Haciendo balance del 2012 y un atisbo a lo que está por venir


Un fragmento del The Phantom de Eduardo Barreto

El año 2012 ha sido un año para el olvido, en general. Un año que pocos echarán en falta. Un año de crisis y recortes durante el cual nos dejaron muchos rostros conocidos del mundo de la cultura como el actor Sancho Gracia, la cantante Chavela Vargas, el cineasta Tony Scott o los dibujantes Jean Giraud y Eduardo Barreto, entre otros nombres no menos ilustres. Barreto siempre fue uno de mis artistas favoritos, cuya obra había tenido ocasión de estudiar a lo largo de los años a través de varios artículos y reseñas de la mítica y añorada revista Dentro de la Viñeta. Como homenaje a un autor que tantos y tan buenos ratos me había hecho pasar con su trabajo, me pareció una buena idea recuperar y actualizar el artículo que le dediqué en el ya lejano número 19 de la antedicha revista, el cual ocupó cuatro entregas del zoco a lo largo de todo el pasado mes de mayo. Meses antes, había recuperado otro artículo inédito (en esta ocasión, dedicado a E.E. "Doc" Smith) para estrenar el 2012 en este blog. Un breve ensayo centrado en este gran escritor y sus dos sagas más importantes que había escrito para otra revista del género (Interplanetaria, creo recordar) pero que había quedado inédito tras el cierre de la misma. A continuación dediqué otras tres entregas del blog (entre enero y febrero) para reflexionar sobre No tengas miedo (2011) el más reciente proyecto cinematográfico del cineasta navarro Montxo Armendáriz, protagonizado por una Michelle Jenner en estado de gracia cuya excepcional interpretación como Silvia (una joven sometida a abusos sexuales por parte de su progenitor desde la infancia) le ha llevado a las puertas del Goya, además de merecerle el reconocimiento unánime por parte de la prensa y la crítica especializada (para más detalles, vease Armendáriz, Jenner y la cara oculta del miedo)

Las muchas (y hermosas) caras de Michelle Jenner

El 2012 ha sido un gran año para la interprete, que ha triunfado en TV y en las salas de cine gracias a proyectos tan interesantes como Extraterrestre de Nacho Vigalondo, Las aventuras de Tadeo Jones o Isabel, mi Reina, una ficción histórica que recrea la vida y época de la célebre monarca castellana impulsora de la Reconquista y del descubrimiento de América. Desde el zoco he comentado estos y otros trabajos de la actriz, los cuales, para facilitar su lectura y localización he decidido reunir en un mismo apartado bajo el título genérico de El rincón de Michelle Jenner, el cual se va actualizando periódicamente con cada novedad relacionada con ella. Para el futuro mi intención es convertirlo en una página web fija enlazada al blog que este siempre visible en portada. A título personal, siempre recordaré el 2012 como el año en que pude conocer por fin en persona a mi actriz favorita durante el preestreno de Las aventuras de Tadeo Jones. Sólo fueron unos minutos, los justos para intercambiar un abrazo, hacernos un par de fotos y conseguir un autógrafo; pero para mi fue uno de esos contados momentos mágicos que atesoras con cariño para toda la vida. Y ahora si que puedo afirmar con conocimiento de causa que en la vida real es igual de hermosa y simpática que en pantalla, sino más.

Yohana Cobo, esa chica de mirada triste y expresiva

2012 ha sido asimismo el año del regreso a la pequeña pantalla de Yohana Cobo, una de las jóvenes actrices más interesantes de su generación y otra de mis debilidades personales desde que la descubrí en el estreno de Volver (2006) de Pedro Almodovar, pero cuya carrera se había tornado un tanto errática durante los últimos años hasta que hace poco hemos podido verla interpretando a una joven Lolita Flores en un biopic televisivo sobre la vida de Carmina Ordoñez. Con tal motivo me decidí a escribir un modesto ensayo (similar a la que en su momento le dediqué a la propia Michelle Jenner) recordando su trayectoria profesional y algunos de sus papeles más destacados, y que semana a semana se ha mantenido como uno de los más vistos del zoco. Vaya por Ud., Sta. Cobo.

Daniel Graig, tras los pasos de Connery

Este año también ha sido el de un doble regreso por la puerta grande: por un lado, el de Ridley Scott, con Prometehus, la anunciada precuela del universo Alien que expande lo ya visto en las películas originales y abre a su vez el camino a nuevas y más emocionantes entregas de la saga; por otro, Skyfall, la nueva entrega de las aventuras del agente secreto más famoso del celuloide dirigido, en esta ocasión, con mano firme por el cineasta Sam Mendes, en lo que supone la consagración definitiva de Daniel Craig como el mejor Bond de las últimas décadas, tras la estela marcada por el inolvidable Sean Connery. Películas ambas de las que también nos hemos hecho eco aquí en el blog.
Un apartado que tampoco hemos descuidado este año ha sido el relativo a la ficción. Tras Una noche en el cementerio (la primera de las aventuras protagonizadas por Adrián Ruthven) he subido al blog otro relato completo (Café para dos) además de diversos fragmentos de otras historias más extensas como Misty Island o Doble juego. En el futuro pretendo seguir adelante con Un mal lugar donde perderse, así como con algunas otras sorpresas y novedades que espero sean de vuestro agrado. Como siempre, se agradecerán todas las críticas y comentarios constructivos que tengáis a bien hacerme al respecto.
¿Qué nos deparará el presente inmediato? A la vuelta tengo un nuevo artículo dedicado a la actriz canadiense de cine, teatro y TV Christina Cox, tras el cual dedicaremos varias semanas a repasar la trayectoria profesional del escritor y guionista J. M. Straczynski, haciendo especial hincapié en algunos de sus trabajos más destacados como Babylon 5, Midnight Nation, Amazing Spider-Man, Escuadrón Supremo o The Twelve. Ya mismito, no se lo pierdan.

"El rey de amarillo": no abrir ni en caso de emergencia
Un último apunte: según las estadísticas de Blogger, las cuatro entradas más populares del blog durante este año 2012 que hoy despedimos han sido mi relato Una noche en el cementerio; El rincón de Michelle Jenner; el artículo dedicado a Yohana Cobo y nuestra reseña literaria sobre El rey de amarillo de Robert W. Chambers. Curiosamente, son los mismos cuatro que yo hubiese elegido de haber sido un observador imparcial. Muchas gracias a todos por vuestra compañía a lo largo de este año que termina y vamos a ver si recibimos al 2013 con buen pie.

Comentarios