Ir al contenido principal

"Deporte Sangriento" de Robert F. Jones

Hacia tiempo que quería iniciar en el zoco una nueva sección llamada "Mis clásicos inolvidables" dedicada a recordar esos libros, películas o comics que por uno u otro motivo recuerdo con especial cariño, aunque en su momento no hayan tenido mucho éxito, hoy día estén descatalogados y sean poco menos que inencontrables, tal y como es el caso del que hoy comentamos: Deporte sangriento, de Robert F. Jones, publicado en su momento (1977) por Bruguera dentro de su clásica colección Nova 1ª época.
Ambientada en un fabuloso rio que nace en el norte de China y desemboca en el estado de Nueva York, y en cuyas riberas acechan mastodontes, osos carniceros, dragones y bandidos mucho más sanguinarios que cualquier bestía salvaje, Deporte sangriento narra la extraña y cruel aventura de un padre y su hijo cuya excursión de caza se convierte en una desesperada lucha por la supervivencia a la vez que una aguda reflexión sobre nuestra sociedad neurótica y nuestra moral contradictoria. Su autor construye con inquietante verosimilitud un mundo parecido al nuestro pero a la vez sutilmente distinto, en el que el Hassayampa y sus misteriosos habitantes se convierten en los auténticos protagonistas de una historia que da una nueva vuelta de tuerca a conceptos tan trillados como la lucha entre el hombre y la naturaleza o las dificiles relaciones paterno-filiales.
Robert F. Jones es un autor tan misterioso y esquivo como su obra. Una rápida consulta a la Wikipedia apenas arroja un par de datos acerca de su vida y obra. Oriundo de los EEUU, Jones (1934-2002) fue un escritor que alternó su faceta de novelista con la de reportero para revistas y magazines de deportes y aventuras como Sports Illustrated o Field & Stream, algo que se nota en sus historias, muchas de las cuales incluyen elementos fantásticos (cuando no abiertamente surrealistas) tal y como ocurre con la que ahora nos ocupa.
Deporte sangriento es su primer trabajo y el único hasta la fecha publicado en castellano. Releyéndolo con la perspectiva que da el paso del tiempo, se puede afirmar que ha envejecido bastante bien y de hecho sorprende pensar que estemos ante el debut literario de un escritor primerizo, por la acertada construcción de personajes y la fuerza que destilan sus páginas. El tono de la historia es bastante oscuro y de hecho su autor no escatima escenas de sexo y/o violencia realmente crudas. Puede que hoy día, tras una sesión continua de películas de Tarantino y Robert Rodríguez, ya no resulte tan espectacular, pero hay que tener en cuenta que se escribió en 1971, el mismo año que se estrenó Perros de paja de Sam Peckinpah, con la que guarda no pocos puntos de contacto.
Para terminar, no resisto la tentación de reproducir las útimas líneas de la introducción de Carlo Frabetti a la edición original de Bruguera de 1977 y que reflejan, en buena medida, mi propia opinión sobre el libro: "El autor ha logrado en esta obra singular (objetable en más de un sentido, pero en conjunto fascinante) una extraña y vigorosa fusión de recursos y mensajes, a veces tan dispares como los de un Peckinpah y un Vonnegut; ha construido un vertiginoso caleidoscopio narrativo, aparentemente caótico y turbulento, pero que, de pronto, cristaliza en un sobrecogedor mosaico de la cruenta realidad que nos ha tocado vivir".

FICHA TÉCNICA:

- TÍTULO: Deporte Sangriento
- AUTOR: Robert F. Jones
- ED. ORIG: 1974
- ED. ESPAÑOLA: Bruguera, Col. Nova (1ª época) nº 15 (1977). Formato cartoné de 300 pp. y 19x12 cm.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…