Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Una nueva distinción para el Zoco: el Blogger Recognition Award

El amigo Elwin Álvarez Fuentes, tal vez el lector más fiel y constante de este blog, ha vuelto a nominarme para un premio. En esta ocasión, para el Blogger Recognition Award que, como no puede ser menos, acepto agradecido, aunque con algo de retraso por motivos ajenos a mi voluntad. Pero como se suele decir, más vale tarde que nunca si la intención es buena, y este caso lo es por ambas partes, así que aquí estamos, dispuestos a cumplir con las normas del premio.
Tras las explicaciones y los agradecimientos de rigor, toda recordar por qué me embarqué en este proyecto, hace ya tanto tiempo que he tenido que consultar mi perfil en Blogger para salir de dudas: el 9 de julio de 2005, coincidiendo con la XVIII Semana Negra de Gijón. De hecho, recuerdo que por aquel entonces se celebraron en la Semana un par de encuentros de blogueros, señal de que los blogs (o bitácoras, como prefieran) estaban de moda, al contrario que ahora, cuando parece que han perdido terreno frente a la inmediatez y …

La Era del Cambio / Anexo

Esta secuela existe gracias a (o por culpa de) Rafael G. M., que después de leer la anterior entrega comentó que el final le parecía muy brusco, y que le gustaría saber que pasaba con los personajes protagonistas una vez que su relación pasaba al siguiente nivel. En realidad, como expliqué en su momento, El largo camino de vuelta a casa era un viejo relato inconcluso de los noventa que retoqué para su publicación en el blog. Como tal, no tenía continuación alguna, aunque rebuscando entre las carpetas de mi disco duro encontré otro relato más o menos de la misma época y ambientación que, con un par de retoques, podía servir a modo de secuela. Sin embargo, al igual que en el caso anterior, tuve que hacerle unas cuantas modificaciones.
En el relato original no aparecía Kirten Sandor. Como "malos" de la película tenía a los lores, una raza de fanáticos religiosos que había desarrollado en otras historias cortas, pero que aquí no hacian acto de presencia hasta casi el final de l…

La Era del Cambio /06

Hacienda March, poco después.
Hannah esperó a que su amante estuviese profundamente dormida antes de salir subrepticiamente de la cama y escaparse a la cocina para prepararse una taza de café. Era consciente de que tenía que volver al trabajo cuanto antes para avisar (de nuevo) a las autoridades correspondientes de lo que había pasado, recoger los cadáveres y asegurar el perímetro alrededor de los restos de la nave hasta que llegasen los especialistas. Sin embargo, no podía evitar darle vueltas en su cabeza a las enigmáticas palabras que le había dirigido el lor antes de partir: "La era del cambio se acerca". ¿A qué cambio se refería? ¿Y por qué le había perdonado la vida? Al diablo, decidió al cabo de un rato. Redactaría su informe y dejaría que otros se preocupasen de esas y otras incógnitas. Bastante tenía ella con proteger su planeta e intentar salvar su relación sentimental.
Cuando regresó a la habitación Janine seguía en la misma postura en que la había dejado, durmien…

La Era del Cambio /05

Al cabo de un rato algo se movió dentro del vehículo accidentado. Se oyó un golpeteo rítmico que provenía del interior, el cual fue creciendo en intensidad hasta que la luna de cristal de la cabina se rajó de extremo a extremo, y Hannah Cross cayó a plomo sobre la arena, todavía envuelta en una densa capa de pegajosa espuma. Un repentino golpe de calor le secó la garganta y estuvo a punto de dejarla inconsciente antes de que el mecanismo de refrigeración de su traje de supervivencia equilibrase la diferencia de temperaturas. Una vez que hubo recuperado un cierto control de sus miembros probó a incorporarse, muy lentamente, esperando sentir en cualquier momento el pinchazo de algún hueso o costilla rotos. Pero, por suerte o por milagro, parecía que había sobrevivido con poco más que alguna magulladura y un par de cortes superficiales.
En eso, se oyó otro ruido de cristales rotos y Sandor se precipitó al suelo, al igual que la agente poco antes que él, aunque recuperándose con mucha más…

La Era del Cambio /04

Una vez fuera observó que sus visitantes no había perdido el tiempo y, mientras ellos hablaban, habían desembarcado un turbocóptero de transporte modelo Escarabajo, un diseño que Hannah conocía bien, ya que era la versión civil del transporte de tropas clase Hermes. Un vehículo muy apreciado por mineros y contrabandistas gracias a su gran capacidad de carga y autonomía. En el otro lado de la balanza, el espacio disponible para la tripulación era excesivamente reducido, tal y como quedó demostrado cuando Sandor escogió tan sólo a dos de sus hombres para que les acompañasen. Aquello nivelaba un poco la balanza, y la ex-militar que había en ella empezó a sentirse un poco más satisfecha.
- Sandor, antes de seguir adelante, hay un último detalle que me gustaría dejar claro.
- ¿Sí?
- Si le pasa algo a Jane, yo mismo le mataré con mis propias manos. Y no es un insulto, ni una amenaza vacía. Es una promesa.
El hombre la escuchó con gravedad y, tras pensarlo apenas un par de segundos, respondió: