Ir al contenido principal

El cine que viene (y algunos que ya están)


Con el cine sucede como con la economía, que a las vacas gordas suceden las flacas y viceversa, e igual que en ocasiones te tiras semanas - y hasta meses - sin un mal estreno que llevarte a la boca (o, mejor dicho, a los ojos) otras veces los estrenos se acumulan hasta el punto de que no puedes salir del cine en una semana si quieres ponerte al día.
Cuando todavía no se han acallado los gritos del estreno de Luna nueva (segunda entrega de la saga Crepúsculo) ya tenemos en nuestras pantallas Avatar, el nuevo y esperado proyecto de James "Titanic" Cameron que viene con la idea de revolucionar nuestra idea de ver y entender el cine, y si bien de momento las cifras no le acaban de dar la razón, la inmensa mayoría de los telespectadores que ya han tenido ocasión de visitar Pandora coinciden en que Cameron, una vez más, se ha superado a sí mismo.
Igualmente es posible visionar todavía 2012, la enésima vuelta de tuerca de Roland Emmerich en su obsesión personal por el fin del mundo y que, curiosamente, tiene un par de puntos de contacto con la peli de Cameron: unos efectos especiales apabullantes superpuestos a un guión convencional y que a ratos flojea, pero en general entretiene.
Para el día 1 de enero se anuncia Solomón Kane, adaptación cinematográfica del aventurero espadachín puritano creado por Robert E. Howard, progenitor de otros personajes indispensables del género como Conan, Kull o Almuric, entre otros. Howard no ha tenido suerte con las adaptaciones de su obra a la gran pantalla ya que salvo el primer Conan (el rodado por John Milius y Oliver Stone) el resto han sido telefilmes de escaso presupuesto y un cierto tufillo a serie B de aventuras, esperemos que si este Solomon Kane funciona todo eso cambie para bien.
Pero sin duda el plato fuerte de estas novedades es la anhelada revisión que el inglés Guy Ritchie nos ofrece de uno de los personajes clásicos de la literatura y de ambas pantallas, como es Sherlock Holmes, en esta ocasión encarnado por un resucitado Robert Downey Jr. que en compañía de su fiel compañero Watson (Jude Law) ha de seguir protegiendo Inglaterra con un estilo mucho más dinámico y explosivo que el que nos tiene acostumbrados. Para más adelante esperan su oportunidad títulos como la segunda entrega de Ironman, ya acompañado de Máquina de Guerra y con ambos enfrentados a otro resucitado de pro, el actor Mickey Rourke en el rol del villano Látigo. Ah, y con Scarlett Johansen interpretando a Natasha Romanoff, la Viuda Negra (Lo siento por Robert y Mickey... ¡Pero yo tengo claro por qué voy a ir a ver la película! Nos vemos en el asiento de al lado. So long, boys!).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…