Mi Top Five de dibujantes favoritos

David y Laurel, por Garfy Frank
Quienes me conocen, o me leen desde hace tiempo, saben que de vez en cuando me gusta emular a Rob Fleming, el protagonista de la novela Alta Fidelidad (1995) del escritor británico Nick Hornby, redactando listas con mis cinco (o diez, o diez más dos) cosas favoritas, ya sea libros, películas, actores, actrices o postres caseros (esta última todavía no pero, hey, es una idea). Y como hacía tiempo desde la última vez (1), aquí dejo una nueva entrega centrada en mis cinco dibujantes favoritos.
Como en anteriores ocasiones, el primer borrador incluía mucho más que cinco nombres, empezando por clásicos imprescindibles (al menos, para mí) como son Guido Crepax (si, el de Valentina) o Jim Steranko y su mejor discípulo, Paul Gulacy, con un mención especial para Hugo Pratt y Rubén Pellejero por Corto Maltés y Dieter Lumpen, respectivamente. Tampoco puedo olvidarme del Batman de Marshall Rogers o Michael Golden, al cual tuve ocasión de conocer en persona durante unas Jornadas del Comic de Avilés, momento que aproveché para regalarle la edición española de varias de sus historias (si, en vez de pedirle un autógrafo. Así de raro soy yo). Sin embargo, a la hora de tomar la decisión final, me he decantado por artistas más recientes, que estuviesen aun en activo y con algún (o algunos) título, serie o personaje de éxito en su currículo. También, para evitar susceptibilidades, he preferido listarlos por orden puramente alfabético, según el apellido, aunque siguiendo este criterio el primer puesto le corresponde a Charlie Adlard, que hubiese sido también mi primera elección caso de dejarme llevar por motivos más personales.

1. Charlie Adlard.
Aunque Adlard haya saltado (merecidamente) a la fama gracias a su trabajo en la serie de comic The Walking Dead, ilustrando los excelentes guiones de Robert Kirkman, servidor le conoció durante su etapa en Expediente X de Topps Comics allá por los noventa (2), antes de embarcarse, junto a Ian Edginton, en la que todavía hoy es (en mi humilde opinión) su obra maestra: The Establishment (Wildstorm, 2000-2001). Una maxiserie de 13 números que combina con soltura la ciencia ficción con el comic de súper héroes, además de homenajear a diversos clásicos británicos del cine, la literatura y la televisión que van desde John Wyndham y sus cuclillos de Midwich a Los Vengadores (John Steed y Emma Peel, no los personajes de Marvel). Ah, y para terminar de ponerles los dientes largos, tengo el nº 1 de la edición española de la serie firmado y dedicado por sus autores (Adlard y Edginton, no Patrick Macnee y Diana Rigg, aunque tampoco estaría nada mal...).

2. David Aja.
La nota hispánica la pone el vallisoletano David Aja, que tras deslumbrar a propios y extraños con su espectacular etapa en El Inmortal Puño de Hierro (Marvel, 2006-2008), acompañó a su guionista, Matt Fraction, para ilustrar una de las mejores (nuevamente, en mi humilde opinión) colecciones que Marvel publica en la actualidad: Ojo de Halcón, donde Aja abandona la estela de Alex Maleev para emular al mejor Mazzuchelli, con algunos guiños a clásicos del calibre de Will Eisner. De momento, Panini ha publicado los dos primeros volúmenes recopilatorios con las aventuras de este carismático personaje, más de moda que nunca gracias a su presencia en la franquicia de Los Vengadores del Universo cinemático Marvel (Los héroes más poderosos de la Tierra, no John Steed y la señorita Peel) (3).

3. John Cassaday.
Para toda una generación de lectores (entre los cuales me reconozco incluido), Cassaday siempre será el genial ilustrador de The Planetary (1999-2010), la magistral serie de aventuras creada por el británico Warren Ellis para el sello Wildstorm. Antes de eso, Cassaday ya había dado muestras de su buen hacer en diversas colecciones y maxiseries para Marvel (como su etapa al frente del Capitán América en 2004) donde hacía gala de ese realismo detallista que es su sello de fábrica y a la vez su talón de Aquiles. Dibujante lento y perfeccionista, a Cassaday le cuesta sacar adelante series mensuales, prefiriendo en su lugar miniseries o especiales donde puede desarrollar sin trabas todo su talento. Desde hace tiempo colabora como asesor artístico para pequeñas editoriales como Dynamite, además de ser uno de los puntales de la nueva línea Star Wars de Marvel.

4. Gary Frank.
Frank es uno de esos artistas surgidos al amparo de la extinta línea Marvel UK en títulos como Motormauth & Killpower, que le abrieron el camino a nuevos trabajos ya en los EEUU entre los cuales cabe destacar Hulk (1993-1995, junto a Peter David), Supergirl (en DC, 1996-1997, de nuevo con Peter David), o sus colaboraciones con J. M. Straczynski, como Escuadrón Supremo (2006) o, sobre todo, Midnight Nation (2000-2001) la cual me sigue pareciendo su mejor trabajo hasta la fecha. A título anecdótico, durante su paso por Avilés en 2005 me dedicó un precioso retrato de David y Laurel, la pareja protagonista de la serie. Desde hace algunos años colabora con el guionista Geoff Johns para redefinir al Caballero Oscuro dentro de la línea de novelas gráficas alternativas genéricamente denominada Tierra Uno (4).

5. Liam Sharp.
Al igual que Frank, Sharp fue otro de los artistas que llegaron al mercado americano desde la línea Marvel UK (donde dibujó varias miniseries de Death's Head, junto al guionista Simón Furman) antes de recalar en Marvel, aunque también ha trabajado para DC y otras editoriales, generalmente dibujando especiales, números sueltos o miniseries. Su estilo de dibujo, anticomercial y algo barroco, le ha alejado del comic tradicional de superhéroes para centrarse en títulos más orientados al terror o la fantasía heroica, como The Spawn: The Dark Ages (1999-2000, con Brian Holguin), Red Sonja: One More Day (2006) o la serie Testament del sello Vértigo de DC Comics (2006-2008), escrita por Douglas Rushkoff. Entre mis posesiones más preciadas se encuentra una bellísima ilustración de Red Sonja que este gran artista tuvo a bien regalarme, dedicada, durante su visita a las Jornadas del Comic de Avilés de 2008.

Red Sonja, por Liam Sharp

Y hasta aquí mi muy personal selección. ¿Cuál es la vuestra?

Notas:

1. Mis 10 (+2) clásicos imprescindibles de la historia del cine, en enero de este mismo año.
2. Véase al respecto nuestro artículo Los Expedientes X, en viñetas
3. Ojo de Halcón es asimismo miembro habitual del los Vengadores Secretos, grupo al que recientemente le hemos dedicado un artículo en el blog.
4. A propósito de Gary Frank no está de más recordar el artículo que le dediqué, ya en su momento, con motivo de su visita a las antedichas Jornadas del Comic de Avilés.

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
¡Sinceramente no te puedo creer que te guste Adlard a quien detesto y lo encuentro tan simplón! (si incluso lo denosté bastante en mi primer texto dedicado a TWD). De los otros que mencionas, Frank y Cassaday me gustan demasiado y también he escrito sobre ellos en mi blog; en cuanto a los otros dos no los conozco. Te cuento además que mi favorito lejos es Alex Ross y luego tendría que mencionar a John Romita Sr.y Mike Mignola entre los que ahora recuerdo.