In Memoriam: Antonio Vega

El pasado 12 de mayo nos dejaba Antonio Vega, víctima de una neumonía que acabó con su vida con tan sólo 51 años de edad. Aunque para las nuevas generaciones Vega pudiera ser practicamente un desconocido, quienes ya peinamos alguna que otra cana le recordamos como un nombre mítico de aquello que dio en llamarse la movida madrileña y desde luego uno de los mejores intérpretes y compositores del panorama musical español de las tres últimas décadas, ya fuese en solitario o a través de Nacha Pop.
El grupo nació a finales de los años setenta a partir de la disolución de Uhu-Helicopter y estaba compuesto por el batería Ñete, el bajista Carlos Brooking, el propio Antonio y su primo Nacho. Su debut tuvo lugar en el año 1980 con el álbum homónimo del grupo editado por Hispavox que incluía la que sería su gran éxito hasta la fecha: "Chica de ayer", lo que los hacia aparecer como uno de los grupos más prometedores y rentables de la incipiente movida madrileña y les ayudó a actuar como teloneros de bandas míticas como Siouxie and the Banshees. Sin embargo, su siguiente elepé, Buena disposición, de 1982, no tuvo la misma repercusión pese a incluir un puñado de buenas canciones como "Atrás", "Sonrisa de ganador" o "Juego sucio". En general las letras y el tono del álbum eran más oscuras y pesimistas que las de su predecesor, lo que provocó el distanciamiento con la discográfica y el fichaje con un nuevo sello, DRO, con el que editarían sus siguientes trabajos: Más números otras letras (1983) y el maxi-single Una décima de segundo (1984), que contiene la canción del mismo título, obra del propio Antonio Vega, y que junto con "Chica de ayer" está considerada su otra gran obra maestra, siendo elegida en varias ocasiones como una de las mejores canciones del pop español contemporáneo.
Tras el éxito de "Una décima de segundo" el grupo vuelve a fichar con una nueva multinacional, en este caso Polydor, con la que sacan al mercado Dibujos animados en 1985, un trabajo que incluye temas tan conocidos como "Grité una noche" o "Relojes en la oscuridad" y con el que el sonido del grupo se enriquece al incorporar nuevos instrumentos como sintetizadores y cajas de ritmos, lo que paradójicamente provocó el distanciamiento entre Ñete y el resto de componentes. En 1987 aparecería El momento, el último trabajo de estudio del grupo que se despediría definitivamente en 1988 con Nacha Pop 80-88, un álbum en directo que hacia un repaso por lo mejor de su larga carrera, revisando sus viejos éxitos con el nuevo sonido de los últimos años.
Tras la separación los miembros del mismo tomarían caminos distintos. Nacho y Carlos seguirían juntos en un nuevo proyecto musical, Rico, con el que llegarían a sacar tres discos al mercado. Ñete por su parte tras abandonar la banda se convirtió en un reputado músico profesional que ha colaborado con grupos como Los Toreros Muertos, Los Secretos, La Frontera o Joaquín Sabina, entre otros. Respecto a Antonio, continuó su carrera ya en solitario con trabajos tan personales como No me iré mañana (1991), Océano de sol (1994), Anatomía de una ola (1998), De un lugar perdido (2001) o 300 noches con Marga (2005). En 1993 apareció a la venta ...Ese chico triste y solitario, un disco homenaje (1) donde varios de los más destacados artistas musicales del momento versioneaban canciones de Antonio Vega, tanto de sus últimos albumes como de su época con Nacha Pop. A partir del 2001 sus trabajos se espaciaron y se volvieron más personales y específicos como es el caso de su álbum Básico (2000) grabado en directo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el recopilatorio Autorretratos o Escapadas (ambos del 2004), un elepé de duetos en el que participaron diversos grupos y artistas del momento admiradores del talento de este genial compositor.
Un año antes, en el 2003, se había editado Nacha Pop: Un día cualquiera..., un doble recopilatorio en CD y DVD con una selección de las mejores canciones y actuaciones del grupo, extraídas de los archivos de RTVE y seleccionadas de programas como 300 Millones, Popgrama, Dinamo o Musical Express.
Por aquel entonces comenzó a especularse con una posible reunión de la banda. Para satisfacción de propios y extraños, Antonio y Nacho anunciaron una nueva gira y un nuevo álbum en directo: Nacha Pop: Reiniciando, Tour 80-88 (2008), dedicado a Carlos Brooking y que además del consabido CD incluía un DVD que recogía el concierto grabado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid el 26 de octubre de 2007.
Por desgracia, dicho álbum se ha convertido en el testamento musical del grupo y del propio Antonio, así como un postrero acto de despedida hacia todos sus aficionados y seguidores que tuvieron así una última oportunidad de disfrutar de sus ídolos en directo.
Siempre se ha dicho que Nacha Pop fue el resultado de la fusión de dos talentos con dos maneras diferentes de entender la música, pero que se complementaban entre sí: la arrogancia juvenil y el optimismo de Nacho, que se plasmaba en canciones como "Nadie puede parar", "Sonrisa de ganador", "Sol del Caribe" o "Grité una noche"; y el espíritu oscuro y melancólico de Antonio expresado en temas como "Antes de que salga el sol", "Relojes en la oscuridad", "Lucha de gigantes" o "Juego sucio", entre otras. Sin embargo, reconozco mi personal debilidad por este último. Antonio Vega ha sido uno de los músicos que más ha contribuido a la banda sonora de mi vida, y algunos de los momentos más románticos y entrañables que atesoro están asociados a melodías como "Chica de ayer" o "Una décima de segundo". Como se suele decir en este caso, siempre nos quedará su legado. En breve nos veremos inundados de recopilatorios y merchandasing de todo tipo para explotar hasta la nausea la herencia del artista. Sin embargo, ningún CD de grandes éxitos podrá igualar la sensación de escuchar por primera vez, en vivo y en directo, temas como los antedichos y otros tantos que forman parte de la memoria histórica de toda una generación. Y es que los grandes artistas nunca mueren, mientras alguien les recuerde y escuche sus canciones. Tocala otra vez, Sam. Y que alguien ponga la "Chica de ayer" en la gramola.

(1) En el 2010, un año después de la muerte del artista, apareció un nuevo álbum de versiones titulado El alpinista de los sueños: Tributo a Antonio Vega (Universal Music) con 14 temas clásicos reinterpretados por lo más selecto del pop indie español, como Sidonie & Anni B. Sweet, Love of Lesbian & Zahara, Shuarma o Irma la Dulce, entre otros.

Comentarios