lunes, julio 31, 2006

Invasión

Reconozco que pese a que al principio no me llamaba en exceso la atención, esta serie de ciencia ficción creada y desarrollada por el afamado guionista de tv Shaun Cassidy (Caso Abierto, La Agencia) ha terminado por engancharme. Si bien los primeros episodios eran muy lentos y la trama tenía un cierto regusto a algo ya visto demasiadas veces en el pasado, la serie ha arrancado con énfasis a partir de su décima entrega, donde comprobamos que todos los pequeños detalles que parecian superfluos e inconexos tenian sentido, y una vez descubierta la verdadera naturaleza de los "visitantes" los acontecimientos se precipitan de forma absorvente hacia el enfrentamiento final entre ambas comunidades, la humana y los híbridos ¿alienígenas?
Invasión bebe sin tapujos de clásicos inolvidables de la CF de todos los tiempos, aunque ha sabido actualizarlos y darles un toque fresco y original. Sin duda alguna, el precedente más claro es la novela La invasión de los ladrones de cuerpos (1954) del escritor norteamericano Jack Finney y su correspondiente adaptación cinematográfica (Don Siegel, 1956). También se pueden rastrear influencias de otra novela similar, publicada por la misma época: Amos de títeres (1951) de Robert A. Heinlein. Pero mientras que los alienígenas de Heinlein se limitan (es un decir) a parasitar y controlar a su huesped, las vainas de Finney suplantan al ser humano original, al igual que hacen las criaturas acuáticas de Cassidy.
Otro elemento presente en la serie - el enfrentamiento entre los seres humanos "puros" y los híbridos o mutantes que han de reemplazarlos - deriva asimismo de títulos míticos del género, como Los cuclillos de Midwich (1957) del escritor británico John Wyndham; o el Slan (1946) del maestro A. E. Van Vogt, sin olvidarnos de comics como X-Men y su correspondiente trilogía fílmica.
Muchas de estas novelas han sido asimismo trasladadas a la gran pantalla, algunas de ellas más de una vez, como es el caso de la de Finney, que además de la versión de Siegel ha conocido dos remakes posteriores: La invasión de los ultracuerpos (1978) de Philip Kaufman, más siniestra y aterradora si cabe que su predecesora; y la desigual Secuestradores de cuerpos (1993) del, por otra parte, interesante a ratos Abel Ferrara.
Vemos pues que la serie de Shaun Cassidy no es más que el último eslabón, hasta la fecha, de una larga sucesión de filmes y novelas que juegan con la suplantación del ser humano por una especie alienígena y el enfrentamiento entre ambos, y si bien es cierto que eso le puede restar un ápice de originalidad, no menos cierto es que la serie se sobrepone a este handicap inicial gracias al atractivo de sus escenarios, la calidad de sus guiones, un plantel de buenos actores, y a la ventaja añadida que supone el que al ser una serie de televisión los autores tienen tiempo de sobra para desarrollar su idea inicial, siempre y cuando el público responda e Invasión no acabe en el limbo de las series canceladas, como fue el caso en su momento de Tierra2 o John Doe. De momento, podemos seguir los capítulos finales de la primera temporada todos los lunes a través del canal temático FOX, y esperemos que a no mucho tardar se puedan adquirir en DVD. (Gracias a Leo, que me descubrió esta serie y a Verónica Mars).

miércoles, julio 26, 2006

Reflexiones


Me confieso un gran admirador del maestro Quino, y en especial de sus historietas de Mafalda. Siempre he pensado que bajo su apariencia de tira humorística se esconden auténticos compendios de filosofía vital llena de sabiduría. Una de mis favoritas empieza así:
Vemos a un señor perfectamente vestido con ropas de oficinista, burócrata, funcionario o similar (traje, sombrero, corbata y maletín) que atraviesa con cierta prisa un parque donde están jugando Mafalda y uno de sus amiguitos (creo que Miguelito, pero podría ser cualquiera de los otros y eso no afectaría a la historia). El currante, cansado y sudoroso, se sienta en un banco junto a los protagonistas para descansar y secarse un poco el sudor que le corre por la frente. En ese momento, Mafalda, que está entretenida observando un hormiguero, le dice a su amigo:
- ¿Vos os fijasteis que vida tan triste y absurda la de las hormigas, Miguelito? Toda la vida deslomándose a trabajar, ¿y para qué? Para traer al mundo más hormiguitas que continuen deslomándose a trabajar después de ellas. ¿Absurdo, no?
En ese momento, el currito se levanta y se aleja, llorando y deprimido, mientras que Mafalda y su amigo se miran con expresión de: "¿Es por algo que he dicho?". Yo siempre he entendido la reacción del pobre hombre, que es la mia propia. ¿Y vosotros?

