Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Acerca de la importancia de seguirnos o no en Instagram, y otras paranoias

Hace poco sostuve la siguiente conversación con una chica que se había borrado de mi IL (véase la captura de pantalla superior). Como quiera que el Insta Follow me mantiene informado de estas deserciones, me apresuré a devolverle el favor, aclarándole a través de un Direct:
"Yo es que soy de los creen en la correspondencia, el followxfollow y los likesxlikes. Un saludo cordial, mucha suerte y felices fiestas" (vamos, que vengo a ser lo que vulgarmente se denomina como un imbécil de manual).
A lo cual la susodicha me respondió, haciendo gala de la misma educación y buen rollo que yo había intentado imprimirle a mi mensaje:
"Yo soy de las que creen que hay que seguir a alguien por placer, no [por] obligación! Igualmente, felices fiestas".
Hasta aquí, me dirán, ¿dónde está el problema? Al fin y al cabo, sabido es que Instagram, para esto de las amistades, es más Twitter que Facebook. Es decir, que tú puedes seguir a quién te de la gana y ser igualmente seguido (o no)…

First men into space

En noviembre de 1961 aparecía el primer número de The Fantastic Four, el cómic destinado a inaugurar la Edad de Oro de Marvel, donde cuatro jóvenes astronautas sufrían (con diversos resultados) los efectos secundarios de exponerse a las radiaciones espaciales. Reed Richards se convertía en Mr. Fantástico (el Hombre Elástico), su prometida Sue en la Chica (posteriormente, Mujer) Invisible, su cuñado Johnny en la Antorcha Humana y su amigo y piloto de pruebas Ben Grimm en la Cosa, un monstruo de aspecto pétreo y atemorizador que recuerda a esos personajes de ciencia ficción que Stan Lee desarrollaba, junto a Steve Ditko o el propio Jack Kirby, para diversas cabeceras de la casa como Amazing Fantasy, Journey into Mistery o Tales to Astonish. En realidad, los 4F beben (en clave superheroica) de una tradición que ya estaba presente en el cine de ciencia ficción de serie B desde los comienzos de la era espacial y, más concretamente, de filmes como el primer Quatermass (Val Guest, 1955) don…