Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

Top Ten de series míticas de la TV

Para hacer tiempo mientras preparo la crónica de la Asturcón 2008 nada mejor que otro Top Ten, en este caso dedicado a mis series favoritas de TV de todos los tiempos. Para evitar susceptibilidades, el orden es puramente cronológico. Así que ya sabéis, camaradas: a leerlo, opinar, disentir y hacer sugerencias:
Los Vengadores – No los de la editorial Marvel, sino John Steed y la Sra. Peel, la pareja de espías más camp y glamorosa de la pequeña pantalla. Sus aventuras, delirantes mezclas de género que oscilaban entre el espionaje y la ciencia ficción más delirante e irreal, marcaron al rojo vivo a varias generaciones de telespectadores. Cuentan con fanáticos conversos del calibre de Grant Morrison o Ian Edginton, entre otros nombres ilustres. Dark Shadows – En el principio tan sólo era un culebrón gótico, entonces llegó Barnabas Collins y todo cambió. Oscura, retorcida, adictiva, con permiso de Joss Whedon la mejor serie de vampiros AB (Antes de Buffy). Star Trek TOS - “El espacio, la fron…

XXI Semana Negra: un interludio

Como bien saben los visitantes más asiduos, desde hace unos días estoy inmerso en las tareas correspondientes a la edición de este verano de la Semana Negra, lo que me impide actualizar este blog con la frecuencia que me gustaría. Si quiero aprovechar, no obstante, la ocasión para indicar cuales serán las próximas entradas del zoco: para empezar, una crónica de la Asturcón 2008, a la que seguirá un repaso a las novelas de James Bond no escritas por Ian Fleming (con motivo de la publicación de La esencia del mal, de Sebastian Falks), para terminar con un artículo en el que haré un repaso lo más detenido posible de la obra de ese gran escritor que es David Morrell (si, el de Primera Sangre y posteriores). Y también tengo pendiente terminar el comentario sobre el Soy leyenda de Richard Matheson. Como ven, hay cuerda para rato. Pero eso será una vez pasada la vorágine de la Semana. Un abrazo a todos y nos leemos en breve ;)

Un toque de irrealidad

Decía Philip K. Dick que la realidad son todas aquellas cosas que, cuando dejas de creer en ellas, se obstinan en permanecer ahí. Él debía de saberlo bien, ya que el autor de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968) es uno de los escritores que más experimentó en su momento con sustancias alucinógenas de todo tipo con el fin de difuminar los límites de la realidad, como es el caso de Ojo en el cielo (1957), una novela en la que una serie de personajes quedan atrapados en una máquina que crea un universo virtual a la medida de cada uno de ellos. Pero Dick no fue el único escritor interesado en la materia; otros nombres clásicos del género, como Fredric Brown o Roger Zelazny han explorado, desde diferentes puntos de vista, ese difuso concepto que conocemos bajo el término de “realidad”. En el relato “No sucedió” Brown insinuaba la idea de que esta era patrimonio exclusivo de un grupo de privilegiados que podían moldearla a su antojo, una idea similar a la que planteaba Zelaz…

Alan Dean Foster 3

Capitulo aparte merecen sus colaboraciones con el Universo Expandido de George Lucas, que comienzan en 1976 con la novelización de la primera entrega de la saga, que apareció originalmente publicada como: La Guerra de las Galaxias: Capítulo primero de las aventuras de Luke Skywalker. Se trata de un trabajo más que interesante, ya que Foster trabaja a partir del guión original de la película y por ello en el libro aparecen escenas y acontecimientos omitidos en su momento hasta la versión restaurada de 1997. Como detalle anecdótico, señalar que la novela siempre ha aparecido firmada por George Lucas, aunque la autoría final de Foster sea de sobras conocida.Tal vez por ello el autor que nos ocupa fue uno de los pilares del primigenio Universo Expandido de Star Wars al escribir una de las primeras continuaciones más o menos oficiales del filme original: El ojo de la mente (1978). Según varias fuentes, este novela fue concebida como guión para una secuela de bajo coste en el caso de que La…