Ir al contenido principal

"La casa en el confín de la Tierra", de Richard Corben


La editorial ECC ha reeditado La casa en el confín de la Tierra, una novela gráfica de Richard Corben basada en la historia del mismo título del escritor británico William Hope Hodgson, previamente publicada en nuestro país por Norma Comics.
El nombre de Richard Corben es sobradamente conocido para los aficionados más veteranos que recuerdan todavía algunas de sus obras maestras como Den, Bloodstar o Un muchacho y su perro. Dibujante experimental, soberbio narrador, gran colorista, Corben es uno de los nombres clásicos del comic americano del que tuvimos ocasión de disfrutar en nuestro país gracias a la edición que visionarios como Toutain hicieron de lo mejor de su producción.
Gran aficionado al terror, la ciencia-ficción y la fantasía heroica, Corben se ha decantado en los últimos años por trabajos más convencionales, como su aportación a la serie Batman: Black & White o sus colaboraciones con Brian Azzarello en Banner, Cage o Hellblazer, todos ellos de indudable belleza y perfección gráfica pero carentes quizás de la chispa y frescura que caracterizaba a sus primeras obras. Sin embargo, en esta ocasión, Corben vuelve por sus fueros para adaptar al comic todo un clásico de la literatura de terror británica de principios de siglo como es la antedicha The House in the Borderland. 
Hodgson (1875-1918) fue uno de los primeros representantes de lo que se ha dado en llamar el cuento materialista de terror. A su muerte, a una edad relativamente temprana, dejó varias novelas y un buen puñado de relatos que se encuentran entre los clásicos del género e influyeron en toda una generación de escritores posteriores a través de H. P. Lovecraft, uno de sus mayores admiradores. De toda su producción tal vez la que nos ocupa – La casa en el confín de la Tierra – sea su obra más conocida y publicada. Corben, por su parte, es uno más de la selecta lista de autores en sentirse fascinado por esta narración acerca de las desventuras de los habitantes de una mansión maldita, construida por el mismo diablo, junto a un abismo que conduce a regiones tenebrosas e insondables, y que se ven acosados y asediados por sucesivos ataques de entidades corpóreas y ultraterrenas que Hodgson describe con una imaginación y pulso hipnóticos.
Así pues, no es de extrañar que un inveterado fan del género como es Corben se haya sentido tentado de trasladar a las viñetas toda la magia de la obra de Hodgson. Para ello, el artista reclutó a Simon Revelstroke, escritor y guionista de comics, otro gran aficionado al género de terror, y con el que ya había colaborado en The Bodyssey, Den: Dreams & Elements y varias historias cortas para el sello Vértigo. Gran admirador asimismo de Hodgson y su obra, el guión de Revelstroke consigue captar de manera soberbia la esencia de la novela original a la vez que le deja a Corben manga ancha para introducir en la obra varias de sus obsesiones personales: la naturaleza salvaje del ser humano, la tensión sexual, el gusto por dibujar criaturas extrañas y secuencias oníricas… todo ello plasmado en imágenes como sólo este genial dibujante sabe hacerlo.
Editada en los USA bajo el sello Vértigo, The House in the Borderland es una novela gráfica de unas 90 páginas a color con una introducción a cargo de Alan Moore, otro de los guionistas estrella del comic de las últimas décadas y asimismo fan confeso de Hodgson. A título anecdótico, señalar que Valdemar ha reeditado recientemente la obra original en que se inspira el comic de Corben dentro de su longeva colección Gótica (número 58), junto a otras dos novelas cortas de su autor, y bajo el título común de Trilogía del abismo. Una buena oportunidad, pues, para descubrir o recordar el legado de uno de los autores más interesantes del género cuya prosa apasionó a todo un sibarita del fantástico como fue H. P. Lovecrat.

Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
No sabía de la existencia de esta adaptación, que sin tapujos te confieso que Corben es uno de mis favoritos (su especial estética es única, lo mismo que su técnica en general); por otra parte, tengo el gusto de haber leído de este autor su aterradora novela "Los Náufragos de las Tinieblas" y un cuento suyo del cual lamentablemente ignoro su título (en realidad tengo pendiente el resto de su recomendable obra).
Alejandro Caveda ha dicho que…
Aqui en España esta editada por partida doble (Norma y ECC). Es una buena adaptación, aunque a ratos se aparta de la novela original. Hodgson también es uno de mis autores favoritos, me he leido casi toda su obra, y reconozco una especial predilección por esta novela, aunque también me encantan los relatos de Carnacki (publicados por Anaya en Última Thule).
Ah, y ya te adelanto que mi próxima entrada versará sobre el universo fílmico de Raymond Chandler. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…