Ir al contenido principal

The Terminator: Los Asesinos del Tiempo


En realidad, hay tantas líneas temporales posibles de Terminator como películas (y series) se han rodado. Y es que tras el estreno de cualquiera de ellas, nadie sabía que era lo que se iba a encontrar en la siguiente entrega (¡sorpresa!), por lo que las editoriales de comic y demás merchandasing que en ese momento detentaban los derechos de la franquicia tenían que tirar por donde pudieran, trabajando con lo que ya tenían, e imaginando lo que iba a pasar a continuación a partir de las pocas pistas que Cameron había ido dejando caer en The Terminator (1984) y su secuela, T2 (1991), lo que explica que dentro de las adaptaciones al comic de la franquicia haya tantas contradicciones y cabos sueltos como dentro de la propia saga cinematográfica, en la que la fecha del Día del Juicio se ha ido retrasando y ya nada es seguro, ni siquiera el destino final de John Connor.
La primera editorial en explorar el universo de Terminator fue la desaparecida independiente Now! poco después del estreno de la película original en 1984. Now! publicó una serie mensual ambientada en los Años Oscuros que se centraba en el enfrentamiento entre Skynet y la resistencia humana. Paralelamente, sacó al mercado varias miniseries de mayor interés como The Burning Earth (1990) (1), ilustrada por un primerizo Alex Ross, o Terminator: All my futures past, escrita por Chuck Dixon, que narraba el viaje de Kyle Reese al pasado, y que fue el último comic de la franquicia publicado por Now! antes de que los derechos pasaran a Dark Horse.
Por su parte, la nueva editorial decidió ignorar el material previo de Now! y partir de cero con una serie de arcos argumentales de cuatro números (cada uno de ellos con diferentes equipos creativos) que continuaban directamente la trama de la primera película:

- The Terminator: Tempest (Dark Horse, 1990-91). Línea Temporal: 1984 (2).
- The Terminator: Secondary Objectives (Dark Horse, 1991). Línea Temporal: 1984 (3).
- The Terminator: The Enemy Within (Dark Horse, 1991-92). Línea Temporal: 1984 (4).
- The Terminator: Endgame (Dark Horse, 1992). Línea Temporal: 1984.

Por desgracia, esta nueva línea temporal tuvo que cerrar en Endgame (que contó con sólo tres números, en vez de los cuatro de rigor) ya que a raíz del estreno de T2 (1991) los derechos para publicar series de comic pasaban a otra editorial, por lo que en la última escena de la miniserie Sarah Connor daba a luz una niña, Jane (en vez de John), para darnos a entender que se trata de un universo posible, pero diferente al de la continuidad "oficial" de las películas. Al margen, Dark Horse publicó algunos títulos no menos interesantes, como el Terminator: One Shot de Matt Wagner (1991), Terminator: Hunters & Killers, ambientado en 2029, o el ya clásico crossover Robocop vs The Terminator de Frank Miller y Walter Simonson (5).


La adaptación al comic de T2 apareció bajo el sello de Marvel Comics (6), aunque luego continuase a cargo de Malibú, otra editorial en origen independiente pero que hacia el final ya estaba muy controlada por la Casa de las Ideas. Malibú publicó dos miniseries de cinco números, ambas enlazadas entre sí por un Especial #0 que conectaba la trama de ambas historias:

- Terminator 2: Judgment Day - Cybernetic Dawn (The Present War). (Malibú Comics, 1994). Línea Temporal: 1997/2029.
- Terminator 2: Judgment Day - Nuclear Twilight (The Future War). (Malibú Comics, 1994). Línea Temporal: 2029.

La desaparición de Malibú Comics deja huérfana la franquicia hasta que en 1998 Dark Horse vuelve a hacerse con los derechos de la misma y tras un número especial dibujado por Guy Davis inicia una nueva línea temporal con The Terminator: Death Valley (1998) a la que siguió The Dark Years, ambientada en el 2030. No faltaron los crossover, como Superman vs. The Terminator: Death to the Future (2000) (7) o, rizando el rizo, Alien vs. Predator vs. The Terminator (2000) (8), en el que reunían todas las franquicias futuristas de la casa (Star Wars aparte) en una sola historia guionizada por Mark Schultz.
Dark Horse no ahondó más en el tema, por lo que hubo que esperar hasta 2003 - coincidiendo con el estreno de Terminator 3: Rise of the Machines - para volver a encontrar comics de la saga en las librerías, en esta ocasión de la mano de Beckett Comics, otra independiente que publicó la adaptación en viñetas de la película, además de una precuela y una historia inédita acerca de un Terminator amnésico, que no sabe si ha viajado en el tiempo para proteger a John Connor o para asesinarlo.
La siguiente editorial en recoger el testigo fue Dynamite, que continuó los eventos de T3 en The Terminator: Infinity (2007) y The Terminator: Revolution (2007), además de un nuevo crossover con un personaje de la casa, Painkiller Jane, que curiosamente seguía el argumento de las dos miniseries anteriores. Las tres estaban guionizadas por Simon Furman, un autor con cierta experiencia en la materia, que venía de trabajar para otra célebre franquicia robótica, como era la de Transformers.


