Alan Dean Foster 1

Pese a que lleva más de treinta años en la brecha, Foster es todavía un ilustre desconocido, al menos en nuestro país, donde la mayor parte de su obra permanece inédita o está mayormente descatalogada. En su país de origen, no obstante, Foster es un valorado profesional autor de varias novelas y series de éxito, cuyos relatos han aparecido en algunas de las revistas y antologías más prestigiosas del género. Paralelamente, ha escrito la adaptación novelada de muchas películas y series de televisión de éxito, lo que le ha llevado a colaborar en otras franquicias literarias como Star Trek o el Universo Expandido de la Guerra de las Galaxias. Quizás esta última faceta suya haya jugado paradójicamente en su contra, ya que ha podido influir de forma negativa en la visión que algunas personas puedan tener acerca de su calidad literaria, lo que resulta terriblemente injusto, ya que Alan Dean Foster es un gran escritor que ha puesto todo su esfuerzo y cariño en cada uno de sus trabajos, por humildes o alimenticios que puedan parecernos.

Un repaso a la vida y carrera de Foster puede resultar cualquier cosa menos aburrido. Se trata de un autor que ha probado suerte en gran variedad de géneros, desde la ciencia ficción al género negro, pasando por la fantasía o el western. Además, su gusto por lo exótico le ha llevado a moverse por todo el mundo, visitando lugares tan dispares como Tahití o la Polinesia Francesa; viajes que le han proporcionado un bagaje cultural que en no pocas ocasiones aparece reflejado en su obra.

Foster irrumpió con fuerza en el mercado editorial norteamericano a principios de los setenta, con títulos como El Krang de los Tar-Aiym (1972), Icerigger (1974), Midworld (1975), o la adaptación novelada de La guerra de las galaxias (1976). En sus historias anida un sentido épico de la aventura al estilo clásico, combinado con un cierto espíritu ecologista y un detallado análisis de las relaciones entre seres humanos y culturas alienigenas. Mientras que algunos autores se pierden en especulaciones filosóficas, o en discursos técnicos, Foster siempre ha tomado el factor humano como el eje central de su producción literaria, algo que es especialmente perceptible en sus relatos, como es el caso de “El milagro de los peces” (incluido en Umbral cósmico, número 6 de Caralt Ciencia Ficción).

Por último, pero no por ello menos importante, Foster es el autor de más de media docena de series o sagas (algunas de ellas interrelacionadas entre sí) que ha ido desarrollando de forma paralela a lo largo de las últimas décadas, muchas de las cuales permanecen aun inéditas para el lector de habla hispana.

A lo largo de los próximos días repasaremos la vida y obra de este gran escritor, empezando por su producción original, para pasar a continuación a analizar sus colaboraciones con otras series o franquicias, prestando especial atención a sus aportaciones al universo trekkie y a la gran saga galáctica de George Lucas.

Quizás la parte más conocida de su trabajo sea la bautizada como la Humanx Commonwealth (siete títulos a partir de Midworld, de 1975), una alianza política y ética de varias especies, entre las que destacan los humanos y los insectoides Thranx. Relacionada con esta encontramos la larga serie de novelas protagonizadas por Philip Lynx (Flinx, para los amigos) y su mascota alienigena, Pip, que a día de hoy abarca catorce entregas de las cuales tan sólo dos de ellas, El Krang de los Tar-Aiym (1972) y Abandonado en las estrellas (1977), están editadas en castellano. Las aventuras de Flinx entroncan con una larga tradición dentro de la ciencia ficción clásica que Heinlein, por poner un ejemplo, supo desarrollar como pocos: las odiseas de un joven de pasado misterioso, con habilidades fuera de lo común y un destino más excepcional aun, mientras intenta encontrar su lugar en el mundo. La diferencia es que Foster lo enfoca con mucho más sentido del humor y menos transcendentalismo existencial y político que el autor de Las Brigadas del Espacio, a la vez que teje un rico tapiz de fondo con personajes secundarios, culturas alienigenas y escenarios a cual más atractivo y exótico sobre el cual se mueven con elegancia la simpática pareja protagonista.

(Continuará...)

Comentarios

Rodolfo Martínez ha dicho que…
Foster es un autor que me gusta desde que leí "El ojo de la mente" (bueno, desde que leí "La guerra de las galaxias", pero entonces no sabía que era suya).

No es, quizá, un "primer espada", pero es un narrador competente y entretenido, que no es poco.
Alejandro Caveda ha dicho que…
Coincido totalmente contigo, es uno de mis autores favoritos y creo que debería estar más valorado (y editado) en castellano de lo que está en la actualidad. Salu2 cordiales y en breve nos veremos por la Semana o tomando algo, lo que ocurra primero.
Manuel ha dicho que…
Viví muchos años en alemania y ahí es un escritor bien conocido. Por lo que yo he leído muchos de sus libros y ahora me estoy volviendo loco para encontrarlos en español. No comprendo como un escritor como Foster sea en España un desconocido.

Saludos