Ir al contenido principal

Un repaso al 2016 (y un vistazo a lo que está por llegar)


Normalmente, suelo cerrar el año haciendo un repaso de lo publicado en el blog durante esos últimos doce meses, además de hacer algún pequeño adelanto de lo que está por venir en un futuro inmediato. Pero sinceramente, esta vez no me apetecía. Tal vez porque el 2016 ha sido un año nefasto, o porque mi estado anímico no era el más adecuado, he estado a punto de saltarme la costumbre, he incluso me he planteado la posibilidad de cerrar el blog, tal y como hicieron en su momento otros compañeros blogueros. Al fin y al cabo, en estos tiempos de redes sociales, Instagran, Whatsapp y Snapchat, mantener un blog tiene algo de quijotesco, casi de espíritu Vintage, al igual que conducir una Vespa o coleccionar sellos. Sin embargo, aquí estamos, por respeto a la tradición, y por no perder las viejas costumbres, cuando además de viejas son ya casi de la familia.
Curiosamente, empecé el 2016 con un artículo titulado "Tu blog y las redes sociales ¿una pareja perfecta?" al que siguió otro acerca del fenómeno fan y las siempre difíciles relaciones entre las celebridades y su público, temas ambos que he vuelto a retomar en mi último artículo del año: "Acerca de la importancia de seguirnos o no en Instagram, y otras paranoias". Y es que reconozco que todo lo que tiene que ver con la red me fascina, aunque yo pertenezca a una generación que creció sin teléfonos móviles ni ordenadores, o tal vez precisamente por eso.


Pese a lo que pueda parecer, el cine ha tenido un peso significativo dentro del zoco durante estos 365 días. Ahí están artículos como "La magia del cine dentro del cine" (marzo) o "El western contemporáneo" (agosto), sin olvidarnos de las reseñas de Batman vs Superman, El Escuadrón Suicida o Star Trek Beyond, además de las reseñas biográficas de Harrison Ford y de la bellísima actriz española (y musa de Jesús Franco) Soledad Miranda. También ha habido momentos para reflexionar acerca del mercado editorial, ya sea acerca del tema de las secuelas post-mortem, o de la piratería digital, por poner un par de ejemplos. Por desgracia, si que se me han acumulado muchas reseñas de libros que, una vez pasada la novedad, ya no parecen tener mucho sentido, aunque intentaré ir dándole salida a alguna de ellas a lo largo de este 2017, más por compromiso que por otra cosa.
La ficción también se ha hecho un hueco en el Zoco con "Nunca estaremos más vivos que ahora", la secuela de "Una bala desde el pasado" que cierra (por el momento) la lista de las historias protagonizadas por Adrián de la Cruz y Adriana Vega, aunque conviene aclarar que hay una historia anterior inédita y más larga (de hecho, por extensión es casi una novela) que espero vea la luz algún día, ya sea en el blog o como libro en formato digital. Asimismo, he empezado a rescatar y publicar (debidamente revisados y actualizados) algunos de mis viejos relatos de ciencia ficción que permanecían olvidados en una carpeta de mi disco duro como "El largo camino de vuelta a casa" o su continuación, "La era del cambio". Después de todo, ya he perdido toda esperanza de publicarlos en otro medio y a estas alturas de la película ya tengo claro que no soy la gran esperanza del género en nuestro país, ni siquiera un simple mercenario de las letras a buen precio, por lo que esta va a ser la única forma de que al final vean la luz. Para el futuro cercano tengo previsto publicar la continuación de estos dos últimos, además de una nueva entrega de las aventuras de Adrián Ruthven, y la secuela de "Retorno a Carcosa", entre otras historias.
Respecto a los artículos, tenía pensado inaugurar el año con un repaso a la saga de Blade Runner similar al que le dediqué en su momento a El club de la lucha, comparando la película de Ridley Scott con la novela original de Dick, las secuelas literarias de Jeter, y la anunciada Blade Runner 2049. Sin embargo, la reciente muerte de la actriz Carrie Fisher, la mítica princesa Leia de La guerra de las Galaxias, me ha hecho replantearme el orden para comenzar con un sentido homenaje a esta entrañable interprete, tras el cual vendrán nuevos ensayos sobre Robert E. Howard en la Biblioteca del Laberinto, The Strain o el cine erótico, además del ya antedicho Blade Runner 2049, entre otras ideas que irán surgiendo por el camino. Últimamente me he dado cuenta de que me he vuelto un poco errático a la hora de escribir, y que tiendo a improvisar sobre la marcha según se me van ocurriendo temas interesantes, lo que no quiere decir de interés general. En cualquier caso, seguimos adelante, al menos mientras el cuerpo resista y aun quede alguien a quien todavía le interese pasarse por aquí de vez en cuando. Un saludo cordial, feliz año, y nos seguimos leyendo por el camino.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…