domingo, julio 23, 2006

Creeras que un Hombre Puede Volar

Por fin he encontrado un hueco en mi apretada agenda para ver Superman Returns, y tal y como había prometido actualizo el blog para hacer un rápido comentario sobre el filme.
Vaya por delante que iba predispuesto a favor de la película, ya que soy un gran admirador de Brian Singer y me parecia que si un director podía salir airoso del reto de "resucitar" al Hombre de Acero en la gran pantalla, ese era él. Y de hecho, la película me ha gustado. Y mucho. Viéndola tienes la impresión de que en el estudio hayan reunido a los mayores frikis del personaje, les hayan dado un pastón de dinero, y les hubiesen dicho: "Ahora haced vuestra película de Superman". Y eso se nota. Que Singer y su equipo son devotos del personaje y en concreto de las dos primeras películas, las rodadas por Richard Donner a finales de los setenta, a las que homenajean hasta la saciedad, desde la música de John Williams, los títulos de crédito iniciales, el actor elegido (casi un clon del difunto Christopher Reeve), continuas referencias en el guión o incluso la recuperación de imágenes y audios del difunto Marlon Brando como Jor-El, solo por citar varios ejemplos.
La película, de hecho, podría funcionar perfectamente como un Superman 3 dado que continua directamente el argumento de la segunda película, y ese es precisamente uno de los handicaps que se le puede poner a la versión de Singer: es muy dificil que nadie mayor de 30 años tenga frescas en la mente las dos primeras entregas, por lo que quizás es demasiado pedirle a los nuevos espectadores que recuerden que al final de Superman 2 el personaje marchaba al espacio en busca de los restos de su destruido planeta; o que Lex Luthor conoce el emplazamiento de la Fortaleza de la Soledad de Superman porque estuvo en ella con el trio de villanos de la antedicha Superman 2. De todas formas, este es un detalle menor porque la película empieza con un pequeño texto introductorio para situar al respetable, y durante la primera media hora Singer nos ofrece pequeños flashbacks de la juventud del personaje para rellenar esos huecos (todos ellos siguiendo escrupulosamente la estética de los filmes de Donner).
Dije arriba que la película me gustó y me reafirmo. Como no soy crítico de cine, no voy a entrar en detalles de cámara, montaje, iluminación, etc. (eso se lo dejo a expertos como mi buen amigo Chus Parrado, y además la película me pareció perfecta en todos esos aspectos). Singer es un buen director que sabe como contar una historia. Superman Returns tiene una trama lineal, a veces pausada, otras veces frenética, pero siempre cautivadora. La primera mitad de la película, más introspectiva (aunque no faltan las consabidas escenas de acción, como el rescate del avión estratosférico) se centra en analizar las consecuencias del regreso del protagonista a un mundo que ha aprendido a vivir sin él tras cinco años de ausencia. Singer dedica aquí más atención al desarrollo e interacción de los personajes, especialmente el triángulo formado por Superman / Clark y Lois. La segunda mitad, más movida, se centra en las consecuencias del plan de Luthor y la lucha entre este y sus secuaces con el Hombre de Acero. No falta nada: un plan malvado que puede aniquilar medio mundo, kriptonita, Lois en peligro, el enfrentamiento personal entre Superman y Luthor, amén de varias vueltas de tuerca y sorpresas de guión que no vamos a desvelar aquí. Kevin Spacey convence en su papel de villano, se nota que se divierte recreando al Luthor de Gene Hackman aunque su versión sea menos histriónica y mucho más siniestra.
Resumiendo, este Superman Returns convence porque está hecho con cariño y ganas de hacerlo bien, y eso se nota. Hay medios, se parte de un guión modélico en el que no falta ni sobra nada, los actores resultan convincentes en sus respectivos papeles (en especial Brandon Roth, que se enfrentaba al dificil reto de mantener el nivel de su predecesor), los efectos especiales están a la altura de las circunstancias, y mantiene el acertado equilibrio entre acción, humor, romance y espectacularidad como para hacerla atractiva para públicos de todas las edades. He oido por ahí que Singer y su equipo habían firmado para rodar dos entregas más si esta funcionaba en taquilla, y vistos los resultados hasta la fecha no cabe duda de que volveremos a disfrutar con nuevas películas del Hombre de Acero, lo cual será estupendo mientras Singer - o sus sucesores - sepan mantener el nivel de calidad de esta primera. Por un momento el director ha conseguido hacerme creer, como Donner hace casi 20 años, que un hombre puede volar y marcar la diferencia.

