los estudios Marvel habían dado en la diana con su particular universo interconectado, al lograr llegar a un público más amplio que el tradicional aficionado al género de superhéroes, hasta el punto de inspirar a su Distinguida Competencia, que planea repetir la jugada con las próximas entregas de Batman, Superman y Wonder Woman. Sin embargo, los buenos resultados de los Vengadores (juntos, y por separado) no puede hacernos olvidar el éxito de otras franquicias inspiradas en el universo Marvel, pero en manos de otros estudios, como es el caso de los X-Men, de la que ya se han rodado siete películas, y de la cual en breve se estrenará una nueva entrega: X-Men: Apocalypse.
Todo empezó en el año 2000, cuando el proyecto Vengadores no era más que eso: un proyecto en la mente de sus creadores, y los estudios apenas empezaban a darse cuenta del filón que tenían entre las manos. Ese año se estrenaba X-Men, primera parte de una trilogía basada en el célebre supergrupo Marvel, la cual venia firmada por un casi desconocido pero prometedor cineasta llamado Bryan Singer, que apenas contaba con dos títulos en su haber: la modélica Sospechosos habituales (1995) y Verano de corrupción (1998), adaptación de un relato breve del escritor Stephen King protagonizado por un espléndido Ian McKellen, que luego daría vida a Magneto en la saga Mutante. Contra lo que pueda parecer, este primer X-Men no era un filme de gran presupuesto, pero si muy bien rodado. Haciendo de la necesidad virtud, Singer restringió el número de personajes, convirtiendo a Lobezno y Pícara en el eje central sobre el que discurría la trama de toda la película. Lo cual, sumado a un guión bien construido, un acertado reparto y unos efectos especiales más que dignos, contribuyó a que el filme fuese un éxito y la franquicia como tal se consolidase con nuevas entregas.

Bryan Singer, el cineasta que mejor ha entendido a los X-Men
Tres años después llegaría X2, inspirada en la novela gráfica Dios ama, el hombre mata, de Chris Claremont y Brent Anderson (uno de los mejores y más lúcidos alegatos contra el fanatismo y la intolerancia jamás escritos) donde Singer da el do de pecho y nos deja la que tal vez sea la mejor película de toda la saga, con permiso de Matthew Vaughn. Por desgracia, tras X2 Singer abandonó la franquicia para pasarse a la Distinguida Competencia (con su incomprendido homenaje al mito del Hombre de Acero) y ejercer como productor cinematográfico y televisivo (House), con lo que la tarea de rematar la trilogía recayó en manos de Brett Ratner, un cineasta discreto que tampoco pudo hacer gran cosa por mejorar un guión endeble y algo confuso, aunque para ser justos, hay que reconocer que su predecesor le había dejado el listón muy alto.
Pese a la (relativa) decepción que supuso X-Men: The Last Stand (2006) la franquicia no estaba agotada, ni mucho menos. Al abrigo del éxito de la serie principal, en Fox se habían planteado la posibilidad de realizar una serie de películas paralelas, genéricamente tituladas X-Men: Origins, de las cuales al final sólo se rodaron dos películas protagonizadas por Hugh Jackman: X-Men Origins: Wolverine (2009) de Gavin Hood, y The Wolverine (2013) de James Mangold. La primera funciona a modo de precuela de toda la saga, mientras que la siguiente es posterior a The Last Stand y está basada en parte en una miniserie escrita en 1982 por el mismo Claremont, e ilustrada por Frank Miller. De momento no se han rodado mas de estos especiales Origins, aunque conviene señalar que en las dos entregas de Lobezno han aparecido como invitados otros personajes, entre los que cabe destacar a Gambito (como Remy LeBeau) o Masacre, interpretado por el también Linterna Verde Ryan Reynolds. Señalar, asimismo, que Hugh Jackman es el único actor que ha aparecido en todas y cada una de las películas de la saga rodadas hasta la fecha, y se rumorea que podría tener también un cameo en la próxima X-Men: Apocalypse.

