Ir al contenido principal

Isabel, cruce de caminos

La vida da muchas vueltas, y si no que se lo pregunten al autor de estas líneas, que hace ahora 18 meses escribía un artículo en este blog titulado Isabel: crónica de una muerte anunciada donde analizaba las causas del retraso del estreno de la serie y hacía un vaticinio más bien pesimista acerca del futuro de la misma. Esta claro que como adivino soy un asco, aunque esta es una de esas ocasiones en las que uno se alegra de haberse equivocado. Al final la serie se ha estrenado y ha sido todo un éxito de crítica y de público, siendo líder de audiencia en su franja horaria durante varias semanas consecutivas y habiendo conseguido numerosos premios y nominaciones como el Fotogramas de Plata 2012 a la Mejor Actriz de TV para su protagonista femenina, la bellísima y talentuda Michelle Jenner. De hecho, casi se podría decir que la demora en el estreno le ha sentado bien, al crear una expectación entre el público que quizás no se hubiese dado de haberse emitido cuando estaba originalmente previsto.
Las claves del éxito no siempre son fáciles de explicar, aunque en este caso cabría hablar de una afortunada combinación de factores que van desde el brillante elenco de actores a la calidad de los diálogos y los guiones, así como una acertada puesta en escena que ha sabido disimular muy bien las (escasas) carencias de la serie en lo que a exteriores y planos multitudinarios se refiere. Desde Diagonal TV siempre tuvieron muy claro que, de funcionar, Isabel constaría de varias temporadas que irian recorriendo diversas etapas de la vida del personaje. Tras una primera tanda de 13 episodios que exploraban la juventud y ascenso al poder de la protagonista, hasta culminar con su coronación como Reina de Castilla, la nueva temporada pretende abarcar un periodo más amplio de tiempo que iría desde la guerra civil contra los partidarios de la Beltraneja hasta el año 1492, fecha clave que señala el fin de la Reconquista (con la toma del Reino Nazarí de Granada, último enclave musulmán en la península) y el descubrimiento de América por parte de Cristobal Colón. Dentro del reparto, a los ya conocidos se unen nuevos rostros como los de Alicia Borrachero (Aixa), Roberto Enríquez (Mulay Hacen) o Álex Martínez (Boabdil), entre otros no menos destacados, e incluso habrá algunas sorpresas, como la presencia de don Miguel Ángel Jenner como estrella invitada.
Visto lo visto, la pregunta del millón del dólares es si esta nueva temporada de Isabel batirá los records de interés, exito y calidad de su predecesora. Y no es una pregunta retórica. La primera parte de la serie se rodó en otra época, antes de la crisis y de los recortes, cuando TVE era lider de audiencia y se podía permitir tirar la casa por la ventana en temas de presupuesto para mantener ese liderazgo. Pero esos tiempos, como diría Jorge Manrique, han pasado, y hasta el otrora intocable ente público ha tenido que someterse a la disciplina fiscal de la tijera. Sin embargo, hay motivos para mostrar optimista. Isabel es una de las pocas alegrías que le quedan a la televisión pública en estos tiempos de penuria: una serie de éxito, galardonada, lider de audiencia, y cuyos derechos de emisión se han vendido ya a varios paises europeos y de habla hispana, como Méjico o Chile. En cierto modo, Isabel es la niña mimada de TVE, como demuestra la intensa campaña promocional que se ha montado alrededor de la misma, así como el interés que esta ha despertado en las redes sociales, donde cuenta - además de con su propia web - con una página en Facebook, un perfil en Twitter y varios foros más o menos oficiales surgidos al calor del triunfo de la primera temporada. En cualquier caso, esta noche saldremos de dudas:


"Yo soy la Reina de Castilla y sólo Dios podrá apartarme de este trono"

Isabel, mi reina, se estrena este lunes 9 de septiembre a partir de las 22:30 horas en La 1 de TVE.

Otros artículos sobre Isabel en este blog:


Otros artículos sobre Michelle Jenner en este blog:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…