Ir al contenido principal

Los Archivos de Ditko, Vol. 1

He de empezar este texto reconociendo que tengo una gran deuda con Steve Ditko. Durante muchos años lo he considerado como un ilustre segundón, semioculto tras la sombra del Rey Kirby, y que hoy día sería prácticamente desconocido de no ser por su papel en la génesis del superhéroe más popular de todos los tiempos: Peter Parker, alias Spider-Man.
Y sin embargo este excelente volumen recién publicado por ediciones Diabolo nos descubre a un Ditko diferente, pero en el que ya se adivina todo ese talento que hizo tan creíbles en su momento a dos personajes tan dispares entre sí como eran el tímido y debilucho Peter Parker y el doctor Stephen Extraño, el Maestro de las Artes Místicas.
Al contrario que otros ilustres contemporáneos suyos como Will Eisner, Jack Kirby o Jim Steranko, Ditko fue un profesional discreto y esforzado. Como explica Blake Bell en su introducción, "Al parecer, su infancia fue la típica de la Gran Depresión y de la Segunda Guerra Mundial en una pequeña población estadounidense. Nació en 1927 y vivió en Johnstown, Pennsylvannia, en el seno de una gran familia. Siempre fue considerado como un joven discreto y reservado, unos rasgos que mantuvo durante sus inicios profesionales en el comic. Aunque no rehuyó de la interacción social, nunca se lo consideró centro de atención, ni mujeriego, ni tampoco bebía en público. Podría decirse de él - y de algún colega suyo, como Joe Gill, el prolífico autor de Charlton - que era un hombre curtido por la vida y chapado a la antigua".
Estas primerizas historias, realizadas en su mayor parte a comienzos de los cincuenta, antes del Comic Code y en pleno esplendor de la editorial EC, pueden suponer una más que agradable sorpresa para todos aquellos que, como yo mismo, desconociesen en su mayor parte la vida y obra de este gran artista. Son relatos breves, autoconclusivos, de temáticas muy variadas que van desde el terror a la ciencia-ficción, pasando por el western o el género negro, a través de los cuáles Ditko da rienda suelta a todo su talento con ese dinamismo y expresividad que son marca de la casa y que a la postre hicieron tan plausibles las piruetas de Spider-Man o los mundos de pesadilla frecuentados por el Dr. Extraño. Citando de nuevo a Dell: "Ditko perseguía un nivel de excelencia que iba mucho más allá de lo que perseguían otros autores, que se conformaban con un esfuerzo mínimo para crear lo que a menudo se consideraba como un producto infantil de usar y tirar y que cambiarían de trabajo en cuanto apareciese algo más lucrativo y prestigioso".
En reseñas anteriores he comentado que este tipo de ediciones de lujo suelen tener siempre algún "Pero"; y sin embargo, en esta ocasión y sin que sirva de precedente, no he podido encontrar ninguno. La encuadernación es francamente buena, así como el papel y la reproducción de las ilustraciones. El color es en general bastante aceptable a excepción de alguna viñeta suelta aquí y allá dónde alguna mancha o borrón afea un poco, muy poco, el conjunto. En cuanto a la traducción, a falta de poder contrastarla con la original, resulta muy correcta y no se aprecian graves errores ortográficos ni gramaticales, lo cual es de agradecer en estos tiempos que corren. Quizás lo más excesivo de la obra sea su abultado precio, que no lo es tanto si tenemos en cuenta todo lo anteriormente dicho y que se trata de una obra minoritaria para paladares exquisitos que quieran saber más acerca del autor que nos ocupa, amén de conocer un poco mejor esa época dorada del comic norteamericano anterior a la irrupción del Comics Code. Como diría el propio Stan Lee: "Excelsior"; y pocas veces podríamos estar más de acuerdo con él.

DATOS TÉCNICOS:

TÍTULO: Strange Suspense: Los archivos de Ditko Vol. 1
AUTOR: Steve Ditko et alii
EDITORIAL: Diabolo
FORMATO: Tapa dura, más de 200 páginas a todo color, 24,5x17,5 cm.
PVP: 34,95 €

Comentarios

gaia56 ha dicho que…
Fuerza y esperanza para el 2011 que te deseo sea muy feliz.
Un beso.
Alejandro Caveda ha dicho que…
¡Lo mismo te digo! Mis mejores deseos para este 2011 que empieza. Un cordial abrazo y cuidate.
Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
¡Y voy retrocediendo en el tiempo en esta gran sección tuya! La verdad es que hace rato que le tengo ganas a Ditko(tengo guardaditos los volúmenes 2 y 3 de su etapa de Spiderman de Panini, esperando conseguir en 1) y me encantaría leer su Doctor Extraño y lo que hizo para DC con el Creeper.
Alejandro Caveda ha dicho que…
¡Hola Elwin! Estás hecho un lector infatigable. Muchos de los tebeos que mencionas han sido reeditados aquí en los últimos años de lamano de Forum o Panini. En cuanto ha Ditko, Diabolo ha continuado con la publicación de su obra corta con dos nuevos volúmenes que recopilan historias que oscilan entre el suspense y la ciencia ficción, aunque ya sometidas al comic code. ¡Saludos!

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…