Star Trek en viñetas

Desde su primer viaje en busca de nuevos mundos y civilizaciones allá por el lejano año 1966 la nave estelar Enterprise no sólo ha viajado a través del tiempo y del espacio, sino que ha saltado a nuevos formatos desde la pequeña pantalla original siempre buscando llegar a un público lo más amplio posible: cine, novelas, juegos de rol y de PC y, como no, tebeos. La Enterprise ha vivido sobre al papel algunas de sus mayores y mejores aventuras muchas de las cuales permanecen, por desgracia, aun inéditas en nuestro país.
Gold Key fue la primera editorial en explotar el filón. Esta casa, pionera en adaptar al comic películas y series de éxito publicó unos sesenta números de su colección de Star Trek durante casi diez años, entre el final de la serie original de televisión (en 1968) y el estreno de Star Trek: la película en 1979. Se trataba en su mayoría de historias autoconclusivas, muy fieles al espíritu de la obra de Roddenberry, realizadas por en su mayor parte por un equipo de esforzados y anónimos profesionales que apenas vieron reconocido su trabajo (por aquel entonces, era habitual que en los comics no apareciesen acreditados sus autores). En su momento pudimos leer algunas de estas historias gracias a la editorial mejicana Novaro bajo el título de Viaje a las estrellas y, más recientemente, fue la española Recerca la que intentó sacar adelante una fallida colección de clásicos de Star Trek.
Aprovechando el tirón del estreno de la primera película de la saga fue la editorial norteamericana Marvel Comics la que consiguió los derechos para publicar la adaptación de la misma en viñetas, tras lo cual decidieron continuar la colección 15 números más, ofreciendo a sus lectores nuevas aventuras de la tripulación original según la estética del filme firmadas por guionistas del calibre de Martin Pasko o Mike W. Barr (que ha seguido colaborando con la franquicia de Roddenberry en años posteriores).
En 1984 la es la eterna rival de la Marvel, DC Comics, la que se hace cargo de la franquicia lanzando una nueva colección basada en la serie original, en cuyas páginas tuvimos la ocasión de descubrir el talento de un joven que apuntaba maneras como guionista, llamado Peter David. Ya en 1990, DC relanza la serie cediéndole a David el protagonismo absoluto al mismo tiempo que inicia otra colección, igual de exitosa, dedicada a la Nueva Generación, amén de diversos anuales, series limitadas o novelas gráficas como Deuda de Honor, escrita por Chris Claremont y dibujada por Adam Hughes, la cual fue publicada en España por Planeta a través de su sello World Comics, bajo el cual aparecieron también cuatro volúmenes que recopilaban lo mejor del Star Trek de Peter David además de una maxiserie de 12 números protagonizada por Picard y su tripulación.
En la segunda mitad de los noventa, y coincidiendo con el paso del testigo de la tripulación clásica a la Nueva Generación en la franquicia cinematográfica, Marvel Comics recupera el control de la misma en un momento en el que los tebeos de Star Trek gozaban de una buena reputación gracias a la labor previa realizada por DC. En general, esta segunda etapa de Marvel dejó un puñado de títulos interesantes como Starfleet Academy; The Early Voyages (que narraba las aventuras del capitán Pike y la primera tripulación del Enterprise) o Tales from the second-five-years mission, que rellenaba el hueco entre la primera y segunda películas originales. Con todo, también hubo hueco para algunas excentricidades, como los cross-overs entre Star Trek y la Patrulla X (como suena). Destacar que durante los noventa la pequeña editorial independiente Malibú Comics (posteriormente absorvida por Marvel) adquirió los derechos para adaptar al comic la nueva teleserie Espacio Profundo Nueve, protagonizando sobre el papel algunos cross-overs con la Nueva Generación que se adelantaron en el tiempo al cine y la televisión.
En cierto modo el caso de Malibú Comics no dejaba de ser una premonición ya que la siguiente editorial en controlar la franquicia fue el modesto sello Widstorm de Jim Lee, uno de los enfants terribles del comic norteamericano y co-fundador de la editorial Image, auténtico baluarte de los derechos de autor en su momento. Wildstorm decidió prescindir de las colecciones abiertas optando en su logar por publicar diversas miniseries, especiales o novelas gráficas protagonizadas sobre todo por la Nueva Generación o la tripulación del Voyager, aunque también exploraron otros rincones del cada vez más rico y extenso universo creado por Roddenberry. Irónicamente, el sello Wildstorm fue adquirido por DC pocos años después de su creación, por lo que esta puede ser considerada, en cierto modo, como la "tercera" etapa de los comics DC de Star Trek. Recerca publicó en nuestro país algunas de estas historias de forma paralela a su fallida Clásicos Star Trek.
La última editorial sobre la que ha recaido hasta la fecha la responsabilidad de publicar nuevas aventuras de la saga espacial más famosa del medio catódico (con permiso de George Lucas) es la también pequeña e independiente IDW que, todo sea dicho, está sacando al mercado algunos de los mejores comics jamas escritos o dibujados inspirados en Star Trek. Además de títulos originales como Alien Spotlight, Star Trek: Klingons o Star Trek TOS: Season Four (entre otros) está rescatando algunas de las mejores series o arcos argumentales clásicos de Marvel y DC a través de colecciones como Star Trek Archives y Omnibus. Mencionar también la labor del gran dibujante John Byrne, que ha colaborado con IDW en varios proyectos relacionados con la franquicia como es el caso de Romulans: Schism, o Star Trek: Crew, entre otros. Además, el gran éxito de la nueva película de Star Trek rodada por J.J. Abrams ha supuesto un importante respaldo a la labor de IDW que ha aprovechado el tirón con nuevas miniseries como Nero o Spock: Reflections, además de la adaptación al comic del propio filme. Cabe esperar que algunas editorial patria, aprovechando el buen momento que atraviesa la franquicia, se anime a publicar alguno de estos títulos, a cual más interesante, para regocijo de los trekkies autóctonos que llevan (llevamos) muchos años sin un buen tebeo de Star Trek que llevarnos a la vista en castellano.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu blog.
Un beso
tatiana.

tajuancha@gmail.com
Anónimo ha dicho que…
Un buen post como siempre. No nos olvidemos de que un dibujante español, el gran JOSEP BEROY, ha aportado su granito de arena al universo Star Trek dibujjando Star Trek: Alien Spotlight: Vulcans que fue publicada por IDW. Saludos, jose manuel.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Tatiana:
Gracias por tus amables palabras, puedes tomar del zoco lo que necesites, tan sólo te agradecería que citases siempre a la fuente. Un cordial saludo y hasta pronto :)
Alejandro Caveda ha dicho que…
José Manuel:
Cierto, la lista de grandes dibujantes que han participado en comics de Star Trek seria muy larga y es buena idea para un futuro post, gracias por sugerencia. Un abrazo y hasta pronto :)