Colección Runas, de Alianza Editorial

Hace pocos días me hacia eco del lanzamiento por parte de la editorial Planeta de una nueva serie de CF "popular" destinada al quiosco, aunque con un precio y presentación bastante por encima de la media de productos similares. Pues bien, cual no sería mi sorpresa al descubrir durante la reciente Semana Negra que otras dos grandes editoriales se habían apuntado al carro sacando sendas colecciones de CF y/o Fantasía.
La primera de ellas sería Runas, de Alianza Editorial, una casa que ya tiene sobrada experiencia en el campo del fantástico, ya que gracias a ella muchos españoles descubrimos y crecimos con aquellas excelentes antologías de Lovecraft, sus discípulos y precursores recopiladas por Rafael Llopis y Francisco Torres Oliver (al cual pude conocer y saludar durante la Semana, satisfaciendo así uno de mis anhelos de juventud). En palabras de los editores, "Con estos tres títulos, Alianza Editorial comienza la publicación de Runas, una colección dedicada exclusivamente a la ciencia ficción y la fantasía. Su línea editorial cubrirá todo el espectro temático del género en torno a autores y libros que ya son clásicos o que están destinados a serlo". Los tres primeros títulos elegidos han sido la reedición de ckásico de Poul Anderson La espada rota (ya publicado hace años por Anaya en última Thule, pero inencontrable hoy en día); Sueños nuevos por viejos, una excelente recopilación de relatos de Mike Resnik, autor entre otras de Santiago (Nova) y La dama oscura (Corvus); y El proyecto Ánfora, de William Kotzinkle.
Destacar sobre todo la presentación, muy cuidada, en formato rústica con solapas de 14,50 x 22 cm y unas portadas francamente atractivas, en la mejor tradición de la casa. A continuación adjunto el link para quienes quieran tener más información: 


La otra gran sorpresa es la colección Fantasy-Nebulae de EDHASA, una editorial que en las últimas décadas se ha volcado en la novela histórica y la narrativa contemporanea, pero que regresa ahora por sus fueros con una nueva colección dedicada al fantástico. Para empezar, anuncian la anhelada recuperación de Las Crónicas de Elric del escritor británico Michael Moorcock. El primer volumen, ya publicado, incluye las dos primeras novelas de la saga: Elric de Melniboné y La Fortaleza de la Perla. Las novelas se editarán respetando el orden cronológico de la historia recomendado por el autor y en un total de cuatro volúmenes. La edición, en tapa dura, incluirá un mapa y unas guardas dibujadas por Carlos de Miguel exclusivamente para esta obra. La ilustración de la cubierta y contracubierta de este primer volumen viene firmada por Chris Achilleos, uno de los más reconocidos y prestigiosos ilustradores del Fantasy.
Ambas novedades no dejan de ser una buena noticia por todo lo que aportan a la oferta del género en nuestro país, tan sólo esperemos que la gente responda y ambas ofertas se consoliden para que puedan seguir recuperando clásicos u ofreciendo novedades tan estimulantes como estas.

