De Cine: James Purefoy


"Va a ser nuestra obra maestra, Ryan" James Purefoy como Joe Carroll en The Following (2013)

Uno de los aspectos más interesantes de The Following es la caracterización que James Purefoy realiza en ella como Joe Carroll, el siniestro mesias de una secta de asesinos en serie que se inspiran en los poemas y relatos de Poe para cometer sus crímenes. Aunque en teoría el personaje principal de la misma sea el veterano actor Kevin Bacon, Purefoy le da magistralmente la réplica y de hecho le roba todo el protagonismo cuando ambos actores coinciden en pantalla.
James Purefoy (Inglaterra, 3 de junio de 1964) es un actor británico de cine, teatro y TV conocido sobre todo por su papel como Marco Antonio en Roma, la exitosa producción histórica de la cadena HBO. Purefoy, de hecho, ha desarrollado buena parte de su trayectoria profesional en la pequeña pantalla en series tan diversas como Coasting (1990), Rides (1993), Tears before bedtime (1995), The Prince and the pauper (1996), Roma (2005-2007) o El Filántropo (2009), además de la que ahora nos ocupa. También ha participado en un buen puñado de miniseries o telefilmes entre los que merece la pena destacar Al filo de la verdad (1993), Sharpe's Sword (1995), Metropolis (2000) o un biopic sobre Beau Brummell, titulado This charming man (2006).
Purefoy abandonó muy joven sus estudios para viajar por el mundo y desempeñar los más variados oficios, hasta que atraido por el ámbito de la interpretación decidió matricularse en The Central School of Speech and Drama de la Universidad de Londres, donde daría sus primeros pasos como actor teatral antes de dar el salto a la pequeña pantalla en trabajos como los ya mencionados. Paralelamente Purefoy ha protagonizado una sólida carrera cinematográfica que comprende papeles tan interesantes como el de Príncipe de Gales en Destino de Caballero de Brian Helgeland (2001); Spence Sparks en la primera entrega de la saga de Resident Evil (2002) de Paul S. Anderson; Rawdon Crawley en el drama de época La hoguera de las vanidades de Mira Nair (2004); o Solomon Kane (2009), el espadachín aventurero y puritano creado por Robert E. Howard en la que es sin duda una de las mejores adaptaciones cinematográficas de la obra del escritor tejano, junto al primer Conan de John Milius (Conan el bárbaro, 1982). Más recientemente hemos podido verle como Kantos Kan en la fallida John Carter de Marte (2012) de los estudios Disney.


Como vemos, se trata de un interprete sumamente versatil capaz de sumergirse de forma convincente en los más variados personajes. A título personal, Purefoy no deja de recordarme a algunas estrellas del Hollywood clásico como Gary Cooper gracias a ese aire varonil - no exento de una cierta elegancia muy británica - que le caracteriza y que explica que en su momento fuese uno de los candidatos a suceder a Pierce Brosnan en el rol del agente secreto más famoso del celuloide. A título anecdótico, realizó buena parte del metraje de V de vendetta (2006), la película de James McTeigue basada en la novela gráfica de Alan Moore y David Lloyd, antes de abandonar el rodaje por discrepancias creativas siendo sustituido por Hugo Weaving (el conocido agente Smith de Matrix).
Purefoy es pues un gran actor en busca de ese gran papel que termine de lanzarle al estrellato, algo que puede haber conseguido gracias a su magistral interpretación como Joe Carroll, esa especie de Charles Manson versión 2.0 para el nuevo milenio que empieza, capaz de aglutinar a su alrededor a toda una legión de fanáticos y poner en jaque a la policía y al FBI mientras teje su telaraña desde la prisión. Pendientes de averiguar como concluye esta primera temporada, no cabe duda de que estamos ante una de las mejores series de los últimos años gracias, en buena medida, al carisma y el talento del propio Purefoy, el cual esperemos nos siga deslumbrando con él durante muchas más temporadas.


ENLACES:


Otros De Cine en el Zoco:


Comentarios

Elwin Álvarez Fuentes ha dicho que…
Me gustaría verme tan bien como él a su edad. Por cierto...¿Me vas a creer que a mí me fascinó esa "fallida cinta" de John Carter de la que hablas?
Alejandro Caveda ha dicho que…
No sólo te lo creo, sino que reconozco que a mi me encantó también, y no solo por el gran trabajo de Mr. Purefoy que parece haber hecho un pacto con el diablo para lucir siempre así de atractivo. Pero la pelicula me gustó mucho, y lamento que pasase sin pena ni gloria, pues así es dudoso que hagan más secuelas...