Ir al contenido principal

Los casos de Cordelia Gray, por P. D. James

En la imagen: Pippa Guard como Cordelia Gray
Hace poco he vuelto a releer las dos novelas que conforman el ciclo de Cordelia Gray, de P. D. James (1920-2014), las cuales ya había tenido ocasión de disfrutar hace años, cuando se publicaron por primera vez en España, aunque entonces no me cautivaron tanto como ahora. Quizás porque mi yo más joven también pensaba (equivocadamente) que todos los detectives privados tenían que parecerse a Humprey Bogart, y que ese no era un trabajo adecuado para una chica de 22 años.
Y sin embargo, Cordelia Gray es un personaje fascinante. Huerfana de madre e hija de un poeta y activista de izquierdas, tuvo una infancia vagabunda, pasando de familia de acogida en familia de acogida hasta que, gracias a una afortunada coincidencia, pudo disfrutar de una esmerada educación en un colegio católico, e incluso estuvo a punto de conseguir una beca para estudiar en la Universidad. Por desgracia, el regreso de su progenitor truncó esa posibilidad y Cordelia pasó los siguientes años actuando (entre otras tareas) como contacto clandestino entre su padre y los compañeros de partido de este. Tras su muerte, Cordelia acabará trabajando junto al ex-policia e investigador privado Bernie G. Pryde como secretaria, primero, y como socia en el negocio, después. Al comienzo de No apto para mujeres, Pryde acaba de suicidarse dejándole a Cordelia su arma y la agencia a modo de legado. Más adelante descubriremos que compartían alojamiento (si bien no vivian exactamente juntos) e incluso que pudo haber un breve relación sentimental entre ellos tiempo atrás, más debido a la tristeza que suscitaba Bernie que a un verdadero interés romántico por parte de Cordelia.

Las aventuras de Cordelia Gray, en castellano
James tan sólo escribió dos novelas protagonizadas por Cordelia Gray, frente a las catorce que forman el ciclo de Adam Dalgliesh (que también aparece como secundario en las de Cordelia). En la primera de ellas, No apto para mujeres (1972) la joven debe resolver el aparente suicidio del hijo de un prestigioso científico, mientras que en la segunda, La calavera bajo la piel (1982) es contratada por un aristócrata para que proteja a su esposa, una célebre actriz atemorizada por una serie de amenazadores anónimos. A través de ambos libros vamos siendo testigos de la evocución de Cordelia, al principio una chica tímida y reservada, prematuramente seria y responsable, que poco a poco va desarrollando su sentido del deber y afianzándose en su profesión pese a que en ocasiones añora la compañía y el estilo de vida de la gente de su edad, como cuando conoce a Hugo, su hermana, y el resto del grupo de amigos del difunto Mark Callender. Por desgracia, como decíamos, la autora no escribió más historias sobre Cordelia, aunque en Sabor a muerte (1986) (1) se menciona que Dalgliesh y ella han quedado para cenar, lo que sugiere alguna clase de relación - sentimental, o de amistad - entre ambos. Previamente, en 1984, se había publicado en Inglaterra Trilogy of death, una recopilación que incluye el ciclo de Cordelia Gray más la novela Sangre inocente (2), protagonizada por Philippa Palfrey, otro personaje femenino de P. D. James. A título anecdótico, Cordelia ha aparecido también como personaje invitado en el manga Detective Conan, de Gosho Aoyama.

The Cordelia Gray Television Series
En 1982 se rodó una primera adaptación televisiva de No apto para mujeres, dirigida por Christopher Petit, donde el papel de Cordelia estaba interpretado por la actriz escocesa Pippa Guard que, por aquel entonces, contaba con 34 años, doce más de los que se supone tenía el personaje en dicha novela. Ya en 1997 la investigadora privada regresaría a la pequeña pantalla en una nueva miniserie de televisión, esta vez bajo los rasgos de la bella y glamurosa Helen Baxendale, que dio vida a Cordelia en dos temporadas (de tres episodios cada una) y un par de largometrajes entre 1997 y 2001.
En España ambos libros han sido publicados en varias ocasines por Versal y Ediciones B, aunque a día de hoy se hallan prácticamente descatalogados (sobre todo el primero) y son muy difíciles de conseguir salvo en librerías de segunda mano. Por su parte, James (como decíamos) nunca mostró interés por recuperar al personaje más allá de 1982, privándonos así de disfrutar con nuevas e interesantes aventuras de Cordelia, aunque su influencia puede rastrearse en otros detectives femenínos del género, como la V.I. Warshawski de Sara Paretski o Micky Night, la detective lesbiana creada por la escritora J. M. Redmann, por poner un par de ejemplos. Se echa en falta una reedición conjunta en castellano de ambas novelas, acompañada de material extra que amplie información sobre este gran personaje y su autora, una de las Damas del Crimen por excelencia, con un talento fuera de lo común a la hora de urdir (y resolver) misterios.

En la imagen: Helen Baxendale como Cordelia Gray

Notas:

(1). Sabor a muerte / A taste for death (1986). Serie Adam Dalgliesh, nº 7.
(2). Sangre inocente / Innocent blood (1980).

Ciclo Cordelia Gray:

- No apto para mujeres / An Unsuitable Job for a Woman (1972).
- La calavera bajo la piel / The Skull Beneath the Skin (1982).

Filmografía:

- Un trabajo no apropiado para mujeres (Christopher Petit, 1982). Con Pippa Guard como Cordelia.
- Un trabajo no apropiado para mujeres TV Series:

Temporada 1 - Sacrifice (1997)
Temporada 2 - A last embrace (1998)
Temporada 3 - Living on risk (1999)
Temporada 4 - Playing God (2001)

Otras apariciones:

- Detective Conan Vol. 14 (1994).

Ediciones en castellano:

- No apto para mujeres, Ed. Versal, Barcelona (1987), Col. Crimen & Cia nº 3. ISBN: 84-86311-56-X
- También en Col. Meridianos, Versal (Barcelona).
- También en Ediciones B / VIB, Barcelona (1997), serie bolsillo. ISBN: 84-406-7107-5

- La calavera bajo la piel, Ediciones B, Barcelona (2012). ISBN: 978-84-9872-649-7

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…