Ir al contenido principal

El Batman de Norm Breyfogle, de Planeta DeAgostini

Ya está en las librerías el primero de los cinco volúmenes que Planeta Comics dedica a recopilar toda la obra de este interesante artista centrada en el universo del Señor de la Noche.
Reconozco que la particular visión que Breyfogle nos ofreció en su momento de este icono del comic me apasiona; quizás no tanto ahora como entonces, cuando uno era más joven e impresionable, pero todavía se deja leer con agrado gracias - en buena medida - a los excelentes guiones de Alan Grant, amén de ese plus extra de nostalgia que le otorga el paso del tiempo y los recuerdos de una época más feliz y más ingenua.
Breyfogle fue uno de los pilares fundamentales de esa línea editorial de tebeos de Batman posterior al Año I de Miller & Mazzuchelli (1987). Durante casi una década, desde finales de los ochenta hasta bien entrados los noventa, nuestro artista ilustró docenas de comics del Señor de la Noche con la complicidad habitual de Alan Grant y la colaboración puntual de otros guionistas como Mike W. Barr, Mary J. Duffy o Denny o'Neil. Y aunque el grueso de su producción se centra en la cabecera Detective Comics, su popularidad le llevó a dibujar también diversos números especiales, Prestigios (como Batman: la abducción de 1998) o Novelas Gráficas como El nacimiento del Demonio (1992).
Breyfogle no era un dibujante perfecto, pero sí eficaz y muy vistoso. Como Rob Liefeld, pertenece a esa categoría de artistas capaces de enmascarar sus defectos y potenciar sus virtudes con un estilo visual muy dinámico y atractivo. El Señor de la Noche de Breyfogle bebe de muchas fuentes (Su Batman tiene algo del misterio primordial de Kane, la majestuosidad de Adams, la musculatura de Miller o la rigidez anatómica de Ross Andru, entre otros referentes memorables) que el artista logra asimilar de forma armoniosa para ofrecer una de las mejores interpretaciones gráficas del personaje.
Norm Breyfogle es también un misterio. Tras varios años de éxito e intensa actividad profesional desapareció casi sin dejar rastro hasta el punto de que resulta poco menos que un desconocido para las nuevas generaciones de lectores que tan sólo pueden conocer (y valorar) su trabajo gracias a reediciones como la que ahora nos ocupa. Es de aplaudir, pues, la iniciativa de la editorial para rescatar la obra de este artista, uno de los más destacados de su época y que mejor recuerdo ha dejado en todos quienes tuvimos ocasión de disfrutarlo en su momento.
Esta primera entrega (de cinco) sirve para recuperar sus primeras colaboraciones con los guionistas Alan Grant y John Wagner en la serie Detective Comics las cuales se convirtieron en todo un clásico de referencia de finales de la década de los ochenta. Se incluyen además, a modo de prólogo, otros dos trabajos previos junto a Mary Jo Duffy ("Sole survivor", DC Nº 582) y Mike W. Barr ("The crime doctor's crimson clinic", DC 579). Como detalle anecdótico, este último se incluye en blanco y negro al no haber podido disponer la editorial de los originales a color.

FICHA TÉCNICA:

- Título: Norm Breyfogle Batman Vol. 1 (de 5).
- Autor: Norm Breyfogle más varios guionistas.
- Editorial: Planeta DeAgostini.
- Formato: 340 páginas aprox. a todo color en tapa dura y 26x17,5 cm.
- PVP: 30 €

Comentarios

odinson thor ha dicho que…
Se te paso el prestigio Terror Sagrado, coincido en que es una lastima que no siguiera este hombre prodigandose, para muchos su vision de Batman constituye la definitiva imagen postcrisis del personaje
Alejandro Caveda ha dicho que…
Hola Hector y muchas gracias por el apunte, aunque tampoco era mi intención repasar toda la producción de Breyfogle sino destacar tan sólo los puntos que me parecen interesantes de esta reedición de Planeta. No obstante es cierto que fue un dibujante tan prolífico como exitoso, por lo que su desaparición del escenario resulta todavía más asombrosa. Un saludo y nos vemos por la tertulia del viernes, as usual :)
Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
¡Me encanta tu manera de hacer los análisis desde el punto de vista técnico, de los cómics que comentas! Me queda claro que lejos sabes mucho más del mundo de las historietas que yo. Recuerdo con mucho cariño a este artista, si bien me llama la atención su bajo perfil, aún cuando su labor en Batman corresponde hoy en día a verdaderos clásicos. Por cierto, me gusta bastante el nombre de esta sección tuya: "Queremos tanto al cómic" (será por que "me llega" tanto, je)-
Alejandro Caveda ha dicho que…
¡Hola Elwin! Tu que le lees con buenos ojos, aunque como fan de Breyfogle que soy me encanta que este artículo haya sido también de tu agrado. El nombre de la sección es un homenaje a la mítica revista Dentro de la Viñeta, donde tuve la suerte de poder colaborar años ha. Y sí, esta claro que la pasión por el comic es otra de las muchas que compartimos :))

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…