Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2005

Robert Sheckley: In Memoriam 2

He aquí la segunda entrega del artículo que escribí acerca de Robert Sheckley para el A Quemarropa con motivo de su reciente enfermedad este verano:

Los mundos de Robert Sheckley
Por algún extraño motivo, Sheckley ha sido injustamente olvidado, o cuanto menos infravalorado por las nuevas generaciones de aficionados, como si toda su obra posterior a 1980 no fuese más que los delirios inconexos de un enfermo de alzheimer. Sin embargo, no puede haber enciclopedia o ensayo sobre la ciencia-ficción que se precie que no incluya al menos una referencia a este destacado escritor, uno de los nombres más importantes del género durante los años 50 y siguientes.Si hubiera que señalar algún rasgo por encima de otros que singularizase a Sheckley ese sin duda sería su sentido del humor. Un humor ácido, sarcástico, que lo hermana con otro autor contemporáneo suyo y maestro del relato ultracorto: Fredric Brown, otro profeta del absurdo; pero mientras que este último usaba el humor como una cortina para …

Robert Sheckley: In Memoriam 1

El día 9 del presente mes nos dejaba Robert Sheckley, víctima de una larga enfermedad que arrastraba desde principios de este verano, cuando tuvo que ser hospitalizado durante una visita a un certamen de CF en Ucrania. Con él se va uno de los grandes, uno de los últimos supervivientes de la época dorada del género y de una forma de entender y escribir la CF que cada vez cuenta, por desgracia, con menos seguidores.Ya en su momento, con motivo de su enfermedad, la organización de la Semana Negra de Gijón decidió publicar un librito reeditando uno de sus relatos más conocidos (“Ciudadano de la galaxia”) para ponerlo a la venta al simbólico precio de un euro y contribuir de esta manera a paliar la penosa situación económica y de salud de un autor que tan grato recuerdo nos había dejado durante su previa estancia entre nosotros algunos años atrás. Por desgracia no ha podido ser, aunque no por ello la iniciativa resulta menos loable. Me gustaría dedicar, pues, esta y las próximas entradas a …

De Aniversario

No sé si alguno de los seguidores habituales de este blog se habrá dado cuenta de que la anterior entrada hizo la número 50, un a cifra modesta pero que no deja de tener su significado simbólico. Parece que fue ayer cuando animado por Jorge Iván Argiz y Germán Menéndez Florez me lancé a la gratificante tarea de poner en marcha mi propio blog. De eso hace ya seis meses. Por el camino han quedado muchas anécdotas y experiencias memorables y otras no tanto, pero que caray, hemos perseverado y aquí estamos para seguir mientras ustedes quieran acompañarnos. Me consta que a mucha gente que me conoce y me vincula sobre todo al mundo del comic, debido a mi colaboración en revistas como el Dentro de la Viñeta o El pequeño Nemo, amén de eventos culturales como la Semana Negra o las Jornadas del Comic de la Villa de Avilés, les ha chocado el que haya creado un blog centrado (o al menos esa era la idea) en la CF más clásica y pura; aunque aquellos que me conocen un poco más saben que esa ha sido…

El Rey de Amarillo

Pese a todas las advertencias y consejos bien intencionados no he podido evitar caer en la tentación de releer El rey de amarillo, el grimorio maldito por excelencia. Quizás no tan famoso como el infame Necronomicon pero no por ello menos inquietante. Aunque ya han pasado más de 110 años desde que salió de imprenta y a estas alturas del siglo XXI nada debería sorprendernos, lo cierto es que aun conserva esa capacidad de sugestión que escandalizó a las mentes bienpensantes de fines del XIX e hizo que fuese recibido con una denuncia universal, tanto por parte del púlpito como de la prensa. Sin embargo, tal denuncia no hizo sino extender su fama entre los círculos intelectuales y literarios de la época. Su autor, Robert W. Chambers (1865-1933) fue un pintor reconvertido en escritor de éxito. Durante su juventud estudió pintura en la Art Students’ League de New York donde coincidió con Charles Dana Gibson. En 1894 publicó su primer libro, In the quarter, un relato melodramático acerca de…

Los investigadores de lo sobrenatural /05

Al contrario que todos los anteriores cazafantasmas que hemos comentado en entradas anteriores Blade no tuvo su origen en el cine o la literatura, sino en las viñetas; pero no es el último personaje de comic que habremos de tratar aquí si queremos ser completistas y exhaustivos. Anterior a él, por ejemplo, es la mítica Vampirella de Warren Comics. Creada en 1969 por el cultista de lo fantástico Forrest J. Ackerman tuvo su periodo de mayor gloria en los años setenta de la mano de Archie Goodwin y el español José González; y ha regresado con fuerza en los 90 gracias a la editoriales Harris y Dynamite, gracias a un plantel de excelentes guionistas y dibujantes. Originaria del planeta Drakulón, a lo largo de sus historias se enfrenta al culto del Caos y otros adversarios igualmente desagradables con la valiosa ayuda del cazavampiros Conrad Van Helsing, su hijo Adam y el mago fracasado Pendragon.Ya en los ochenta encontramos un auténtico filón de personajes en los comics de la editorial i…