Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

La cólera de Fantomas

¿Quién es Fantomas? La vieja pregunta que ya se hacian Allain y Souvestre en 1911 cobra hoy día más significado que nunca. ¿Un ladrón de guente blanco con complejo de Robin Hood? ¿El adversario de Louis de Funes? ¿Un delincuente, un supervillano o un justiciero? ¿Todos, y ninguno? Mientras que otros mitos de la cultura popular - como Holmes - han logrado retener mejor o peor su esencia a lo largo de los años, Fantomas ha sido víctima de su éxito hasta el punto de que su legado se entremezcla con el de sus pastiches, imitadores y versiones alternativas, de tal manera que pocos recuerdan (o conocen) ya al villano original. De ahí el interés de La cólera de Fantomas: La Guillotina, primera entrega de una nueva trilogía en comic, publicada en España por la editorial Dibbuks, que vuelve a las raices del personaje (tal y como lo concibieron sus creadores) para sorpresa de una nueva generación de lectores que tal vez sólo conozcan a Fantomas a través de la versión palmípeda de los comics Di…

Todos los Joker

Hace poco, el actor Jared Leto ha sido noticia al haberse recortado su barba y larga melena características para interpretar al Joker en la nueva película de DC El escuadrón suicida, tomando así el relevo del difunto Heath Ledger. La noticia no ha dejado de sorprender a propios y extraños, aunque no falta quien recuerde que algo parecido sucedió con el antedicho Ledger y que al final su papel como el payaso asesino de Gotham fue uno de los mejores trabajos de su breve pero exitosa carrera. De momento, Leto ha manifestado que su intención es hacer un Joker más "cómico" y "cerebral", lejos del violento sociópata que pudimos ver en la trilogía sobre el Caballero Oscuro rodada por Christopher Nolan, aunque no está de más recordar que ni Hedger ni mucho menos Leto han sido los primeros actores en vestir el llamativo maquillaje del arlequín del crimen.
En cierto modo, el primer Joker de la historia del cine fue el actor alemán Conrad Veidt, aunque oficialmente este no c…

El Ministerio del Tiempo

“Todos tenemos nuestra máquina del tiempo ¿no? Las que nos llevan hacia atrás, son recuerdos; las que nos llevan hacia adelante, son sueños.”

H. G. Wells, “La máquina del tiempo” (1895).

Desde que Wells envió a su viajero al lejano futuro para ser testigo del crepúsculo de la humanidad, el tiempo (y sus paradojas) han sido uno de los argumentos recurrentes del género fantástico. Y dentro del mismo, uno de los apartados más interesantes es el relativo a los cuerpos o unidades encargados de velar por la integridad del tejido espacio temporal, persiguiendo a los desaprensivos que buscan alterar la historia en su propio beneficio, tal y como hacian Jean Claude Van Damme en Timecop (1), Manse Everard y los esforzados miembros de la Patrulla del Tiempo de Paul Anderson (2) o, más recientemente, los protagonistas de la serie de televisión británica Primeval (3), cuya misión consistía en vigilar una serie de grietas espacio temporales y evitar que otras personas (o criaturas) las atravesasen…

Alien: Génesis

Lambert: Tú le admiras
Ash: Admiro su pureza. Es un superviviente al que no afectan la conciencia, los remordimientos... o las fantasías de moralidad. No tenéis ninguna posiblidad. Pero... contáis con mi simpatía.

(Alien, el octavo pasajero de Ridley Scott. 1979).

Neill Blomkamp (Distrito 9, Elysium, Chappie) ha empezado a desvelar algunas de las ideas que tiene para Alien 5, entre las cuales están el traer de vuelta al personaje de Ripley (aunque todavía no está claro si interpretado por Sigourney Weaver o no), además de ignorar lo acontecido en Alien 3 (1992) y Alien: Resurrección (1997). En principio, esto último no presenta ningún problema. Al final de Aliens (1986) Newt le pregunta a Ripley: "¿Soñaremos?", a lo que esta le respondía que seguramente, por lo que no costaría nada imaginarse la 3ª y 4ª entregas como sueños criogénicos de ambos personajes, o versiones alternativas del universo imaginado por Ridley Scott. Más complicado parece conciliar lo que sabemos (o cr…