Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009

Star Trek en viñetas

Desde su primer viaje en busca de nuevos mundos y civilizaciones allá por el lejano año 1966 la nave estelar Enterprise no sólo ha viajado a través del tiempo y del espacio, sino que ha saltado a nuevos formatos desde la pequeña pantalla original siempre buscando llegar a un público lo más amplio posible: cine, novelas, juegos de rol y de PC y, como no, tebeos. La Enterprise ha vivido sobre al papel algunas de sus mayores y mejores aventuras muchas de las cuales permanecen, por desgracia, aun inéditas en nuestro país. Gold Key fue la primera editorial en explotar el filón. Esta casa, pionera en adaptar al comic películas y series de éxito publicó unos sesenta números de su colección de Star Trek durante casi diez años, entre el final de la serie original de televisión (en 1968) y el estreno de Star Trek: la película en 1979. Se trataba en su mayoría de historias autoconclusivas, muy fieles al espíritu de la obra de Roddenberry, realizadas por en su mayor parte por un equipo de esforza…

Robert A. Heinlein y Tropas del espacio 2

"La ciudadanía no es un derecho, sino un privilegio" Robert A. Heinlein en Starship Troopers
De todo lo comentado anteriormente se deduce que "fascista" quizás no sea el adjetivo que mejor le cuadra a RAH, por lo que en su lugar cabría hablar (como apunta Rodolfo Martínez en su comentario a la primera parte de este artículo) de un espíritu individualista exacerbado que más bien parece la sublimación del American way of life; una forma de pensar típica de las sociedades de frontera, donde los pioneros estaban acostumbrados a tener que defender su territorio y a su familia a punta de escopeta sin ninguna clase de ayuda por parte de las autoridades, que cuando aparecían las más de las veces era para incordiar o cobrar impuestos. Quien sabe, de vivir ahora, tal vez Heinlein escribiría sus novelas desde un rancho aislado y rodeado de alambradas, desde el cual recibiría a tiros a esos representantes del gobierno a los que en su obra tan poco aprecio demostraba. Volviendo …

Robert A. Heinlein y Tropas del Espacio

A mediados del año 1976 la revista Nueva Dimensión pasó por un momento económico muy delicado que estuvo a punto de llevarla prematuramente a la tumba. Si bien es cierto que Nueva Dimensión flirteó con la cancelación anticipada durante toda su trayectoria, en esta ocasión el problema fue más grave de lo acostumbrado ya que el argumento incluía tramas dignas de un culebrón como estafa, malversación de fondos y un alevoso distribuidor fugado en la mejor tradición del cine de intriga. El caso es que para sobrevivir al repentino bache, el triunvirato rector de la revista decidió improvisar la en su momento conocida como "Operación Rescate Nueva Dimensión", consistente en poner en venta dos números extra (el 11, Ojo en el cielo, de Philip K. Dick, y el 12, Tropas del espacio, de Robert A. Heinlein) al elevado precio (por aquel entonces) de venta al público de 500 de las antiguas pesetas cada uno, apelando a la solidaridad de suscriptores, lectores y demás aficionados en general. …

El punto de vista del Observador 8

Miguel Cane ha cerrado Alias Cane. Tras varios años de mantener regularmente su blog (uno de los más interesantes que anidaban por la red) Miguel ha decidido poner fin a su creación y ha echado el cerrojo con un emotivo y sincero artículo de despedida. Con un par. Y no dejo de sentir algo de admiración y envidia a partes iguales. Siempre he sido un fan confeso tanto de Alias Cane como del propio Miguel, no sólo porque me parece uno de los mejores escritores, articulistas y blogueros de la actualidad, sino también por ser capaz de actualizar practicamente a diario su blog con unos textos de lo más variado pero siempre interesante. Tan sólo conozco a otra persona capaz de hacer lo mismo: el entrañable Nino Ortea, alma mater de Ven y enloquece), con el cual he tenido el privilegio de colaborar en revistas tan ilustres como Dentro de la viñeta, Solaris o El pequeño Nemo. Volviendo a Miguel Cane, admiro su valor para pasar página y abandonar Alias Cane en busca de nuevos retos. Cuando empe…