Ir al contenido principal

Recomendación: Pequeño Diccionario de Cinema para Mitómanos Amateurs de Miguel Cane

Este Pequeño Diccionario de Cinema para Mitómanos Amateurs no es un manual de cine al uso, pero es que su autor tampoco es un escritor convencional. Periodista, literato, bohemio, diletante al estilo de Oscar Wilde y culto sin caer en la pedantería, Miguel Cane es - ante todo - un apasionado del cine que busca transmitir esa pasión a través del papel con esta obra de lectura obligada para cualquier amante del Séptimo Arte, que rehuye los clichés y encorsetamientos típicos de esta clase de trabajos. Lejos de limitarse a la mera recopilación exhaustiva y cronológica de datos el autor retrata de forma certera a cineastas, intérpretes y personajes con un cariño no exento en ocasiones de una fina ironía, a través de una hábil combinación de datos biográficos y anécdotas pasadas por el tamiz de la memoria y la nostalgia más respetuosas. Y es que Cane no se limita a describir, sino que reflexiona sobre lo que escribe, centrándose en aquellos títulos que le parecen más significativos dentro de la trayectoria vital de cada uno de los personajes aquí incluidos. Una obra, pues, mucho más personal (aunque no por ello menos didáctica) de lo acostumbrado en este tipo de guías aunque precisamente en ello reside su auténtico valor. Y es que, como el propio Miguel Cane apunta en la presentación de su libro, ¿para qué sirve el Cinema, si no es para emocionarnos?
Respecto a la edición en sí hay que destacar que está hecha con el habitual mimo y cariño que Impedimenta aplica en todas sus obras: buena encuadernación, papel de calidad y gramaje adecuados, y un tamaño de letra correcto para poder leer cómodamente sin necesidad de echar mano de los anteojos ni terminar padeciendo migrañas. El libro incluye un prólogo de Daniel Kreuze y en vez de las típicas fotografías en blanco y negro, viene adornado (nunca mejor dicho) con toda una serie de bellísimas ilustraciones obra de Ana Bustelo. Los asistentes a la presentación del mismo (que tuvo lugar en la sala de conferencias del Centro Cultural Antiguo Instituto de Gijón, el pasado viernes día 19) pudieron disfrutar, asimismo, con la proyección de un video de presentación en el cual aparecían muchos de los personajes protagonistas incluidos en este Diccionario).
Puede que haya quien me acuse de parcial (y no andaría del todo desencaminado: estoy enganchado al libro) pero sinceramente creo que estamos ante una de esas obras de referencia indispensable tanto (como bien reza su título) para mitómanos nostálgicos como para amateurs interesados en saber más acerca de esa fábrica de sueños que es el mundo del cine. Después de todo, como bien dice el autor: "Todos estamos hechos de estrellas".

Trailer del Diccionario:



Ficha Técnica:

Título: Pequeño Diccionario de Cínema para Mitómanos Amateurs
Autor: Miguel Cane
Editorial: Impedimenta, Col. La Biblioteca del Pájaro Dodo
Formato: Rústica, 372 pp. PVP aprox. 23,95 €
ISBN: 978-84-15578-58-1

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…