Ir al contenido principal

"The Following" en TNT


"El sueño de la razón produce monstruos" (Francisco de Goya y Lucientes. Pintor español, 1746-1828).

Normalmente los asesinos en serie son cazadores solitarios, pero ¿qué pasaría si uno de ellos decidiese cambiar las reglas del juego y organizar una secta de psicópatas en la mejor tradición de la familia Manson para poner en jaque a la policía y el FBI? Tal es el sugestivo punto de partida de esta serie, que se ha convertido en la revelación del año en la pequeña pantalla y que en España podemos disfrutar todos los martes a las 22:30 de la noche a través del canal temático TNT, aunque es de suponer que más pronto que tarde alguna cadena generalista se haga con los derechos para su emisión en abierto.
Con uno de los puntos de partida más trepidantes que hemos podido ver en televisión durante los últimos años, The Following recrea el duelo a muerte entre el ex-agente del FBI Ryan Hardy (Kevin Bacon) y su némesis, el asesino en serie Joe Carroll (James Purefoy), un profesor de literatura obsesionado con el universo necrófilo de Edgar Allan Poe y que para cometer sus crímenes se inspira en la obra del genial autor de "El gato negro" y otros relatos macabros.
Detrás de la idea de la serie se encuentra Kevin Williamson, un viejo conocido para todos los aficionados al cine de terror gracias a su trabajo como guionista de filmes de éxito de los noventa como Sé lo que hicistéis el último verano (1997), The Faculty (1998) o la saga de Scream (1996 y posteriores), esta última a medias con el interesante cineasta Wes Craven. En los últimos años Williamson se ha volcado en su faceta como productor ejecutivo en diversas series de televisión entre las que cabe destacar Dawson crece, Crónicas Vampíricas (también en TNT) o la que ahora nos ocupa.
Por su parte, el veterano protagonista de Footloose (entre otros títulos imprescindibles de las últimas décadas) cumple en su rol como Ryan Hardy, el heroico agente de la ley que detuvo a Carroll tras su primera oleada de asesinatos. Sin embargo, el auténtico punto fuerte de la serie es, sin duda, su contrincante: el asesino en serie Joe Carroll, magistralmente interpretado por el actor británico James Purefoy. Seductor e inquietante a partes iguales, Carroll ha reclutado desde prisión a todo un ejército de discípulos para que le ayuden a realizar su plan maestro, haciendo gala de una paciencia y frialdad que no dejan de sorprender incluso al espectador más avezado, que se ve incapaz de predecir el giro que tomarán los acontecimientos de un episodio a otro. A mayor abundamiento los guionistas de la serie evitan caer en el sobresalto fácil o en la efusión gratuita de sangre optando en su lugar por construir una atmósfera de intriga y paranoia donde nada es lo que parece y cualquiera puede ser uno de los infiltrados de Carroll, esperando el momento adecuado para revelarse como tal y ejecutar las instrucciones de su lider. Por otro lado la naturalidad con la que los complices de Carroll racionalizan sus actos y cometen los crímenes más atroces no deja de provocar una cierta desazón entre la audiencia, que raras veces tiene ocasión de contemplar la historia desde el punto de vista del asesino. En este sentido el inteligente uso del flash back ayuda a conocer más a fondo a los protagonistas sin interrumpir la trama ni frenar el ritmo de la acción la cual mantiene al televidente en vilo desde el comienzo de cada episodio hasta el siempre impactante final. El momento del desenlace se acerca y con él, la revelación del plan secreto de Carroll del que hasta ahora apenas hemos tenido unos atisbos. ¿Quien será el vencedor de este primer asalto? La respuesta muy pronto en nuestras pantallas, aunque como se suele decir, lo importante no es tanto llegar como el viaje en sí mismo.

Para saber más:

De Cine: James Purefoy

ENLACES:

The Following in the IMDB 
The Following en Canal TNT

Comentarios

Entradas populares de este blog

Todos los Jack Ryan

Sin superar el record del agente 007, Jack Ryan ha conocido varias encarnaciones en pantalla, casi tantas como películas se han rodado sobre el personaje. Y es que, a excepción de Harrison Ford (que repitió en dos ocasiones) el resto de actores han pasado sin pena ni gloria, sin que ninguno de ellos haya terminado de acuñar en pantalla la imagen definitiva de este analista de la CIA ocasionalmente reconvertido en hombre de acción cuando las circunstancias le obligan a ello. Algo que puede cambiar si finalmente sale adelante el proyecto de una nueva serie de televisión basada en sus aventuras.
Creado en 1982 por el escritor norteamericano Tom Clancy, Ryan es una rara avis dentro del género de espías. Casado, hombre de familia, discreto, metódico y de firmes convicciones políticas, su perfil se asemeja más al de cualquier aburrido chupatintas de Langley que al de otros agentes célebres del cine y la literatura contemporáneas como James Bond o Jason Bourne, por poner dos ejemplos. A mayo…

De ¿Sueñan los androides...? a Blade Runner 2049

En cierto modo, Blade Runner ha sido víctima de su propio éxito. Cimentado su estatus como Obra Maestra del Séptimo Arte, la película arrastra tras de sí a toda una legión de admiradores integristas que defienden a capa y espada que es imposible igualar (no digamos ya superar) al original, por lo que descartan de mano cualquier clase de precuela, secuela, continuación, spin-off o proyecto derivado que, en su opinión, pueda arruinar el prestigio del filme a cambio de un puñado de dólares (o menos aun). Sin embargo, en Hollywood quedan pocas vacas sagradas e incluso el propio Ridley Scott abrió la puerta a la especulación tras rodar Prometheus (2012) e insinuar que entre sus planes de futuro podría estar una precuela de su clásico de 1982.
Al final, no ha sido una precuela, sino una secuela (Blade Runner 2049), y el proyecto vendrá firmado por el cineasta y guionista canadiense Denis Villeneuve, mientras que Scott se reserva un papel como productor asociado. En cuanto al reparto, Ryan G…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…