Despidiendo el 2009

Hace años era costumbre en la revista Nueva Dimensión hacer un balance a final de año de las principales novedades que se habían editado a lo largo de aquellos doce meses, balance generalmente debido a la amena pluma del ingenioso J.C. Planells, una sana costumbre que parece que el resto de revistas, fanzines y websites han ido perdiendo con el paso del tiempo.
Así pues, a modo de homenaje y para que no se pierdan dichas viejas costumbres (cuando además de viejas son buenas) aquí va nuestro personal resumen-balance del año.
Empezando por las grandes, tal vez Planeta DeAgostini sea la editorial que más novedades haya puesto en el mercado a través de sus sellos filiales dedicados al fantástico como Minotauro, Timun Mas o Scyla. A destacar en especial el éxito de las franquicias literarias como Star Wars, Von Karstein, Halo o Mass Effect, entre otras.
Por el contrario Ediciones B ha reducido al mínimo el ritmo de salida de novedades de su colección estrella, Nova. En su defecto, en los últimos meses ha reeditado varios de sus títulos clásicos en diversos formatos populares (por ejemplo, imitando el antiguo diseño de Nova) a un precio más asequible que incluían hasta la opción de participar en un concurso para leer más libros gratis durante un año.
Una cadencia de salidas similar es la que mantiene Gigamesh, del infatigable Alejo Cuervo, que recién acaba de poner en las estanterías la reedición de El sueño del Fevre, obra clásica de terror vampírico de su autor estrella, George R.R. Martin.
Respecto a Plaza & Janés, en la actualidad no mantiene abierta ninguna colección específica dedicada al fantástico y suele colar sus novedades del género dentro de sus colecciones genéricas de Grandes Éxitos o de bolsillo como Jet, ya sean reediciones de autores clásicos ya fallecidos como Asimov o Clarke, o de escritores aun en activo del calibre de Pratchett o Preston & Child.
La Factoría de las Ideas, por el contrario, se mantiene en el ranking como una de las editoriales más activas y que más presencia ha tenido en el mercado durante el pasado año a través de sus diversas colecciones como p.ej.: Solaris CF, Solaris Terror, Ventana Abierta o Grandes Éxitos (donde oportunamente han rescatado la novela Flashforward de Robert J. Sawyer, de actualidad gracias al éxito de su adaptación televisiva). Sorprende semejante aluvión de novedades en estos tiempos de crisis salvo que los buenos resultados de algunos títulos compensen los de otros más flojos.
Igualmente activa se ha mostrado otra de las clásicas, Valdemar, que recientemente ha alcanzado el número 74 de su colección estrella, Valdemar Gótica, (con Canaan Negro, de Robert E. Howard), la cual, pese a lo que su nombre indica, cada vez está más orientada hacia la literatura pulp. No menos prolífica se ha mostrado la Biblioteca del Laberinto, cada vez más centrada en reeditar la obra completa de Robert E. Howard y que ha alcanzado su número 30 con Cuando cantan las espadas, una revisión de la obra clásica La canción de las espadas de J.M. Lalanda por el mismo autor. Para el futuro inminente ya anuncian El reino de las sombras y otras historias de un exiliado en la Atlántida (recordemos que Francisco Arellano fue el primero en editar años ha un libro en castellano dedicado a Kull de Valusia, en la colección Obelisco) y Un infierno en la mente del propio Lalanda.
Mencionar también a Alianza Editorial que ha afianzado su presencia en el género con la colección Runas de CF, Terror y Fantasía, amén de las continuas reediciones de los Mitos de Cthulhu de Lovecraft y todo su círculo.
Evidentemente este apretado resumen no estaría completo sin mencionar a otras casas o sellos como Alamut, AEJC, Barsoom, Bibliopolis, Dolmen, Edaf, EDHASA, Neverland, Norma o Via Magna, entre otras, que con su trabajo han contribuido a que el dinero fluyese más generosamente de nuestros bolsillos.
Pero quizás el fenómeno más sorprendente del año ha sido el aluvión de novedades con la palabra "Zombi" en su título, desde Apocalipsis Z a Zombie Island, pasando por Orgullo, prejuicio y zombis (Ay, si Jane Austen levantase la cabeza... ¡Igual un zombie le comia el cerebro!), fenómeno tanto más curioso teniendo en cuenta que no ha habido ningún estreno cinematográfico de éxito que haya puesto a los muertos vivientes de moda, tal y como si ha ocurrido con los vampiros y Luna Nueva (Salvo la inminente Zombieland, pero que llega con mucho retraso y cuando la moda ya es un hecho, por lo que más bien parece que se suba al carro en vez de dirigirlo). Sea por lo que sea, la moda está ahí y mientras dure, enhorabuena para los aficionados a los cadáveres resucitados y a la macedonia de sesos.
La pregunta que uno se hace a continuación es: ¿qué nos deparará el 2010? Paciencia, y de aquí en doce meses comparamos notas e impresiones. Un saludo y hasta el año que viene.

Comentarios

gaia56 ha dicho que…
Pues bienvenido el 2010 y tus estupendas crónicas.
Un beso.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Gracias e igualmente, nos vemos ;)