jueves, julio 20, 2006

Una de jueces

Erase una vez un juez que, estresado por su trabajo, decidió ir a pasar varios días de vacaciones a una casona rural. Sin embargo, al poco de hallarse en aquel idílico lugar, el probo funcionario comenzó a aburrirse a más no poder, hasta que cansado de la vida tranquila y apacible del campo fue a buscar a su casero para ofrecerse a echarle una mano.
- Pero eso no puede ser - respondió el honrado hostelero -. Usted ha venido aquí a descansar, y no sería correcto por mi parte ponerle a dar el callo. Además, usted es un hombre de estudios y no está acostumbrado a este tipo de tareas.
- No se preocupe - le respondió el togado -. Me apetece hacer algo. De hecho, tanta inactividad me altera los nervios. Usted diga en que puedo echarle una mano, y yo se la echo encantado.
- Pues no se... Ahora mismo iba a acogotar seis gallinas para la comida de mañana, pero es una tarea muy desagradable y seguro que usted...
- No se preocupe, delo por hecho.
Y en efecto, al cabo de apenas 20 minutos el juez hallábase de regreso, frotándose las manos y con una más que evidente sonrisa de satisfacción pintada en su rostro.
- Ya está. ¿Qué más hay que hacer por ahí?
Sorprendido, el hostelero le repuso:
- ¿Ya ha terminado? Que rapidez. A mi me hubiera llevado el doble... Hombre, puestos a hacer hay una cosa, pero no estoy seguro de que un caballero como usted...
- ¿De que se trata?
- De vaciar el establo de estiercol y amontonarlo afuera. Sacar el cucho, vamos. Pero no creo yo que un señor juez...
- No se preocupe, deme una pala y delo por hecho.
No había pasado una hora cuando el justiciero funcionario estaba de regreso, sudoroso pero con otra sonrisa de satisfacción pintada en los labios.
- Ya está amontonado el estiercol, ¿que va ahora?
- Pues no lo sé - replicó el asombrado hombre de campo -. Ha hecho usted solo en una hora el trabajo de cinco hombres en media jornada. Es usted una máquina. Ya no sé que más pedirle... Bueno, si, hay una cosa que para un hombre como usted será pan comido.
- ¿De qué se trata?
- En el almacen hay un enorme montón de patatas y varias cajas de madera. Se trata de que las separe y clasifique por colores y tamaños. ¿Le supondría mucha molestia...?
- En absoluto - dijo el juez, alejándose. El hostelero continuó con sus tareas habituales. Pasaron las horas sin que su huesped regresase. Cayó la noche, el cielo comenzó a oscurecerse, y ni rastro del hombre de leyes. Intrigado, el campesino cogió una linterna y se dirigió al almacen, donde encontró al juez en actitud pensativa delante de un gran montón de patatas y otro de cajas vacias.
- No lo entiendo - exclamó -. Arregló lo de las gallinas y el estiercol en un tiempo record, y en cambio ni siquiera ha empezado con las patatas. ¿Qué problema tiene?
A lo que el nervioso juez le respondió:
- Mire usted, yo soy un funcionario del Ministerio de Justicia. Cuando se trata de cortar cabezas y llevar mierda de un lado a otro, no tengo ningún problema, pero ¡NO ME PIDA QUE TOME DECISIONES, QUE ME BLOQUEO!

(Para José Manuel Estebanez Izquierdo, hombre de leyes, comiquero, friki y gran amigo, con cariño).

XIX Semana Negra 5 y último

Quiero aprovechar este último post sobre la Semana Negra de este año para homenajear a algunos de los libreros que año a año se dejan caer por ahí y forman ya parte indisoluble de nuestras vidas, como es el caso del imbatible Diego el Mazinguero, que abrió su negocio hace pocos años y ha logrado que la franquicia Mazinger sea famosa gracias a él. No hace mucho se ha trasladado a un nuevo local más grande enfrente de la iglesia de la Milagrosa desde donde nos seguirá ofreciendo con su entusiasmo y buen hacer habituales las últimas novedades de Planeta, Panini, Norma y demás editoriales.
Un saludo también para los chicos de Infolibro. Este año se vieron caras nuevas y más jóvenes, ya que Javier y el resto de su equipo estaban ocupados o de vacaciones, pero sus substitutos cumplieron con igual eficacia y simpatia. Un saludo y un abrazo a todos ellos desde este blog. Esperamos volver a veros a todos en las las próximas Jornadas del Comic de Avilés.

lunes, julio 17, 2006

XIX Semana Negra 4

Todo lo bueno se acaba y esta SN no es una excepción. Ayer domingo a las 12 del mediodía tuvo lugar el acto público de clausura oficiado por el mismo PIT II y la presencia de la Sra. Alcaldesa y el Presidente de esta nuestra comunidad, el Sr. Areces. Para los altos cargos de la organización, llega el momento de relajarse y hacer balance de los objetivos conseguidos. En mi caso, el balance es muy positivo. Reconozco que me lo paso genial trabajando en la Semana. Para mi es una oportunidad de reencontrarme con viejos amigos, conocer a otros nuevos, y disfrutar con muchos de los actos y eventos que se organizan, como el ciclo de cine Yakuza programado por el infatigable Huidobro (un fuerte abrazo desde aquí, Iñaki. Te debemos una botella de sake) que me descubrió a un gran actor como es Bunta Sugawara, o el IIº encuentro de Blogueros que me permitió conocer in situ a muchas personas a las que entonces solo había podido leer en la red.
Como bien saben todos los que me conocen, otro de mis pasatiempos favoritos en la Semana es retratarme con algunos de los autores invitados que nos acompañan. Si el año pasado cayeron en mis redes Michael Avon Oeming, Mark Buckingham y Pedro Galvez, en esta ocasión han sido Richard K. Morgan (el autor de Carbono alterado y la reciente Las reglas del mercado) y el gran escritor León Arsenal (que venía a presentar El espejo de Salomón y La boca del Nilo) los que aceptaron inmortalizarse conmigo. Lastima que, como dicen mis compañeros, mi presencia estropee la instantanea. Por último, pero no menos importante, el sábado por la noche logramos que Diego el Mazinguero cerrase antes de tiempo y se viniese con nosotros de copas. En un par de días les amplio la información (con fotos y todo) y les contaré un chiste de jueces. Entretanto, disfruten del verano.

