domingo, noviembre 25, 2007

Conan cabalga de nuevo con Planeta Comics

Como todos los seguidores patrios del forzudo cimmerio saben, los comics de Conan han regresado a nuestras librerías tras un forzado parón de varios meses cuyos motivos no están del todo claros, aunque la teoría más plausible es que detrás de esta ausencia se hallaba la negociación por los derechos para seguir publicando material de Conan en castellano.
Sea cual sea el motivo, Conan ha vuelto, y casi parece que para ponerse al día Planeta esté sacando de golpe y porrazo todo el material que se les quedó acumulado durante estos meses previos.
Para empezar, la editorial ha retomado la serie mensual Conan: La Leyenda a partir del número 20 en el cual, curiosamente, comenzaba la adaptación de Dark Horse (a cargo de Busiek y Cary Nord) de uno de los relatos más clásicos y populares de Conan: "La Torre del Elefante", una historia que ya ha sido trasladada al comic al menos en tres ocasiones previas, pese a lo cual no deja un mal sabor de boca gracias al estilo pictórico y enérgico de Nord.
Asimismo, Planeta ha sacado casi seguidos dos tomos de la colección trimestral Las Crónicas de Conan (el 8 y el 9), la cual reedita la serie clásica de Marvel Comics en un nuevo formato de lujo y tapa dura. Cabe suponer que se trata de los números que quedaron "pendientes" durante el ya explicado parón editorial, y que a partir de ahora recuperen su periodicidad habitual.
Curiosamente, la casa ha decidido incorporar el formato Ultimate a su linea editorial dedicada al personaje de Howard para publicar diversas miniseries o especiales fuera de colección, como es el caso de Conan y las Hijas de Midora, o El libro de Toth (una miniserie de 4 números firmada por Len Wein, Kurt Busiek y Kelley Jones que nos explica el origen oculto de Toth-Amon, el enemigo recurrente del cimmerio). Por cierto que el cambio de formato no deja de resultar un tanto confuso y arbitrario, ya que en los USA estos ejemplares se publicaron con el tamaño comic-book habitual y no con el Ultimate, que es más grande. ¿Una forma de darle más empaque al personaje, o una excusa para justificar precios más altos? El tiempo lo dirá.
Y por último, pero no por ello menos importante, Planeta ha continuado la recopilación de miniseries completas en libros de tapa dura (que ya comenzó en su momento con Conan y las joyas de Gwalur) con un nuevo volumen: Conan y las canciones de los muertos, escrito por Joe Linsner e ilustrada por Timothy Truman, el cual, curiosamente, es el actual guionista de Conan: La Leyenda en los USA.
¿Qué novedades nos deparará el futuro? Bueno, la serie mensual continua viento en popa en los EEUU y está a punto de alcanzar la cincuentena larga de números publicados, por lo que de mantenerse bien las ventas el título tiene cuerda para rato. Pendientes de publicación quedan todavía miniseries como Conan and the demons of Khitai o Conan and the midnight god, tan entretenidas como las aquí comentadas hasta ahora, y que esperemos ver pronto en nuestras librerías.

