Ir al contenido principal

Lecturas Semana Negra: "Divididos por cero" de Arturo Maciá


Resumen de la obra: Una joven periodista, Minerva, es testigo de un extraño tiroteo en el barcelonés parque Güell en el que, además, secuestra a una niña. Intenta investigar el caso, pero todas las puertas se le cierran y se ve obligada a olvidarse del tema. Años después, una frase le trae a la memoria lo que vio en el famoso enclave y decide, apoyada por su nuevo jefe, volver a trabajar en ello.
Lo que ella no puede ni sospechar es que tras su historia hay una compleja trama tecnológica de manipulación de los recuerdos, gracias a la cual el lector se adentrará en un sorprendente mundo futurista donde disfrutará con la ciencia ficción en mayúsculas.

En cierto modo, la memoria es el eje central en torno al cual gira esta novela de Arturo Maciá Morant. Al igual que tantos personajes de Dick, los protagonistas de Divididos por cero están obsesionados por el pasado y por la búsqueda del tiempo perdido, que diría Marcel Proust. Al fin y al cabo, los recuerdos son el sustrato de nuestra memoria, y nuestra percepción del mundo cambia con ellos.
Sin embargo, que nadie se asuste: lejos de perderse en disquisiciones filosóficas, el argumento de la novela transita por el terreno del suspense y el misterio, aunando elementos del thriller con otros más propios de la novela de anticipación e incluso de la novela popular. Destacar también que, pese a la profusión de personajes y tramas paralelas, el autor no pierde el control de la narración en ningún momento, manteniendo el interés desde la primera página hasta el no menos emocionante final. Y es que nada es casual en esta obra: los nombres de los personajes, las referencias musicales, los tipos de letra, todo forma parte de un intenso puzle, perfectamente ensamblado, como las piezas de ese reloj que desmontaba y volvía a montar el padre del Dr. Manhattan en Watchmen, la obra cumbre de Alan Moore.
En palabras del autor, la versión de la historia que podemos leer en esta edición de Neverland guarda ciertas diferencias con respecto a la idea original, la cual fue puliendo a lo largo del siempre difícil proceso de escritura, si bien a la vista del resultado final no cabe sino pensar que el esfuerzo ha merecido la pena. Para el futuro Maciá ya tiene prevista una continuación de Divididos por cero aunque, tal y como apuntó durante su presentación en la Semana Negra de Gijón, esta es más o menos autoconclusiva y se puede leer (y disfrutar) por sí misma, y su autor tampoco descarta, llegado el caso, probar suerte en otros géneros como el Noir o incluso la novela histórica. Entretanto, podemos ir abriendo boca con este Divididos por cero que, a buen seguro, dejará un grato recuerdo en el paladar tras su lectura.

Imagen cortesía de Jorge Iván Argiz

Ficha técnica:

Título: Divididos por cero.
Autor: Arturo Maciá Morant.
Edita: Neverland Ediciones, serie Ambigú Fantástica y CF.
Formato: Rústica encuadernada en cartoné. 394 pp. 23x16 cm.
ISBN: 978-84-942705-4-3

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…