miércoles, julio 12, 2006

XIX Semana Negra 3: Semos la Carpija, y qué?

Le arranco unos minutos al tiempo para mantener mi autopromesa de actualizar periódicamente este blog que es más vuestro que mio. Pasado el ecuador de la Semana, entramos en una inercía de rutina que hace que los días, y los eventos, se te pasen como estaciones desde la ventanilla de un tren. Muchos de los autores que vinieron para la Asturcón ya nos han abandonado mientras que empiezan a llegar los participantes en la Expocomic o el Guernica, entre los que encontramos nombres tan ilustres como Victor Mora o Font, entre otros.
Pero entre tarea y tarea siempre hay un hueco para cosas más gratificantes, eso forma parte del encanto de la Semana. El domingo participé en el segundo encuentro de blogueros acompañado por gente de la categoría de Gaia 56, BEF, Rafa Marín, Jesús Lens, Santiago Eximeno, Eduardo Vaquerizo o Borja Crespo entre otros. El lunes tuve la oportunidad de conocer - y tomar algo - con Richard Morgan, uno de mis escritores favoritos y más interesantes del panorama actual, que recientemente ha dado el salto al mundo del comic escribiendo una miniserie sobre la Viuda Negra. En persona es un tipo genial, simpático y abierto, que además habla castellano perfectamente. Espero volver a verlo por la Semana.
Sigo tropezándome con viejos conocidos: Rudy, Iván Olmedo, Javier Cuevas, Chus Parrado... Parece mentira que vivamos en la misma ciudad y casi no nos veamos entre Semana y Semana, aunque nos las arreglamos para saber unos de otros.
No quiero terminar este post sin colgar unas fotos de la carpa y de mis compañeros habituales: Rafa, JME, el ínclito GMF, Ofelia, Manuel y Noelia. Uno pasa muchos días metido en el EAQ y lo que lo hace tan llevadero es hacerlo en tan buena compañía. Un abrazo a todos. Nos vemos o leemos en breve, palabra.