domingo, noviembre 18, 2007

Los otros hijos de Robert E. Howard

Buena parte de la obra de Howard (a excepción de la saga de Conan, que si ha sido reeditada en varias ocasiones, la más reciente de ellas por Timun Mas) es desconocida o permanece aun inédita en nuestro país, aunque en los últimos años varias editoriales como Martínez Roca o Arellano han contribuido a rellenar ese vacío publicando a otros parientes cercanos de Conan, como Kull de Valusia, Red Sonja, Bran Mac Morn o el Ciclo de la Memoria Racial. Quedaban, no obstante, otros muchos relatos y personajes del escritor de Cross Plains pendientes de una digna edición en castellano.
Curiosamente estas cosas van por rachas y de un tiempo a esta parte han aparecido en nuestras librerías varias antologías firmadas por Howard y que ofrecen nuevos aspectos de la obra de este escritor menos vistos en castellano.
Los primeros en abrir fuego fueron los chicos de Ediciones Jaguar con La casa de Arabu y otros relatos (2005), una nutrida selección de cuentos escritos por Howard, casi todos ellos inéditos en España, y que ofrecen una perspectiva amplia del trabajo del creador de Conan: espada y brujería, terror, fantasía histórica e incluso el western se dan cita en las páginas de esta peculiar antología.
No menos interesante resulta Cormac, Rey de los mares (2006) de ANS Editor que, según dicen en Internet, es la sucesora de la extinta Rio Henares. Se trata de una recopilación de todos los relatos protagonizados por Cormac Mac Art, un guerrero y pirata irlandés del siglo V d.C. y que recorre el Mar del Norte en busca de pillaje, aventuras y olvido. Un libro más destacable en cuanto al contenido que al continente, ya que se trata de una fan-edición bastante rudimentaria, claro que ya se sabe: en el país de los ciegos...
A continuación cabe destacar Espadachinas (2006), publicada por Francisco Arellano en la Biblioteca del Laberinto, y que recoje varios relatos de Howard protagonizados por espadachinas, a saber Agnés de Chastillon, Sonya la Roja de Rogatino y Helen Tavrel. Se omiten a Belit y Valeria ya que al ser compañeras de correrías del forzudo cimmerio, aparecen en la colección dedicada a Conan por Timun Mas.
También en la Biblioteca del Laberinto, y no menos interesante que el anterior, encontramos Sangre en el desierto (y otras aventuras por mar y por tierra) que incluye todos los relatos de Howard protagonizados, respectivamente, por Wild Bill Clanton, Emmett Corcoran y Terence Black Vulmea, de un tono más aventurero y menos fantástico de lo habitual (e incluso, en algunos casos, con un tono ligero y "picante" que sorprenderá a los seguidores del autor). La Biblioteca del Laberinto es una de las colecciones más pulp e interesantes que se publican en la actualidad y a la que espero dedicarle en breve un extenso artículo en este blog. Valgan de momento estas lineas como introducción así como de aviso a todos los aficionados a la obra de esta gran escritor a los que por un motivo u otro se les haya escapado alguno de estos títulos. Un cordial saludo y en breve estoy de vuelta con ustedes y los nuevos comics de Conan el Bárbaro. Un saludo.

