Ir al contenido principal

El Baúl de los Recuerdos: Mundos Imaginarios


La editorial RBA acaba de anunciar la reedición dentro de su sello Literatura Fantástica de Trueque mental (1966) uno de los títulos menos conocidos (pero no por ello menos interesante) de Robert Sheckley y del que tan sólo existe una versión anterior en castellano, la de Mundos Imaginarios de 1999 que en la práctica se halla descatalogada y es muy difícil de encontrar, por lo que es de agradecer el detalle que RBE Editores han tenido recuperando esta pequeña obra maestra (en extensión, que no en interés) del autor de Dimensión de milagros (1968) y La décima víctima (1965). Reedición que nos sirve, además, para recordar en el Baul de los Recuerdos la antedicha colección Mundos Imaginarios, una de las más interesantes que aparecieron a finales de los noventa y principios del nuevo siglo.
La colección - que llegó a publicar un total de 12 títulos - venia de la mano de Plaza & Janés, una de las editoriales con más prestigio y solera de nuestro país, y estaba supervisada por Marcial Souto, un nombre muy popular entre los aficionados al género por su vinculación a la revista El Péndulo. Pese a su breve vida, Mundos Imaginarios dejó un agradable recuerdo entre el aficionado del momento, tanto por su contenido como por el continente, ya que a una interesante selección de autores se le unía uno de los mejores formatos que ha tenido colección alguna dedicada al género en nuestro país. Eran libritos de dimensiones muy reducidas (11,5x18 cm) pero muy bien encuadernados y resistentes, con un elegante diseño de portada, además de unas traducciones más que correctas y cuidadas para la época.
Respecto a la oferta, Souto prefirió centrarse en autores de renombre de la ciencia ficción anglosajona, aunque los números 6 y 12 de la colección fueron las novelas La ciudad (1970) y El lugar (1982) del escritor uruguayo Carlos Levrero. El resto de títulos alternaba entre reediciones de clásicos inencontrables como el número 8, El viaje del Beagle espacial (1950) de A. E. Van Vogt, con obras todavía inéditas en castellano de Sturgeon, Zelazny o el propio Sheckley, entre otros. Como particularidad, cada libro venía precedido de un prólogo que comentaba la obra y estaba escrito por otro afamado autor o experto en la materia. El precio, por fin, era bastante ajustado para una edición de estas características, aunque algunos ejemplares se pudieron conseguir de saldo durante algunos años tras el cierre de la colección, que como ya hemos dicho, no sobrepasó las doce entregas, quizás porque la selección de títulos era un tanto errática y junto a obras de indudable interés se ofrecían otras sin más valor añadido que el de estar inéditas en castellano (aunque siempre había excepciones, como La fuente del unicornio de Sturgeon, o la ya aludida Trueque mental de Sheckley).
Con todo, Mundos Imaginarios dejó un buen puñado de títulos imprescindibles, entre los que cabe destacar esa reedición de Los viajes del Beagle espacial o una nueva antología de relatos de Roger Zelazny, amén de los ya mencionados, de inexcusable presencia en la biblioteca de cualquier aficionado al género, por lo que sólo cabe lamentar que la iniciativa no funcionase y que desde la casa no hayan intentado darle una segunda oportunidad, aunque en estos tiempos de crisis que corren sacar nuevas colecciones al mercado sea una aventura cuanto menos incierta, por lo que es especialmente de agradecer el empeño de RBA y otras editoriales por recoger el testigo y recuperar estas historias y otras no menos interesantes.
A continuación, para los interesados, dejamos la lista completa de títulos publicados en la colección junto a otros enlaces de interés:

Mundos Imaginarios (1999-2000):

1. La fuente del unicornio de Theodore Sturgeon. (Prólogo de Ray Bradbury).
2. Trueque mental de Robert Sheckley. (Prólogo de Brian Aldiss).
3. Laberinto de muerte de Philip K. Dick. (Prólogo de Vicente Verdú).
4. Galaxias como granos de arena de Brian Aldiss. (Prólogo de Robert Silverberg).
5. En Çiron vuelan de Samuel R. Delany. (Prólogo de Joe Haldeman).
6. La ciudad de Mario Levrero. (Prólogo de Antonio Muñoz Molina).
7. Cuerpodivino de Theodore Sturgeon. (Prólogo de Manuel Vicent).
8. El viaje del Beagle espacial de A. E. Van Vogt. (Prólogo de Fernando Savater).
9. Estación Hawksbill de Robert Silverberg. (Prólogo de Frederick Pohl).
10. El amor es un número imaginario de Roger Zelazny. (Prólogo de Philip José Farmer).
11. Mundo azul de Jack Vance. (Prólogo de Poul Anderson).
12. El lugar de Mario Levrero. (Prólogo de Julio Llamazares).

Otros enlaces de interés:

Comentarios

odo ha dicho que…
Muy interesante artículo. Como bien dices, es una colección un tanto extraña pero que tiene algunas obras más que interesantes.

Tengo bastantes ejemplares de la colección (casi todos procedentes de saldos), pero sólo he leído unos pocos. Me gustó muchísimo Trueque Mental y también Laberinto de muerte. En cambio, el de Delany es bastante malejo.

Gracias por recordarme esta colección y, de paso, que tengo sin leer La fuente del unicornio y Cuerpodivino :)
Alejandro Caveda ha dicho que…
¡De nada! A ti por dedicar parte de tu tiempo a leerlo, me alegro de te haya gustado y traido buenos recuerdos, como a mi mismo. Yo la tengo también casi completa, aunque mis favoritos son los de Zelazny, Van Vogt y Sheckley. Era una colección muy original y creo que merecía mejor suerte, pero las frías matemáticas son implacables. ¡Saludos!
Anónimo ha dicho que…
¿Y dónde puedo encontrar, desde provincias, esos, al parecer, interesantes libros?
De La Casa del Libro no me fío, porque te enrollan para nada.

Muchas gracias, Alejandro. Es la 1ª vez que visito tu blog.

Carolina
Alejandro Caveda ha dicho que…
Hola, Carolina. Si no te gusta la casa del libro puedes probar a través de otras plataformas on line como Iberlibro, o LibroVicios. Cualquiera de las dos es de fiar y funcionan bastante bien. Un saludo cordial y perdona el retraso en contestar.

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…

Las aventuras de Han Solo

Harrison Ford está viviendo una madurez espléndida. Tras interpretar por cuarta vez a Indiana Jones en 2008 (1), hemos podido verle en títulos tan llamativos como Cowboys & Aliens (2011), El juego de Ender (2013) o Los Mercenarios 3 (2014). En el 2015 retomó su papel como Han Solo en el Ep. VII: El despertar de la Fuerza, en breve podremos verle de nuevo como el caza-replicantes Rick Deckard en Blade Runner 2049 (Dennis Villenueve, 2017) y es posible que vuelva a dar vida al veterano arqueólogo en un nuevo proyecto, aun por concretar, previsto para 2020.
A mayor abundamiento, [Spoiler] su "muerte" en el momento álgido del Ep. VII [/Spoiler] ha despertado el interés por Han Solo, un personaje que si bien forma parte importante de la cultura popular de las últimas décadas, rara vez ha tenido ocasión de brillar por separado, compartiendo la mayoría de sus aventuras junto a la princesa Leía, Luke Skywalker, Lando Calrissian y, cómo no, R2D2 y C3PO. Sin embargo, en algunas oca…