Ir al contenido principal

Sax Rohmer y el peligro amarillo 3

La sombra del diabólico doctor es alargada. El hecho de que su progenitor literario falleciese en 1959 no fue obstáculo para que siguiesen apareciendo nuevas aventuras protagonizadas por este célebre villano oriental como la ya comentada The Wrath of Fu Manchú and other histories, del propio Rohmer y editada a título póstumo; o Sherlock Holmes contra Fu Manchú (1984) de Cay Van Ash. El guionista Dough Moench prolongó hasta bien entrados los noventa las correrías del infame doctor a través de las páginas del comic-book Shang Chi, Master of kung fu, y en fechas más recientes ha sido Alan Moore quien ha repescado al personaje para enfrentarlo al profesor Moriarty en la primera entrega de La liga de los caballeros extraordinarios. Pero sin duda alguna el medio que ha cimentado la fama del dr. Fu Manchú y lo ha elevado a la categoría de icono de la cultura popular ha sido el cine.
Ya en vida del propio Rohmer comenzaron a adaptarse algunas novelas a la gran pantalla, tales como The Misterious Dr. Fu Manchú (1929), The Return of Dr. Fu Manchú (1930) o The Mask of Fu Manchú (1932) en las que los encargados de poner rostro al personaje fueron los actores Warner Oland y Boris Karloff. Se trata, en general, de unas adaptaciones modestas aunque fidelignas. No obstante, para la mayoría de la gente (entre los cuales me incluyo) el Fu Manchú por excelencia es el gran actor británico Chistopher Lee, que lo encarnó en una serie de películas a cual más pulp y bizarra: El regreso de Fu Manchu (1965); Las novias de Fu Manchú (1966); La venganza de Fu Manchú (1967); Fu Manchú y el beso de la muerte (1968) y El castillo de Fu Manchú (1969). En esta ocasión se trataba de adaptaciones muy libres de la obra de Rohmer, cuando no historias completamente nuevas, aunque mantenían el espíritu y sense of wonder de las novelas originales, en especial las dos últimas, dirigidas por el inclasificable cineasta español Jesús Franco.
Por el camino quedan versiones inenarrables como la española La Hija de Fu Manchú'72 (1990) o El diabólico plan del dr. Fu Manchú (1980), en la que el gran actor cómico Peter Sellers interpreta tanto al diabólico doctor como a su némesis, Nayland Smith. Más recientemente, se especuló con una nueva película sobre el personaje dirigida por el genial Alex de la Iglesia, aunque al final el proyecto se canceló por falta de financiación, lo que no deja de ser una lástima, ya que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el director de El día de la bestia (1995) o Perdita Durango (1997) hubiera hecho un gran trabajo.
En cierto modo el peligro amarillo murió con el propio Rohmer. En las décadas que van de los años treinta a los noventa el temor a lo oriental fue substituido por la amenaza del nazismo y posteriormente del comunismo soviético. Sin embargo, en los albores del siglo XXI el temor a la hegemonía amarilla renace gracias al papel internacional de países como Corea del Norte o la República Popular China. Quien sabe, si el dr. Fu Manchú viviese ahora tal vez ya no sería un decadente señor del crimen de Honan sino un anónimo aunque eficaz funcionario dispuesto a todo al servicio del estado, como el dr. No de Ian Fleming o el coronel Sun de Robert Markham (los cuales no dejan de ser, al fin y al cabo, hijos ilegítimos suyos). Sea como sea, el dr. Fu Manchú acomete el nuevo milenio en mejor forma que nunca. Moench lo ha retomado como protagonista de una nueva miniserie de Shang Chi para la linea MAX de Marvel, al tiempo que Manga Films relanza en DVD las cinco películas de Christopher Lee y Ediciones B reedita en castellano las nueve primeras novelas de la saga para que una nueva generación de lectores siga los pasos del inspector Sir Dennis Nayland Smith en su particular cruzada contra uno de los más peligrosos villanos que ha conocido el mundo libre.

Comentarios

El Llanero Solitario ha dicho que…
Ya veo que eres todo un fan del personaje, aunque sinceramente a mi eso de los chinos... No sé, nunca le encontré la gracia ni a las películas ni a los tebeos del Fu Manchú este, demasiado chorras pa mi gusto. Espero ansioso el post sobre Lovecraft, saludos.
miki ha dicho que…
¿Que Ediciones B lo ha reeditado?, ¿Cuándo, cómo, dónde?, no lo he visto, por favor, echadme un cable, porfa:_(
Alejandro Caveda ha dicho que…
Hola Miki y encantado. Pues hace pocos años, cuando todos dábamos por hecho que Alex de la Iglesia iba a rodar una nueva peli de Fu manchú, Ediciones B sacó tres antologias genericamente tituladas "El libro de Fu Manchú" en 1998, 2000 y 2001 donde reeditaban las 9 primeras novelas de la serie a razón de 3 cada volumen. Todavía son relativamente fáciles de encontrar en la Casa del Libro o Miraguano, e incluso creo que los he visto de saldo en algún sitio (el Corte Inglés o añgún VIP). Si necesitas más datos (ISBN o lo que sea) dímelo. Salu2 y suerte.
Miki ha dicho que…
Gracias, acabo de mirar en la página de La Casa y no aparece nada más que los omnibus en inglés, pero como soy un asiduo a las librerías de viejo y a Estudio en Escarlata creo que, con los datos que tan amablemente me has pasado, podré encontrarlas (además está Iberlibro).
Gracias de nuevo.
Anónimo ha dicho que…
Tengo 55 tacos. Me encanta Fu Manchu, porque es malo, malo, malo,....y mas inocente que mis compañeros de trabajo (ejem). Se que no es buena literatura, pero seduce.
Una de las que se lee mejor (desgraciadamente cuesta de conseguir) no es de Sax Rohmer, ....recomiendo la lectura de Sherlock Holmes contra Fu Manchu. Guau !!!!!

Saludos
Alejandro Caveda ha dicho que…
Tienes razón mi anónimo compañero. El libro que mencionas es del escritor Cay Van Ash y esta publicado por la editorial Planeta dentro de su colección Bestseller en Rústica, aunque hace muchos años de ello y no se ha reeditado desde entonces por lo que, como bien señalas, es muy díficil de conseguir. Un saludo y hasta pronto :)

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…