Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Recordando a Robert April

Pregunta rápida: ¿quien fue el primer capitán de la USS Enterprise? Una mayoría de personas respondería al instante que James T. Kirk, mientras que algún que otro trekkie avispado mencionaría a Christopher Pike; pero muy pocos, o casi nadie, se acordaría de Robert April. Este ha sido, de hecho, uno de los principales damnificados por la revisión de la serie que están llevando a cabo J. J. Abrams y sus colaboradores habituales, ya que en el anterior Star Trek de 2009 la nave salía del muelle espacial bajo el mando de Pike y antes de que acabase la película Kirk ya era el capitán en funciones. Antes de que algún despistado salga corriendo para hacerse un maratón con todas las series y películas de la saga, conviene mencionar que April apareció por primera vez en un episodio del Star Trek animado (1), que cronológicamente se situa a continuación de la serie clásica (TOS) y antes de los eventos de la película de Robert Wise de 1978. El problema es que durante algún tiempo no estaba claro…

Reseña de "El amargo despertar" de Alberto González

Jorge, al que acaban de diagnosticar el SIDA, se duerme en el metro de Madrid. Al despertar se da cuenta de que alguien le ha provocado un traumatismo craneal. Tras salir del suburbano y encontrarse en un barrio desconocido y en construcción, empieza a sospechar que algo raro ha sucedido: no hay síntoma alguno de presencia humana en centenares de metros a la redonda. Tal es el interesante punto de partida de El amargo despertar, la ópera prima de Alberto González, maestro de profesión y escritor por vocación, que para su debut ha dado en la diana con esta atípica historia sobre el fin del mundo. Atípica, porque nunca se nos explica lo que ha sucedido, y porque lo que en manos de otros autores hubiese devenido en una novela de acción y supervivencia al más puro estilo Mad Max, en manos de González se convierte en una agridulce reflexión sobre la condición del ser humano y el mundo que nos rodea; una historia de ribetes existenciales aderezada con las pinceladas justas de ecologismo p…

Recordando Espacio 1999

Hoy quería recordar una de esas series míticas de nuestra infancia (o juventud, dependiendo de la perspectiva de cada uno) como es Espacio 1999, también conocida como Cosmos 1999 o Base Lunar Alfa, según el país de emisión.
Espacio 1999 fue una serie de ciencia ficción creada por Gerry y Sylvia Anderson (responsables de otros títulos de éxito de la época como Thunderbyrds o UFO) para la cadena británica ITC Entertainment, que constó de dos temporadas emitidas entre 1975-1977. Dentro del reparto (compuesto en su mayor parte por secundarios y actores relativamente desconocidos) destacaba la pareja protagonista compuesta por Martin Landau (Almirante Koenig) y su mujer Barbara Bain (la doctora Helena Russell) famosos por su trabajo conjunto en otra producción televisiva mítica de la época, Misión: Imposible.
La premisa inicial de la trama no dejaba de ser original en sí misma. En el año 1999 (según la cronología de la serie) los depósitos de material radioactivo depositados en la Luna entr…

George Langelaan y los "Relatos del Antimundo"

Langelaan pasará a la historia del género como el autor de ese pequeño clásico que es el relato "La mosca" donde narra con ritmo hipnótico las nefastas consecuencias que un experimento de teletransportación tiene para su protagonista cuando durante del mismo su ADN se mezcla con el de una mosca común. Una historia clásica acerca de los peligros de la ciencia que ha sido llevada a la gran pantalla en dos ocasiones: una en 1958 por Kurt Neumann, y ya en 1986, de la mano del gran cineasta canadiense David Cronenberg, en una adaptación más libre pero que supera con creces a su predecesora y que se beneficia además de la buena química que había entre sus protagonistas, Jeff Goldblum y Geena Davis, que por aquel entonces eran pareja en la vida real. De hecho, el éxito del la versión de Cronenberg propició que se rodase una secuela, La mosca 2, muy inferior y completamente ajena a la obra de Langelaan. El relato en sí forma parte de una antología génericamente conocida como los Rel…