Ir al contenido principal

Armendáriz, Jenner y la cara oculta del miedo /03

Al contrario que otros largometrajes que pasan por las pantallas sin pena ni gloria, y a continuación desaparecen sin dejar ni rastro, los creadores de No tengas miedo se han esforzado por conseguir la máxima difusión posible. Su estreno, además, logró crear una notable espectación tanto por la excelentes críticas obtenidas durante los pases previos como por la intensa campaña promocional a través de todos los medios disponibles, en la que tanto su director como la actriz principal se involucraron a fondo, y que hizo especial hincapie en Internet y las redes sociales como Facebook. La respuesta del público, por su parte, no pudo ser más positiva, demostrando así que el buen cine de autor, hecho con pasión y cariño, puede hacerse un hueco en pantalla incluso en momentos tan difíciles como los presentes. Con posterioridad No tengas miedo ha seguido cosechando éxitos, ya sea en festivales de cine (como los de Karlovy Vary o San Sebastián) o mediante su comercialización en DVD, pasando por su exhibición en diversos ciclos cinematográficos relacionados con la violencia de género o el abuso de menores. Todo un esfuerzo solidario que puede verse merecidamente recompensado si el próximo día 19 Michelle Jenner se hace con el preciado Goya a la Mejor Actriz Revelación por su papel en esta película.


Resulta dificil hacer una valoración objetiva de una película cuando eres admirador confeso de su director, ya que se intenta racionalizar algo que, en última instancia, no deja de ser una respuesta puramente emocional. Sin embargo, arriesgándome a pecar de subjetividad, me atrevería a afirmar que con No tengas miedo Armendáriz ha firmado otra gran historia. Dura, dificil a ratos, pero necesaria. Un trabajo a la altura del palmarés de su realizador y llamado a convertirse en una obra de referencia obligada a la hora de abordar un tema tan delicado como es el de los abusos sexuales a menores. Tema este del que no gusta hablar - por lo escabroso del mismo - pero que está ahí, y que no va a desaparecer por desviar la mirada hacia otro lado. Al contrario, el silencio sólo beneficia a los abusadores, mientras que perjudica a las víctimas, al tiempo que nos convierte a todos en cómplices - involuntarios, pero cómplices al fin y al cabo - de esta lamentable realidad. De ahí el mérito y la valentia de sacar adelante un proyecto semejante y más en estos tiempos que corren, en los que la gente (en general) y los espectadores (en particular) buscan más bien evadirse de la realidad con historias más intrascendentes como artificialmente edulcoradas. 


ADDENDA:

Como cualquier película, No tengas miedo es un trabajo de equipo. Y aunque por razones de tiempo y espacio nos hayamos centrado más en destacar la labor de su director y de los actores protagonistas, esta no hubiera podido hacerse sin el apoyo y la valiosa aportación de otras muchas personas (técnicos, productores, distribuidores, etc.). Vaya desde aquí nuestro expreso reconocimiento a su tarea.
Mención aparte merece la página de NTM en Facebook, que ha adquirido vida propia más allá de la mera promoción de la película, convirtiéndose en un activo foro y punto de encuentro para todas aquellas personas preocupadas por el bienestar de la infancia y los derechos de los menores en el que es posible encontrar toda clase de información acerca de dónde acudir o como actuar ante una situación de abuso o pornografía infantil.
Para ilustrar este artículo me he permitido tomar prestadas algunas fotos e imágenes promocionales de No tengas miedo con el único fin de contribuir a la difusión de la película. No obstante, si alguien desea ponerse en contacto conmigo para pedirme que retire o acredite alguna de ellas puede hacerlo a través del Facebook o dejando un comentario en este Blog. Vayan mis disculpas por adelantado si al hacerlo he cometido alguna incorrección.


 Por último - pero no menos importante - me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento a todos los que os habéis tomado la molestía de sacrificar unos minutos de vuestro valioso tiempo para leer estas líneas, darle al "Me gusta" o hacer algún comentario al respecto. No os imaginaís lo mucho que me han animado vuestras palabras a lo largo del camino. Tenía una deuda pendiente con Armendáriz y su obra desde que vi Historias del Kronen en un viejo cine de barrio de mi ciudad, hace mucho más tiempo del que me gusta recordar. Me alegro de haber podido saldarla - ¡por fin! - y sólo espero haberle hecho justicia. Un abrazo cordial y hasta siempre.


 ENLACES EXTERNOS:

Página web de No tengas miedo
No tengas miedo en Facebook
 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Precioso articulo seguro q tanto el director como el resto del equipo están tremendamente agradecidos a mi personalmente me ha encantado
Alejandro Caveda ha dicho que…
¡Muchas gracias! Me alegro de que te haya gustado. Un saludo y hasta pronto :)

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…