Ya en 2009 IDW edita Terminator: Salvation Movie Prequel, un prólogo a la película de McG protagonizada por Christian Bale y Sam Worthington que sin embargo no tuvo continuidad, ya que la empresa dejó pasar lo derechos que volvieron a manos (por tercera vez) de Dark Horse, que es la editorial que todavía los conserva a día de hoy, aunque no haya sacado tantas miniseries al mercado como durante su primera época. Eso sí, hay que reconocer que todo lo que han publicado hasta ahora merece la pena, empezando por The Terminator 1984-2029 (9), una miniserie escrita por Zack Whedon (si, el hermano de Joss) que aprovecha el recurso de los viajes espaciotemporales para enfrentar entre sí a distintas versiones de Kyle Reese con el fin de cambiar el futuro y evitar que Skynet reescriba la historia, algo muy similar a lo que intentaba Terminator: Génesis, pero de una forma mucho más amena e interesante. A continuación hay que destacar Terminator: Salvation. The Final Battle (2014-2015), una maxiserie de 12 números escrita por el guionista y escritor J. M. Strazynsky que continua y concluye la trama de la antedicha película de McG; y por último, aunque no menos interesante, The Terminator: Enemy of my Enemy (2015), ambientada en 1984, y que narra la alianza entre un Terminator y una mercenaria para localizar un objetivo que el primero debe eliminar, mientras que la misión de la segunda es salvarle la vida. Como vemos, la franquicia de James Cameron nos ha dejado un buen puñado de comics a lo largo de los años, algunos de ellos realmente interesantes, bien por el equipo creativo, bien por la historia en sí misma que nos cuentan, aunque todos ellos adolezcan de una cierta inconsistencia a nivel argumental debido a los continuos cambios de dirección de la saga, problemas de derechos, y falta de coordinación entre las diferentes editoriales al mando. A mayor abundamiento, la mayoría de ellos permanecen inéditos en nuestro país (y salvo milagro de última hora, así van a seguir por los siglos de los siglos), pese a lo cual, insisto, muchos de ellos merecen la pena, como ese especial escrito y dibujado por Matt Wagner, la maxiserie de Strazynsky o las secuelas de T2 publicadas en su momento por Malibú Comics. Espero que este breve repaso haya servido para despertar el interés por estos comics, en su mayor parte descatalogados y auténticos objetos de deseo entre coleccionistas y fans de la saga.

Publicado en castellano:

1. Terminator: Tierra en llamas. Recerca, 2007.
2. Terminator: Tempestad. Norma, 1991.
3. Terminator: Objetivo Secundario. Norma, 1991.
4. Terminator: Enemigo Interno. Norma, 1991.
5. Robocop vs Terminator. Aleta, 2014.
5. Terminator 2: El Día del Juicio. Planeta Comics, 1992.
6. Superman vs Terminator: Muerte al Futuro. Norma, 2000.
7. Aliens vs Predator vs Terminator. Recerca, 2007.
8. Terminator (1984-2029). Aleta, 2014.

Para saber más:

- Dark Horse reeditó en 2008 sus dos primeras etapas al frente de la franquicia en dos volúmenes formato Omnibus que no incluyen (por problemas de derechos) los crossovers con Robocop, Superman, y Aliens y Predators, y que tampoco han sido publicados en España.
- Salvo excepciones, el material perteneciente a Now! y Malibú está descatalogado y sólo se puede conseguir de segunda mano, a precios a veces inasumibles. Los TP de Dynamite, IDW y la etapa actual de Dark Horse son más fáciles (y baratos) de conseguir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…

Una noche en el Gehenna /04

La entrada a la zona VIP se encontraba al otro extremo de la pista., así que Ruthven tuvo que cruzar la sala por tercera vez hasta llegar a las escaleras de acceso donde otro guardia de seguridad - que parecía el hermano gemelo del de la puerta - controlaba quien entraba y salía. El hombre se puso instintivamente en guardia al ver acercarse al bibliotecario.
- Esta zona es sólo para gente con un pase especial.
- Me están esperando - repuso Ruthven, de la que se sacaba del bolsillo una pequeña caja lacada de madera, y la abría para exhibir su contenido: un colgante que representaba a un sabueso alado tallado en exquisito jade verde, el cual había tomado prestado de los fondos de la Universidad para asegurarse el acceso a la zona restringida del Gehenna. El guardia asintió con la cabeza y se apartó para franquearle el paso. Las escaleras eran amplias, oscuras y recubiertas por una moqueta de color rojizo (a juego con la iluminación de la pared) que había conocido tiempos mejores. El úl…