sábado, julio 08, 2006

XIX Semana Negra 2

Tras varios días de arduo trabajo por fin ayer tuvo lugar la inauguración oficial de la Semana y salvo puntuales problemas relativos a la instalación eléctrica (que dió guerra hasta el último minuto) conseguimos, una vez más, haciendo honor a nuestra fama, que todo estuviera a punto para el paseillo de visitantes oficiales, entre los cuales, además de esponsores y organizadores, se encontraban como es habitual el Sr. Presidente de esta nuestra comunidad (al que tuve el honor de estrechar la mano) y la sra. alcaldesa, haciendo gala de su simpatia y cordialidad habituales.
Siempre he dicho que lo más gratificante de la Semana no es la paga final ni los vales gratis de comida (bueno, todo eso también, pero de forma secundaria) sino las oportunidades para conocer gente o reencontrarte con viejos conocidos que no sueles ver durante el resto del año, como es el caso de Roberto (un abrazo muy fuerte desde aquí), los chicos de producción, los Setos o el personal de secretaría (todos ellos puntales indispensables de la Semana) y una lista demasiado extensa de más personas de las cuales tampoco quiero olvidarme. Este año quiero también hacer una mención expresa a nuestro compañero, Justo Vasco, recientemente fallecido, cuya presencia todavía se deja sentir en la Semana entre todos los que tuvimos el placer y el privilegio de conocerle.
En breve llegaran más viejos conocidos, habituales de la Semana, como el infatigable dibujante Enrique Vegas (que estoy seguro de nuevo tendrá un éxito envidiable con sus sesiones de firmas y dibujos) y el Gran Escritor, con letras mayúsculas, León Arsenal, autor de las recientes y excelentes novelas "El espejo de Salomón" y "La boca del Nilo" (¿que no las han leido todavía? ¿Y a que esperan?).
En el apartado de nuevos conocidos, ayer tuve la ocasión de pasar varias horas en compañía del escritor búlgaro de CF Khristo Poshtakov, un nombre relativamente desconocido aun en nuestro país donde sólo se han publicado dos de su, por otra parte, excelentes trabajos: la novela "Industría, luz y magia" (en Bibliopolis Fantástica) y su antología de relatos "La Transformación" (en Neverland Ediciones). Un hombre cordial y fascinante, tanto en su faceta de escritor como persona. Sus historias, impregnadas de un fino sentido del humor, se caracterizan por introducir lo fantástico en ambientes cotidianos de una forma natural, al tiempo que subvierte los tópicos habituales del género y les da un nuevo enfoque, más humano y divertido. Si ya se sienten tentados de leerlo, les aconsejo que le den una oportunidad y seguro que coincidiran conmigo en que merece la pena. Puestos a mojarme, mi historia favorita de Poshtakov es "La transformación", el relato que da nombre a la antología del mismo título, y que ha sido traducida al castellano precisamente por el antedicho Arsenal.
Y eso es todo de momento. Hoy por la tarde, segunda jornada maratoniana que empieza a las 6 con una presentación de
Poshtakov a cargo de Germán Menéndez, seguida a las 7 del documental "Cuatro miradas privadas" del conspicuo Germán (si, el mismo de hace un par de lineas), una tertulia policiaco-literaria a cargo del escritor del género Alejandro Gallo, la presentación de Primalitera y Literaturas.com, una charla sobre el género Gótico y por último, pero no menos importante, la primera entrega del ciclo de cine Yakuza coordinado por el experto Iñaki Huidobro, "Battles without human and humanity 1", que contará para la ocasión con la compañía del crítico de cine Jesús Palacios. ¿Y se lo van a perder?

martes, julio 04, 2006

XIX Semana Negra 1

Parece mentira que rapido pasa un año... Y es que este blog nació a la sombra de la anterior edición de la SN y aquí estamos de nuevo, un año más viejos aunque no necesariamente más sabios. En principio, hay pocos cambios y novedades con respecto al año pasado. El intrépido colectivo de los hermanos Expo, liderados por el aguerrido Rafa Gonzalez, y reforzados por la inestimable y valiosa colaboración de Mr. GMF volvemos a hacernos cargo de una de las carpas de Expocomic (la de Germán Horacio no, la otra) y del Espacio A Quemarropa, también conocido vulgarmente como la Carpija de Parma. Ahora bien, pese a las lenguas maledicientes, nuestro estilo IKEA ha creado escuela, no hay más que fijarse en la moqueta roja que recubre la tarima de nuestra hermana mayor, la Carpa de Encuentros. ¿Coincidencia, Scully? Creo que no.
No obstante, aunque todo siga basicamente igual si hay algunas diferencias. En el caso de la carpa de Expocomic contamos de nuevo con la supervisión de Norman Fernandez, gran experto en la materia, que el año pasado estuvo ausente por motivos administrativos (oposiciones, vamos). Pero los mayores cambios afectan a la Carpija... estoooo, el Espacio A Quemarropa. IKEA se mantiene como sponsor, pero este año han decidido involucrarse mucho más en todo lo que tiene que ver con la decoración y amueblado de la carpa, con lo que esa sensación de estar en la "República independiente de tu casa" este año va a ser mucho más acertada. Por otra parte, se suprime el zumódromo y, por tanto, la presencia de las zumeras (ahí nos duele) para ser substituida por una barra o mueble bar (sin camareras, ahí también nos duele) donde se celebraran algunas charlas o presentaciones.
Hablando de presentaciones, me consta que hay gente que ya le ha echado un vistazo al programa oficial de la Semana (si, ese que se actualiza cada dos horas, minuto más, minuto menos) ya sea a través de la página web del evento (www.semananegra.org) o de la Asturcon (www.asturcon.org); de todas formas intentaré, en la medida de lo posible, ir colgando aquí por adelantado el programa del Espacio AQ día a día para comentar a posteriori el resultado de las actividades. Este año estamos de presentaciones, charlas y firmas hasta arriba, la mayor parte de ellas bajo la batuta de los habituales Angel de la Calle, Jorge Ivan Argiz, GMF y JMEI. Habrá sorpresas, libros, comic, cine y muchas cosas más, pero se las iré desvelando poco a poco. Hasta mañana.