Ir al contenido principal

Los 5 del 2010

Aquí va mi muy personal Top Five de libros publicados durante el pasado año. A la hora de hacer la lista he intentado ceñirme a las novedades evitando, en la medida de lo posible, reediciones o recopilaciones de títulos clásicos ya aparecidos en su momento en nuestro país. Como en cuestión de gustos no hay nada escrito, entiendo que cada cual quitaría alguno y añadiría otro, pero en todo caso estos son mis cinco favoritos y como tales, desde aquí les rindo este pequeño homenaje:

























1. El libro del cementerio de Neil Gaiman.
Ed. Roca.
Sinopsis: Guiado por su instinto, un bebé escapa de la cuna en medio de la noche y logra alcanzar el cementerio más cercano a su casa. El individuo que lo persigue, cuchillo en guante, acaba de asesinar a toda su familia y está decidido a terminar con él. Pero los espectros del camposanto protegen al pequeño y acaban acogiéndolo en sus tierras. Aunque esta vez se le ha escapado, el siniestro hombre Jack no descansará hasta cumplir su misión... En su nuevo hogar, con sus nuevos fantasmales padres, el bebé será bautizado con el apelativo odiseico de Nadie Owens.
Valoración: Gaiman vuelve a hacer gala de todo su talento y demostrar por qué es uno de los autores más interesantes de la actualidad con este cuento para todas las edades repleto de ritmo, humor, suspense e ingenio.

























2. La fiesta de Orfeo de Javier Márquez Sánchez.
Ed. Almuzara.
Sinopsis: Inglaterra, 1956. El gobierno británico está desconcertado ante los horribles sucesos acontecidos en una aldea de la frontera escocesa. El caso es puesto en manos de un agente de Scotland Yard especializado en sucesos extraños, el inspector Andrew Carmichael, y su compañero, el detective Harry Logan. Al mismo tiempo, una modesta compañía cinematográfica, Hammer Films, se ha propuesto volver a poner de moda el cine de terror con una innovadora y truculenta adaptación de Frankenstein. Para ello contratan al actor televisivo Peter Cushing y le encargan, de cara a preparar su papel, que recurra a diversos especialistas para profundizar en las raíces del miedo humano. Todos coinciden en la búsqueda de La fête du Monsieur Orphée, un misterioso rollo de película de los años del cine mudo que parece ir dejando un rastro de destrucción y tragedia.
Valoración: Márquez logra atenazar el ánimo del lector con esta inquietante novela que rinde homenaje a la Hammer al tiempo que revisa con maestría viejos clichés del género. Mucho mejor que la sobrevalorada La herencia Valdemar y su continuación.

























3. Pantano de sangre de Preston & Child.
Ed. Plaza & Janés.
Sinopsis: El agente especial del F.B.I. Aloysius X. L. Pendergast regresa a su antigua mansión familiar en Luisiana. Tras deambular por sus jardines descuidados y aspirar en sus pasillos un ambiente húmedo y asfixiante, se detiene en la sala de armas, dónde abre una vitrina para tocar por primera vez en doce años el rifle de su querida esposa Helen.
Ayer Pendergast lloraba la muerte de Helen, fallecida en en un safari en África por el ataque de un león de crin roja.
Hoy descubre que no fue una tragedia fruto del azar: alguien planeó el asesinato de su mujer.
Pendergast conocerá a la verdadera Helen y su mente se torturará hasta averiguar quién le arrebató la vida
.
Valoración: Aunque las aventuras del agente Pendergast vayan por su décima entrega, eso no quiere decir que Preston y Child hayan bajado el listón; de hecho, este último (hasta la fecha) título de la serie recupera el pulso de los primeros, te engancha desde la primera página y no te deja soltarlo hasta llegar al climático final; un final abierto y que pide a gritos una continuación para desvelar todos los misterios que sus autores dejan entrever en sus páginas. Adictivo.

























4. Las sendas púrpuras de Ángel Torres Quesada.
Ed. Grupo AJEC.
Sinopsis: Tras haber pasado su infancia en Wuffan, uno de los planetas condenados al aislamiento por el Purpurado - la oligarquía que rige los destinos del Ámbito desde su inexpugnable recinto de la Cúpula - Giselle es rescatada por su padre, Yolden Abasi, y llevada a un nuevo mundo donde disfruta una década de la vida pletórica que el Ámbito concede a sus ciudadanos.
Pero, tras la misteriosa desaparición de su padre, comienza a sospechar que éste en realidad formaba parte de una conspiración contra el Purpurado que no llegó a culminar; decidida a investigarla hasta sus últimas consecuencias, contará con la ayuda de un espíritu de la Fuente, Hesperis, filósofo fallecido más de mil años atrás, y de Lhotar, un joven fugitivo venido más allá del Ámbito; pero también con la oposición de Saldrach, una de las Purpuradas destinadas a regir las riendas del Ámbito.

Valoración: Cierto, Quesada ya no es el mismo que escribió la saga del Orden Estelar o la trilogía de las Islas del Infierno años ha; pero quien tuvo retuvo, y cualquiera de sus últimos trabajos se lee y disfruta con la misma intensidad que los anteriores. Y este no es una excepción.

























5. Tamara Drewe de Posy Simmonds.
Ed. Sins Entido.
Sinopsis: La llaman "Plástica fantástica". Con su sex appeal, su rinoplastia, su trabajo en la prensa barata y su mirada rompe-corazones, la vuelta de Tamara Drewe a su pueblo natal causa un shock en la pequeña comunidad rural. Tamara no deja indiferente a nadie: hombres y mujeres, escritores de éxito y universitarios frustrados, todos son atrapados por el imán de Tamara, que desencadena oscuras pasiones y tragedias absurdas.
Valoración: A medio camino entre la prosa y el comic, este irreverente y divertido ¿libro? fue una de las sorpresas más agradables del 2010, en buena medida gracias a su personaje protagonista, a la que dio vida en el cine la bellísima Gemma Atherton.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…