domingo, noviembre 04, 2007

Blade Runner, 25 años después

Deckard ha vuelto. Con motivo del 25 aniversario del estreno de la película, se anuncia el reestreno del filme con nuevas escenas rodadas para la ocasión por su director original, Ridley Scott, amén del lanzamiento de un pack especial de deuvedés con las cinco (sí, han leído bien, las cinco) versiones de esta mítica película. Para los interesados, les dejo el enlace para bajarse el magazine del canal Sci Fi donde viene la noticia, o sea aquí.
Reconozco que se trata este de un filme por el que siento un cariño especial y al que regreso con cierta asiduidad; ya hablé de él en la entrada: Ediciones especiales: El corte de mangas del director (pinchar aquí) así como poco después en ¿Sueñan los androides con ser estrellas de cine? al repasar las diversas adaptaciones cinematográficas que sobre relatos y novelas de Philip K. Dick se han hecho en los últimos años (Ídem aquí).
Por eso, yo soy uno de los primeros sorprendidos al leer la noticia de que el pack en cuestión incluirá las cinco versiones de la película, ya que servidor tan sólo conoce dos de ellas: la original de 1982, y la posterior versión del director de los años 90. Una tercera será, supongo, la edición especial de aniversario que está ultimando Scott. Ignoro cuales serán las otras dos, aunque si he encontrado diversas fuentes en Internet que confirman el artículo del magazine Sci Fi: "Tomando en cuenta las diferentes exhibiciones previas para testear a la audiencia (Denver/Dallas y San Diego) y la versión europea (más larga y similar a la primera edición en video), hay cinco versiones diferentes de Blade Runner. Las copias vistas en Denver/Dallas y San Diego aún no llevan la voz en off aunque en la última de ellas ya se puede apreciar la modificación del desenlace; existen pequeñas diferencias en los diálogos y en la duración" (Tepasmas.com). Claro que como dice mi buen amigo y gran erudito del cine, Jesús Parrado, los cambios que se le hagan a una película no siempre tienen por qué notarse en pantalla: pueden ser modificaciones del formato, o del audio, o una remasterización, pero eso no implica necesariamente que se quiten o añadan escenas o diálogos. Ya veremos cuando lo tengamos en nuestras manos.
Aunque lo antedicho no es exactamente cierto, ya que por Internet circula una remezcla del filme que toma la versión del director y le añade la voz en off y el happy end añadido de la primera versión (la de 1982). No es un mal pastiche aunque dudo que Scott incluya esta fan-remezcla en su flamante pack conmemorativo.
Es un caso curioso el de Blade Runner, una película que en su estreno fue un fiasco de crítica y público pero que con el paso de los años se ha convertido en eso vulgarmente llamado "obra de culto" reivindicada por una legión de aficionados, cineastas, críticos, escritores y articulistas que la valoran como una de las películas más pioneras, innovadoras y originales del siglo pasado.
A riesgo de ir contracorriente, un servidor siempre ha preferido la versión original de 1982 que tuve ocasión de ver con mi buen amigo Pedro de Rueda (invitó él: ¡Muchas gracias, Pedro!) en el extinto cine Arango. Que quieren, me gustaba el happy end postizo y me parecía - y me sigue pareciendo - que la voz en off hacia más profundo y humano el personaje de Deckard, amén de hacer más fácil de seguir el guión de la película.
Scott, no obstante, tiene otras ideas en mente y como creador hay que respetárselas. Él siempre tuvo muy claro que Deckard era otro replicante, una máquina creada para cazar a sus semejantes, aunque esta idea quedaba poco clara en la primera versión gracias al uso continuado de la voz en off y el corte de las escenas del unicornio. La "Replicanterización" de Deckard se hace más evidente en la Versión del Director, y a mayor abundamiento Scott no tiene empacho en declarar: "Claro que Deckard es un replicante. Siempre la ha sido". Yo nunca lo he tenido tan claro como él, ya que Deckard habla y se comporta de manera muy diferente a Roy y el resto de los fugitivos. No sólo es que parezca mucho más humano que estos, es que literalmente barren el suelo con él. Acaba con Pris de chiripa; sólo la intervención de Rachel evita que León le machaque el cerebro; y Roy directamente le supera. Algunos puristas objetaran que Deckard puede ser de un modelo diferente e inferior al de Roy y compañía, pero en ese caso, ¿qué sentido tiene enviar a un solo Blade Runner a por otros replicantes superiores a él en todos los aspectos?
En cualquier caso, todo esto no dejan de ser reflexiones personales, si Scott lo afirma, su palabra va a misa, aunque que quieren, a mi me gustaba imaginarme a Deckard y Rachel viviendo felices es su paradisiaco retiro lejos de aquella sucia y oscura urbe donde todos los crímenes y vicios parecen posibles (futuro que, por cierto, también les niega el escritor K. W. Jetter en sus secuelas noveladas del filme: El límite de lo humano (1996) y La noche de los replicantes (1996), ambas publicadas en su momento por Martínez Roca). Esta claro que los finales oscuros tienen más impacto que los felices, y en el caso de esta película en concreto, más todavía. Pendientes de ver la nueva edición de aniversario, y comprobar en persona que novedades aporta (o mutila) a la historia, me gustaría sentarme a disfrutar de nuevo con la cinta original de 1982, arropado por la banda sonora de Vángelis (de la cual, por cierto, existen tantas versiones "oficiales" y "alternativas" como de la película) y paladeando de nuevo las palabras finaldes de Roy / Hauer en el tejado: "Yo he visto cosas que vosotros no podríais imaginar. Naves de ataque en llamas cerca de Orión. Rayos C brillando a través de la puerta de Tanhauser. Y todos esos momentos se perderán, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir". Simplemente insuperable.