Ir al contenido principal

De Cine: Aura Garrido.

 

Uno de los principales atractivos de El Ministerio del Tiempo (lo cual, tratándose de una serie de tanto interés como esta, son palabras mayores) es, sin duda, poder disfrutar en pantalla con la excelente interpretación que Aura Garrido efectua como Amelia Folch, una de las primeras universitarias españolas e integrante de uno de los muchos equipos de campo del Ministerio que viaja a diferentes épocas protegiendo el pasado para que la historia siga su curso correcto. Se da la curiosa circunstancia de que la actriz había manifestado en alguna ocasión su interés por interpretar a alguna pionera del feminismo español como Federica Montseny, con la que Amelia tiene no pocos puntos en común. La actriz, por su parte, ha sabido llevar al personaje a su terreno, imprimiéndole un firme caracter no exento de una cierta sensibilidad que han convertido a este - como decíamos - en una de las señas de identidad más apreciadas de la serie.
Nacida en Madrid un 29 de mayo de 1989, Aura Garrido es una de las mejores y más conocidas representantes de esa generación de jóvenes actores (y actrices) que habíendose curtido en televisión han dado el salto a la gran pantalla durante los últimos años, en su caso con notable fortuna, como atestiguan los variados premios y nominaciones que acumula a sus espaldas por títulos como Planes para mañana (2010) o la más reciente Stockholm (2013). Su rostro comenzó a hacerse conocido entre los telespectadores gracias a su aparición en series tan populares como Física o química (2009), Inocentes (2010) o Crematorio (2011), aunque fue su papel como Valeria en Ángel o demonio el que terminó de cimentar su popularidad.


Producida por Plural Entertainment para Mediaset España, la serie - que abarcó 22 episodios, repartidos entre dos temporadas, ambas emitidas en 2011 - estaba inspirada en la temática angelical y, en concreto, en el concepto del Ángel Caido que autoras como Anne Rice o Danielle Trussoni habían puesto de moda por aquel entonces, aunque en el caso de la serie española también pueden rastrearse influencias en diversos clásicos de la literatura como El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde (1886) de Robert Louis Stevenson, con sus reflexiones acerca de la naturaleza dual de las personas y como el bien y el mal conviven dentro de cada uno de nosotros. Pese a su brevedad, la serie tuvo una buena acogida, especialmente entre determinados sectores del público que valoraban lo arriesgado de su planteamiento más allá de la convencional puesta en escena, y sirvió, como dijimos, para abrirle a su vez a su protagonista las puertas a nuevos e interesantes trabajos como Imperium o Victor Ros (ambas del 2012), además de propiciar el despegue de su carrera cinematográfica.
Aura Garrido, de hecho, ya había debutado en la gran pantalla en 2010 como Mónica en la película Planes para mañana, de Juana Macias, papel que le valió para alzarse con la Biznaga de Plata del festival de cine de Málaga en la categoría de mejor Actriz de Reparto. Ya en 2012 encarnó a Elsa, la chica gótica enamorada del espíritu de un estudiante muerto en la comedia romántica Promoción Fantasma, de Javier Ruiz Caldera. Ese mismo año cambiaría de registro para vivir un romance letal junto a al atractivo actor Hugo Silva en el thriller El cuerpo, de Oriol Paulo, tras el que vendrían títulos como Los ilusos (Jonas Trueba, 2013), Viral (Lucas Figueroa, 2013) y, sobre todo, Stockholm (2013), de Rodrigo Sorogoyen, una curiosa reinterpretación del filme Antes del amanecer (1995) que nos muestra el día después de una pareja que acaban de pasar la noche juntos tras una rápida e intensa atracción mutua, y donde la actriz que nos ocupa nos ofrece la que tal vez sea (Ministerios aparte) la mejor interpretación de su ya de por si brillante trayectoria profesional, en opinión de quien esto suscribe.


Tras el frenesí laboral del 2013 Aura Garrido regresó a la pequeña pantalla para interpretar a Pilar Yague en la serie de televisión Hermanos (2014), tras lo cual se embarcaría en don nuevos proyectos: la ambiciosa (y, sin embargo, fallida) Alatriste y la en un principo más modesta El Ministerio del Tiempo, que ha sido la que finalmente ha dado la campanada al convertirse en la serie revelación de este año, gracias a sus inteligentes guiones, su convincente puesta en escena y su acertado reparto, entre el que destaca por méritos propios el trio protagonista y muy en especial, como ya decíamos, el personaje de Amelia, que junto con Irene Rojas (Cayetana Guillén Cuervo) pone el contrapunto femenino (y feminista) a sus compañeros Alonso y Julián (unos excepcionales Nacho Fresneda y Rodolfo Sancho, respectivamente). De hecho, el misterio en torno a la descendencia de Irene, y su relación (¿sentimental?) con Julián es otro de los puntos fuertes de la serie, que ha generado al respecto no pocas teorías y debates en Internet y las redes sociales. A mayor abundamiento, el éxito de la serie ha propiciado el rodaje de una segunda temporada donde (esperemos) se resuelvan algunos de estos misterios, de paso que se plantean algunos nuevos.
En el interín, ha participado en el rodaje de las películas Asesinos inocentes (Gonzalo Bendala, 2015) y Vulcania, de José Skaf, además de colaborar en la miniserie de televisión italiana La dama velata. Actriz versatil y de amplio registro, que se mueve con soltura tanto el el terreno del drama como de la comedia, Aura Garrido ha hecho también sus pinitos en el teatro, en obras como Cuando cuente hasta 3 (2012) o Invierno en el Barrio Rojo (2013), además de protagonizar diversos cortos, entre los que cabe destacar 5º B escalera derecha (2011) o Sssh! (2012). Poseedora de una de las miradas más bellas y expresivas de la pequeña y gran pantallas, que podría haber inspirado más de un poena de Becquer, la interprete se ha caracterizado también por su talento a la hora de elegir sus diferentes proyectos profesionales. Por otro lado, su popularidad la ha convertido en una habitual de la alfombra roja, además de todo tipo de festivales, premieres y photocalls donde su presencia destaca tanto por su elegancia innata como por su indudable atractivo físico.
Para el futuro, la actriz tiene pendiente de estreno Vulcania, además de embarcarse en el rodaje de la 2ª temporada de El Ministerio del Tiempo, la serie que tantas alegrías le está proporcionando y que ha terminado de encumbrarla como la gran estrella mediática que, no obstante, ya era. Sin embargo este no es, ni mucho menos, el final de camino. Y es que a alguien tan joven (y con tanto talento) como a Aura Garrido aun le quedan muchas (y muy buenas) interpretaciones por ofrecernos. El tiempo (nunca mejor dicho) lo dira, pero entretanto, podemos ir haciando boca con su trabajo en esta exitosa serie de TVE, llamada a marcar un antes y un después en la historia de la ficción española (en general) y del género fantástico (en particular).

Para saber más:


Artículos relacionados:


Otros De Cine en el Zoco:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…