Michael Fassbender e Ian McKellen: dos hombres y un mismo destino
En el interín se estrenó X-Men: First Class (2011) de Matthew Vaughn, un intento por reverdecer la saga contándonos los orígenes de la Patrulla X a través de unos rejuvenecidos Magneto y Charles Xavier interpretados para la ocasión por Michael Fassbender y James McAvoy, respectivamente. Dado que Singer y Ratner ya habían usado de forma aleatoria personajes de diversas formaciones del grupo, Vaughn opta por darle a su filme un cierto aire retro a película de espías de los años sesenta, reflejando la tensión bélica y el ambiente paranoico propio de esa época, logrando un resultado sobresaliente pese a un final lastrado por el empeño por querer atar todos los cabos de cara a las películas de Singer (posteriores, según la cronología interna de la saga).
La serie se completa, hasta el momento, con X-Men: Days of the Future Past (2014), en lo que supone el regreso triunfal de Singer a la franquicia que el mismo ayudó a poner en pie. Inspirada en la saga del mismo título escrita (como no) por el omnipresente Chris Claremont, esta odisea temporal sirve para vertebrar y unificar, en cierto modo, todas las películas precedentes, a la vez que funciona como secuela indirecta del filme de Vaughn, o, al menos, como nexo de unión entre este y la trilogía iniciada en el 2000 por el propio Singer. Sin superar a X2, esta Days of the Future Past es - junto a X-Men: First Class - uno de los títulos imprescindibles de esta adaptación cinematográfica de las aventuras de la Patrulla X, que dentro de poco regresará a las salas de cine con X-Men: Apocalypse, nuevamente desarrollada a partir de una historia original de Chris Claremont el cual, en cierto modo, merece ser considerado como el genio en la sombra tras el talento de Singer, Vaughn y Mangold (entre otros) y tan responsable como ellos (en el buen sentido del término) del éxito de la franquicia.

¿Qué nos deparará el futuro?
Para el futuro, además de la ya mencionada Apocalypse (que continuaría los eventos iniciados en First Class, y en la línea temporal del pasado de Days of the Future Past), se especula con dos nuevos filmes basados en sendos personajes que ya han aparecido en la saga: Deadpool, por Tim Miller con Ryan Reynolds repitiendo como el mercenario bocazas (si, ya lo sé, Masacre había fallecido al final de la primera película de Lobezno, me dirán, pero ¿cuándo ha sido la muerte un obstáculo para Wade Wilson?), mientras que el segundo - protagonizado por el actor Channing Tatum - estaría dedicado a Gambito. En general, cabe pensar que mientras la serie siga dando buen resultado en taquilla, se seguirán rodando nuevas entregas de la misma, de forma paralela a Los Vengadores y demás franquicias que permanecen bajo el control directo de los estudios Marvel. No estaría mal que, al igual que como ocurrió con Spider-Man, ambas productoras se entendieran para que pudiésemos ver en pantalla un cross-over entre la Patrulla X y los Héroes más Poderosos de la Tierra. Al fin y al cabo, soñar es gratis. Entretanto, podemos consolarnos revisionando estas y otras películas que nos permiten disfrutar en pantalla con lo mejor del legado Marvel.

Filmografía: 

- X-Men (Bryan Singer, 2000). 
- X2 (Bryan Singer, 2003).
- X-Men: The last Stand (Brett Ratner, 2006).
- X-Men Origins: Wolverine (Gavin Hood, 2009).
- X-Men: First Class (Matthew Vaughn, 2011).
- The Wolverine (James Mangold, 2013).
- X-Men: Days of the Future Past (Bryan Singer, 2014).
- X-Men: Apocalypse (Bryan Singer, 2016).
- X-Men Origins: Gambit (2016?).
- Deadpool (Tim Miller, 2016).

Cronología interna de la serie:

- X-Men: First Class (Matthew Vaughn, 2011).
- X-Men: Days of the Future Past (Bryan Singer, 2014). Escenas del pasado.
- X-Men: Apocalypse (Bryan Singer, 2016).
- X-Men Origins: Wolverine (Gavin Hood, 2009).
- X-Men (Bryan Singer, 2000).
- X2 (Bryan Singer, 2003).
- X-Men: The last Stand (Brett Ratner, 2006).
- The Wolverine (James Mangold, 2013).
- X-Men: Days of the Future Past (Bryan Singer, 2014). Escenas del presente, y futuro alternativo.

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
Me gustan mucho cada una de estas películas, si bien mis 2 favoritas corresponden al último par filmadas. He escrito harto sobre ellas y espero con ansias el nuevo largometraje.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Yo también, Elwin. ¿Sabía que además que Bryan Singer está intentado sacar adelante un crossover en el cine entre los X-Men y los 4F? Si alguien puede conseguirlo, ese es él, sin duda.

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…