Jugando a poner cara: Nick Fury V2.0

His name is Fury, Nick Fury
 Uno de mis pasatiempos favoritos, desde mi más tierna infancia, consiste en imaginarme al actor (o actriz) idoneo/-a para interpretar a mis personajes favoritos del comic y/o la literatura. En ese sentido, reconozco que, probablemente, David Hasselhoff no hubiera sido mi primera opción a la hora de encarnar a Nick Furia, el director de SHIELD (con todos mis respetos hacia el protagonista de El coche fantástico y Los vigilantes de la playa). De haber popido elegir, yo me hubiese decantado en su momento por Michael Madsen, el aterrador Mr. Blonde de Reservoir Dogs (1992) o, más recientemente, Budd en Kill Bill 1 y 2 (2004). Me parecía que Madsen resultaba muy convincente en las escenas de acción y tenía el físico y la actitud adecuados. Con un parche y un puro hubiera hecho un Furia de lo más resultón, pero los años no pasan en balde y el pobre Madsen ya no está para embutirse en uniformes de cuero ceñido.
Descartado Madsen, mi segunda opción sería George Clooney. Un momento, dirán ustedes. ¿Clooney? ¿El guaperas? ¿El ginecólogo de U.R.? ¿El peor Batman pre-Nolan? Pues si. Personalmente me parece un autor muy versátil, que además de lucir un Armani como nadie, también sabe adoptar una pose agresiva y algo macarra de forma convincente, tal y como nos demostró en Abierto hasta el amanecer (1995): "Puedo ser un cabrón, pero no soy un puto cabrón". Además, ya ha interpretado a un personaje similar a Furia en la minusvalorada película El Pacificador (1997) de Mimi Leder. Si Madsen hubiese encarnado como nadie al Furia de Kirby (rudo, viril y desaliñado) Clooney daría más bien el perfil de la versión de Steranko: un espia cool y ultratecnológico que conduce Ferraris y seduce bellas agentes en medio de un decorado pop-art digno de Andy Warhol. (Y además, sostengo que lo de Batman no fue respnsabilidad exclusiva suya: la película salió mál pese a él, y no por culpa de). A mayor abundamiento, Clooney ha envejecido mejor que Madsen, aunque no supera a Samuel L. Jackson, que a sus 66 años es capaz de meter en cintura a Tony Stark, el capitán América e incluso al increible Hulk y obligarles a trabajar juntos; pero no nos adelantemos a los acontecimientos.

