El cine que viene (y algunos que ya están)


Con el cine sucede como con la economía, que a las vacas gordas suceden las flacas y viceversa, e igual que en ocasiones te tiras semanas - y hasta meses - sin un mal estreno que llevarte a la boca (o, mejor dicho, a los ojos) otras veces los estrenos se acumulan hasta el punto de que no puedes salir del cine en una semana si quieres ponerte al día.
Cuando todavía no se han acallado los gritos del estreno de Luna nueva (segunda entrega de la saga Crepúsculo) ya tenemos en nuestras pantallas Avatar, el nuevo y esperado proyecto de James "Titanic" Cameron que viene con la idea de revolucionar nuestra idea de ver y entender el cine, y si bien de momento las cifras no le acaban de dar la razón, la inmensa mayoría de los telespectadores que ya han tenido ocasión de visitar Pandora coinciden en que Cameron, una vez más, se ha superado a sí mismo.
Igualmente es posible visionar todavía 2012, la enésima vuelta de tuerca de Roland Emmerich en su obsesión personal por el fin del mundo y que, curiosamente, tiene un par de puntos de contacto con la peli de Cameron: unos efectos especiales apabullantes superpuestos a un guión convencional y que a ratos flojea, pero en general entretiene.
Para el día 1 de enero se anuncia Solomón Kane, adaptación cinematográfica del aventurero espadachín puritano creado por Robert E. Howard, progenitor de otros personajes indispensables del género como Conan, Kull o Almuric, entre otros. Howard no ha tenido suerte con las adaptaciones de su obra a la gran pantalla ya que salvo el primer Conan (el rodado por John Milius y Oliver Stone) el resto han sido telefilmes de escaso presupuesto y un cierto tufillo a serie B de aventuras, esperemos que si este Solomon Kane funciona todo eso cambie para bien.
Pero sin duda el plato fuerte de estas novedades es la anhelada revisión que el inglés Guy Ritchie nos ofrece de uno de los personajes clásicos de la literatura y de ambas pantallas, como es Sherlock Holmes, en esta ocasión encarnado por un resucitado Robert Downey Jr. que en compañía de su fiel compañero Watson (Jude Law) ha de seguir protegiendo Inglaterra con un estilo mucho más dinámico y explosivo que el que nos tiene acostumbrados. Para más adelante esperan su oportunidad títulos como la segunda entrega de Ironman, ya acompañado de Máquina de Guerra y con ambos enfrentados a otro resucitado de pro, el actor Mickey Rourke en el rol del villano Látigo. Ah, y con Scarlett Johansen interpretando a Natasha Romanoff, la Viuda Negra (Lo siento por Robert y Mickey... ¡Pero yo tengo claro por qué voy a ir a ver la película! Nos vemos en el asiento de al lado. So long, boys!).

Comentarios