Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Reunión

Martín estacionó el coche al borde de la carretera, en una zona que sin ser aparcamiento, era lo bastante llana y despejada como para servir como tal. Ya era casi mediodía, y la temperatura resultaba agradable sin llegar a ser agobiante. Al salir del vehículo se desperezó, sintiendo como las vértebras le crujían y restallaban al colocarse en su sitio, a la vez que examinaba el paisaje en busca de la familiar silueta de Rubén. Apenas tardó un par de segundos en localizarle, sentado junto a un macizo de flores y medio oculto por otro grupo de visitantes que se alejaban en dirección al edificio principal.  - Ya pensé que no venías - dijo su amigo, por toda bienvenida, cuando Martín se sentó a su lado.  - Siempre me pierdo de camino a este maldito lugar. Y mira que he venido veces.  - Deberías comprarte un GPS.  - Debería comprarme un coche nuevo - replicó Martín, encogiéndose de hombros -. ¿Y tu que tal?  - Ya ves. ¿Tienes un cigarrillo?  - Pensé que habías dejado de fumar.  - Y lo he …

Una historia de Halloween

Personalmente, nunca he sido un gran fan de Halloween. Para empezar, porque es una fiesta anglosajona que aquí en España no tiene mucha tradición; y en segundo lugar porque la idea de un grupo de adultos disfrazándose de mamarrachos y emborrachándose para ver si ligan me resulta muy deprimente. A título personal reconozco que soy un poco sociópata, y que he descubierto que el secreto para llevarse bien con la gente es permanecer lo más lejos posible de ella. Pero a veces hay compromisos ineludibles, como cuando los impresentables de tus amigos se apuntan a uno de estos saraos con la oculta (pero evidente) intención de tirarles los tejos a las camareras disfrazadas de vampiresas. Siguiendo con las confesiones, la última vez que me disfracé fue cuando mis padres me pusieron a la fuerza el traje de la primera comunión. De hecho, durante las fiestas de Carnaval del trabajo suelo esconderme en algún rincón hasta que termina el jolgorio y si alguien al día siguiente me pregunta de qué me ha…

Los Sabuesos del Infierno / 06

Lara había visto las suficientes películas de serie B como para saber que aquello era un error; que cuando un trío de depredadores de otra dimensión te están persiguiendo para picotear un poco antes de volver a casa, lo último que tenías que hacer era corretear a solas por un pasillo desierto y apenas iluminado. Sin embargo, su acompañante había insistido en que todo estaba bajo control. Aquella zona del hospital se hallaba fuera de servicio, de manera que no pondrían a nadie más en peligro, y él estaría lo suficientemente cerca como para echarle una mano en caso de que algo saliese mal. Así y todo, la joven se sentía como el plato principal de un buffet libre. Había cambiado su ropa por un uniforme de enfermera que le quedaba un poco justo, y se había recogido el pelo en una práctica coleta antes de salir ahí a hacer de cebo con una linterna y sus últimos restos de coraje como única defensa. Aquel lugar la ponía tan nerviosa como la vieja estación de autobuses: daba la impresión de q…