Nick Fury and his other agents of SHIELD
 Desde luego, ninguno de los actores que hemos mencionado hasta ahora tiene nada que ver con Hasselhoff, que hace lo que puede en el telefilme Nick Fury agent of SHIELD: Operation Manhattan (1998), aunque justo es decir que se trata de un proyecto de bajo presupuesto para el que se echó mano de estrellas televisivas de mayor o menor renombre, entre los que encontramos (además del propio Hasselhoff) a Lisa Rinna como la condesa De Fontaine, o a Garry Chalk en el papel de Timothy Dugan, mientras que la villana de turno estaba interpretada por Sandra Hess, con un breve cameo de Campbell Lane como el barón Von Struker. El escaso éxito del proyecto impidió que Hasselhoff repitiese como Nick Furia en pantalla (aunque el actor tenía ciertas esperanzas de que desde Marvel le llamasen para participar en el relanzamiento televisivo de la serie, cosa que no ha ocurrido).
Angelina Jolie, una Furia muy particular
Finalmente, el que se ha llevado el gato al agua ha sido Samuel L. Jackson, que ha encarnado a Furia en varias películas del Universo Marvel, además de aparecer como estrella invitada en la teleserie Agents of SHIELD. Furia se une así al selecto club de personajes que han cambiado de aspecto físico (y tono de piel) en pantalla, como el Kingpin de Michael Clarke Duncan en Daredevil (Mark Steven Johnson, 2003) o la Catwoman de Halle Berry, aunque en su descargo hay que decir que en esta ocasión no se trataba de Selina Kyle, sino de un nuevo personaje creado ex profeso para la película, y que no ha tenido continuidad ni en pantalla ni en las series de comic. Jackson, por su parte, lo tuvo mucho más fácil: Mark Millar y Brian Hitch, responsables de la serie Ultimates, se habían inspirado en él a la hora de recrear al Nick Furia del universo Ultimate, por lo que a la hora de incluir al personaje en las nuevas películas basadas en títulos y personajes de la casa, la elección del co-protagonista de Pulp Fiction (Tarantino, 1994) como director de SHIELD era más que evidente. A mayor abundamiento, Jackson es todo un apasionado de la cultura popular que ya había interpretado en pantalla a personajes como Mace Windu o el nuevo Shaft, además de encarnar a un remedo del propio Furia en las dos entregas de xXx. Tras apariciones puntuales en Iron Man, Capitán América y la segunda película de Hulk, Jackson ha tenido mayor presencia y protagonismo en Los Vengadores de Joss Whedon (2012) y en el Capitán América 2: el Soldado de Invierno (Anthony & Joe Russo, 2014) y cada vez cobran más fuerza los rumores de que Marvel podría rodar una película dedicada en exclusiva al personaje y su organización, aunque por el momento esta no aparece en el avance de novedades de la casa para los próximos años.
Paralelamente, la elección de Jackson como Furia viene a confirmar el cambio de tendencia que desde hace algún tiempo se viene observando en la relación entre el cine y los comics. Y es que si, hasta hace poco, las películas se inspiraban en el comic, ahora es el cine el que determina los pasos a seguir sobre el papel. Sin duda alguna el mejor ejemplo es el agente de SHIELD Phil Coulson, que nació como secundario en Iron Man, Thor y posteriores, para pasar a protagonizar su propia serie de televisión y de ahí dar el salto al comic, como miembro regular de los Vengadores Secretos de Nick Spencer y Ales Kot. De hecho, en las diversas colecciones de Marvel, hace tiempo que el Nick Furia clásico ha sido sustituido por su versión de color, para lo que la editorial se ha sacado de la manga un hijo ilegítimo, llamado Nick Furia Jr. y que incluso (casualidades de la vida) luce un parche en el mismo ojo que su ilustre progenitor.
Capítulo aparte merecen los Furia apócrifos, esos personajes inspirados en el personaje del comic y que lo homenajean con mayor o menor descaro, como es el caso del Augustus T Gibbons de xXx (que comentábamos un poco más arriba) o del Spencer Trilby interpretado por Charlton Heston en Mentiras arriesgadas (James Cameron, 1994), con parche y puros incluidos. Sin olvidarnos de la Angelina Jolie de Sky Captain y el mundo del mañana (Kerry Conran, 2004), donde la protagonista de Maléfica da vida a una oficial de la RAF que dirige su propio Helitransporte (muy similar en diseño al de SHIELD) además de llevar como no, el parche característico del personaje, al igual que Jackson, Hasselford y otros de los actores aquí mencionados. Como vemos, la sombra de Furia es tan alargada en el cine como en el comic, por lo que sólo era cuestión de tiempo que el personaje saltase a la gran pantalla para terminar de hacerle la competencia al agente 007. Ese si sería un corssover digno de verse. ¿Se imaginan?

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
¡Por fin tengo el gusto de volver a leerte y lo hago con este muy entretenido texto tuyo! Respecto al gran Samuel L. Jackson (a quien reverencio) se te olvidó nombrar su primer trabajo ligado a los cómics de superhéroes: como el Señor Vidrio de "Unbreakable" (conocida en mi país como "El Protegido") y por cierto, Jackson es un reconocido fanático de las historietas. Asimismo este Nick Fury de color posee un importante papel en la muy divertida serie de animación de"Ultimate Spiderman".
Alejandro Caveda ha dicho que…
Pues sí, aunque reconozco que el Universo Ultimate no es lo mio. Yo soy más del Nick Furia de toda la vida, el de Steranko, Chaykin y posteriores. Menos mal que siempre nos quedarán los clásicos y las reediciones...